Busca:   en:
Inicio > Revista >

Clasificación de la Deficiencia Mental.

Las distintas clasificaciones existentes en el terreno escolar, se apoyan única y exclusivamente en el grado o nivel de inteligencia, definido por el cociente intelectual (CI) obtenido mediante una batería de pruebas de inteligencia. Si bien lo importante no radica en la categorización del usuario/a deficiente mental, sino en las potencialidades que presenta la persona dentro de su grupo.
La OMS propone la siguiente clasificación en la CIE-10 .
 
Grupo       C. I.

- Leve      50-69.


- Moderado       35-49.

- Grave      20-34.

- Profundo       < 20.
 
Las características clínicas y evolutivas que corresponden a los distintos grados de la Deficiencia Mental son las siguientes:
DEFICIENCIA MENTAL LEVE.
- Capaces de mantener una conversación sencilla.
- Alcanzan la independencia para el cuidado personal (comer, higienizarse, vestirse, control de esfínteres, etc).
- Desarrollan habilidades sociales y de comunicación desde edades tempranas. (Importante la intervención temprana por parte de un equipo multidisciplinario).
- Suelen presentar dificultades de aprendizaje generalizado. 

DEFICIENCIA MENTAL MODERADA

- Lentitud en el desarrollo de la comprensión y uso del área del lenguaje.
- Capacidad de cuidado personal y funciones motrices en desventaja.
- Logran un desarrollo de la capacidad social, para relacionarse con personas próximas de su entorno y participar en consignas sociales simples. 

DEFICIENCIA MENTAL GRAVE.

- Inicialmente en la etapa pre-escolar, se observa un desarrollo psicomotor muy limitado.
- Articulación defectuosa.
- Suelen reconocer algunos signos y símbolos.
- Pueden adquirir alguna destreza necesaria para la vida diaria, pero resulta difícil generalizarlo.
- Suelen tener alguna patología asociada, que implique una atención especializada. 

DEFICIENCIA MENTAL PROFUNDA.

- La mayoría de los usuarios/as tienen movilidad restringida o inexistente.
- Generalmente no controlan esfínteres.
- Pueden en muy pocos casos, presentar una comunicación no verbal muy rudimentaria.
- Requieren supervisión y ayuda constantemente, ya que suelen presentar patologías asociadas.

 

Referencias

Ajuriaguerra, J. Manual de Psiquiatría infantil. Ed. Toray-Masson. Barcelona, España, 1980.
Zazzó, R. Los débiles mentales. Ed. Fontanella. Barcelona, España. 1973
Fundació Privada pro persones amb disminució psiquica Catalònia. Retardo Mental. Generalitat de Catalunya, 1993.
Cerdá Marín, M.C. Niños con necesidades educativas especiales. Ed. Promolibro. Valencia, España. 1990.
CIE-10. Trastornos Mentales y del Comportamiento. OMS. Ed. Meditor. Madrid. 1992.
Monfort, M y Juárez, A. Modelos de intervención en logopedia. Rev. Logopedia, Fonoaudiología y Audiología.vol.X, n 4., 1990.
Rondal, J. Especificidad sindrómica del lenguaje en el retraso mental. Rev. Logopedia, Fonoaudiología y Audiología.vol.XV, n 3., 1995.
Clotet i Serra, N. y Virgili i Miró, M. La intervención logopédica en niños y niñas con plurideficiencia: una experiencia de trabajo multidisciplinar. Rev. Logopedia, Fonoaudiología y Audiología.vol.XV, n 4., 1995.
Gil, M y Conesa Pérez, M. Uso de sistemas alternativos de comunicación en deficiencia mental. Una aplicación práctica. Rev. Logopedia, Fonoaudiología y Audiología.vol.XI, n 1, 1991.
http://www.intersep.org/manual/a10n9.htm
http://webs.satlink.com/usuarios/d/diegogc/rm.htm

Entregas antes de NAVIDAD
por correos o mensajería

Consulta las fechas límite

Catálogo de juguetes
en PDF o por la WEB

OTROS TEMAS

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Google+

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

Regístrate para recibir nuestro boletín quincenal con novedades, actualizaciones y más...


RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2014 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada