Busca:   en:
Inicio > Revista >

Somatodispraxia.

La somatodispraxia es un tipo de dispraxia que Ayres denominó así para resaltar la base somatosensorial de este déficit. La dificultad que tiene el niño para planear y ejecutar ese plan seria debido a un problema de discriminación sensorial del input táctil-propioceptivo
Gloria Chumbita | 1/10/2004

“Nosotros observamos praxis cuando observamos la habilidad del Individuo para interactuar con su ambiente físico.....” (Cermak. 1991)

Ayres definió la praxis como:

“...la habilidad del cerebro para concebir, organizar y llevar a cabo una secuencia de acciones desconocidas...” (1979,p. 183) y más adelante diría que implica:

“.... planear y ejecutar movimiento coordinado en tres pasos secuenciales: Ideación o conceptualización de una acción, planeamiento o elección de una estrategia de acción y la ejecución motora de la acción” (1985).
De la definición se desprende que la planificación motora ocurre frente a actividades nuevas o diferentes en su forma de realización y por otra parte que cuando observamos una acción motora, inferimos dos acciones subyacentes previas que el individuo ha tenido que sortear: la idea de “que hacer” y el plan de “como” lo implemento. De mediar adecuadamente estos pasos, el individuo podrá organizar, planificar y ejecutar destrezas y habilidades de un modo eficiente; lo que impacta indudablemente en el desempeño de las actividades cotidianas. Así mientras la definición de praxis aparenta ser sencilla, el proceso en si es complejo y es mucho mas que “coordinación motora” e incluye tanto procesamiento sensorial como cognitivo. Podríamos decir que tiene diversos componentes:

·Imitación: Puede ser observado a edades muy tempranas, y numerosos juegos de los bebes con los padres son a base de imitación.

·Ideación: Aparece en el desarrollo cuando el niño puede basar sus interacciones con el ambiente no solo en la imitación sino en generar ideas.

·Construcción: permite Juntar y organizar objetos de modo diferente y novedoso; y es lo que nos permite organizar un cajón, una mochila, una valija, etc. El aspecto espacial en este aspecto, juega un rol fundamental.

·Feed-Back: Nos permite saber como se siente una acción y refinar esa acción motora a partir de la propiocepción.

·Feed-Forward: Nos permite adelantarnos al siguiente paso, tomando las señales perceptivas que al ambiente nos brinda. Tanto el Feedback como el feedforward trabajan en conjunto cuando debemos auto corregir un error rápidamente.

·Graduación: Nos posibilita variar la intensidad, velocidad y metria del movimiento.

·Timing y secuencia: Gracias a este aspecto podemos ejecutar movimientos en tiempo y orden correcto.

La somatodispraxia es un tipo de dispraxia que Ayres denominó así para resaltar la base somatosensorial de este déficit. La dificultad que tiene el niño para planear y ejecutar ese plan seria debido a un problema de discriminación sensorial del input táctil-propioceptivo, así lo demostraron los estudios de factor de análisis que Ayres llevo a cabo en 1972 y en 1989, y confirmados por los estudios de Mulligan en 1998, que demostraron la relación de bajo score en los test de planeamiento motor y de discriminación táctil. El avance de los estudios de las Neurociencias también reflejan que existe relación en este sentido , ya que el área premotora y motora de la corteza cerebral recibe información de la corteza somatosensorial (Kandel, Schwartz & Jessell, 1995).

La dificultad para discriminar estas sensaciones impactan en el esquema corporal, que es el actor de la praxis, por lo cual los niños con somatodipraxia lucen como “torpes”, “cansados” o “con baja energía”. Llegan a una consulta de T.O. por estas dificultades y porque son lentos para aprender las actividades de la vida diaria, o porque tienen dificultades en la motricidad gruesa y ejecución de actividades deportivas, o por problemas en la escritura.

Sus dificultades tanto en la ideación como en la formulación del plan de acción, les demanda mayor tiempo y energía al aprender nuevas actividades y el déficit del feedforward como del feedback les lleva a cometer numerosos errores al ejecutar una acción, con escasas posibilidades de organización o reorganización de sus movimientos. Muchas veces los niños no pueden generalizar el aprendizaje de esa tarea a otra y repiten estrategias aprendidas que no se adecuan a las nuevas situaciones ambientales, luciendo como chicos sin ideas de que hacer con su cuerpo o transformándose en los “copiones” del grupo que frente a la dificultad de poder generar ideas propias, copian lo que los demás hacen.
A nivel de su conducta se observa que tienen baja autoestima y poca tolerancia a la frustración, y generalmente prefieren “hablar” que “hacer” pudiendo interactuar en grupo como “manipuladores”
Hay otros indicadores que deberá tener en cuenta el T.O. al efectuar la evaluación, los cuales puede recabar a través de las observaciones clínicas u otras evaluaciones standardizadas como son: Flexión supina inadecuada, dificultad en el toque secuencial de dedos (Pulgar-dedos), déficit en coordinación motora bilateral (como Diadokocinesis, salto en dos pies, etc.), dificultad con actividades de praxis secuencial, praxis postural y praxis oral. Déficit en Grafestesia, Esterognosia, Morfognosia, localización del estimulo táctil, kinestesia (toque dedo-nariz).

Otras características a considerar son déficit en el equilibrio y en la estabilidad articular, como así también presencia de tono muscular bajo.

Los niños con somatodispraxia pueden ser abordados desde Integración sensorial, pero en diversas ocasiones pueden beneficiarse de otros enfoques terapéuticos como son: Procesos Cognitivos, o aproximación multimodal y polisensorial o estrategias de memoria y aprendizaje o la teoría de acción de sistemas, provenientes de la Teoría de Control Motor.

Muchas veces el T.O. puede comenzar el tratamiento con Integración sensorial y luego de avanzado el tratamiento virar hacia estos enfoques, o si tiene formación en los mismos combinar estas terapias.

Desde la perspectiva de Integración sensorial, el T.O. debe tener en cuenta algunos ítems en la intervención:

·Actividades graduadas desde movimientos simples a secuencias de movimientos complejas

·Actividades graduadas que requieran la acción de todo el cuerpo hacia la acción de partes del cuerpo con inhibición de otras

·Actividades que involucren mayor feedback que feedforward

·Actividades que ofrezcan información multimodal sobre todo táctil, propioceptiva y vestibular

·Actividades contra resistencia, de empuje o arrastre

·Actividades novedosas o cuyos pasos sean diferentes

·Incluir información o pistas verbales pero sin hablar demasiado

 

Referencias

Colby Trott, M. Laurel, M. K. Windeck, S.L. SenseAbilities. Understanding sensory integration. Therapy Skill Builders. (1993).
Fisher, A.G. Murray, E.A. Bundy, A.C. Sensory Integration. Theory and Practice. F.A. Davis Company. (1991)
Smith Roley, S. Blanche,E.I. Schaaf, R.C. Understanding the Nature of Sensory Integration with Diverse Populations. Therapy Skill Builders. (2001)
puntes de Curso de Post-Grado “Introducción a la Integración sensorial” Nico, M.R. OTR-BCP. Octubre de 1999
Apuntes de Curso Avanzado de Integración sensorial . Nico, M.R, OTR-BCP. Salzman, J., BOT/R Agosto de 2003

Encuesta

¿Qué procesos consideras que deben fallar en la lectura para que se vean entorpecidos?
Proceso perceptivo
Procesamiento léxico
Procesamiento sintáctico
Procesamiento semántico.
Sólo con que uno de ellos falle.
Ver resultados

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Google+

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

Regístrate para recibir nuestro boletín quincenal con novedades, actualizaciones y más...


RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2014 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada