Busca:   en:
Inicio > Revista >

Tipos de ruido y valores permitidos en sociedad. (Parte III)

En este artículo nos explica los distintos tipos de ruidos, su clasificación y principales características. Los desequilibrios o impactos repetidos causan vibraciones que, transmitidas a través de las superficies al aire, pueden ser oídos como tonos.

Ramiro Campos | 15/07/2012
Ruido Impulsivo
 
El ruido de impactos o explosiones, por ejemplo de un martinete, troqueladora o pistola, es llamado ruido impulsivo.
 Es breve y abrupto, y su efecto sorprendente causa mayor molestia que la esperada a partir de una simple medida del nivel de presión sonora.
 Para cuantificar el impulso del ruido, se puede utilizar la diferencia entre un parámetro con respuesta rápida y uno de respuesta lenta (como se ve en la base del gráfico).
 También deberá documentarse la tasa de repetición de los impulsos (número de impulsos por segundo, minuto, hora o día).
 
 
Tonos en el Ruido
 
Los tonos molestos pueden verse generados de dos maneras: Frecuentemente las máquinas con partes rotativas tales como motores, cajas de cambios, ventiladores y bombas, crean tonos.
 Los desequilibrios o impactos repetidos causan vibraciones que, transmitidas a través de las superficies al aire, pueden ser oídos como tonos.
 También pueden generar tonos los flujos pulsantes de líquidos o gases que se producen por causa de procesos de combustión o restricciones de flujo.
 Los tonos pueden ser identificados subjetivamente, escuchándolos, u objetivamente mediante análisis de frecuencias.
 La audibilidad se calcula entonces comparando el nivel del tono con el nivel de los componentes espectrales circundantes.
 
 
Ruido de Baja Frecuencia
 
El ruido de baja frecuencia tiene una energía acústica significante en el margen de frecuencias de 8 a 100 Hz.
 Este tipo de ruido es típico en grandes motores diesel de trenes, barcos y plantas de energía y, puesto que este ruido es difícil de amortiguar y se extiende fácilmente en todas direcciones, puede ser oído a muchos kilómetros.
 El ruido de baja frecuencia es más molesto que lo que se cabría esperar con una medida del nivel de presión sonora ponderado A.
 La diferencia entre el nivel sonoro ponderado A y el ponderado C puede indicar la existencia o no de un problema de ruido de baja frecuencia.
 Para calcular la audibilidad de componentes de baja frecuencia en el ruido, se mide el espectro y se compara con el umbral auditivo.
 Los infrasonidos tienen un espectro con componentes significantes por debajo de 20 Hz.
 Lo percibimos no como un sonido sino más bien como una presión.
 La evaluación de los infrasonidos es aún experimental y en la actualidad no está reflejado en las normas internacionales.

 

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Google+

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

Regístrate para recibir nuestro boletín quincenal con novedades, actualizaciones y más...


RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2014 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada