Busca:   en:
Inicio > Actualidad

Uno de cada tres casos de fracaso escolar es por problemas visuales.

El 33% de los casos de fracaso escolar que se producen en España está relacionado con problemas visuales de los escolares. Esta cifra prácticamente coincide con el 31% de media del abandono educativo temprano en España, según datos del Ministerio de Educación recogidos en el informe “Datos y cifras. Curso Escolar 2009-2010”.

Los ópticos y optometristas coinciden en señalar que este índice de fracaso escolar puede reducirse si se fomenta una mayor atención por la salud visual. Resulta significativo que sólo el 27,2% de las revisiones que se realizan en España, según un estudio de Visión y Vida, corresponden a menores de entre 5 y 10 años. Los reconocimientos, por tanto, se inician muy tarde, en edades donde el esfuerzo visual requerido para un buen rendimiento escolar es importante. "Un diagnóstico precoz es fundamental para atajar alteraciones como el ojo vago que tienen fácil solución en los primeros años de vida. Por este motivo, solemos aconsejar a los padres que la primera revisión se realice antes de cumplir el primer año de vida", añade Marisol García Rubio, directora del Centro de Optometría Internacional.

Aunque una baja agudeza visual suele ser uno de los factores más vinculados al fracaso escolar, no es el único aspecto en el que se centran los ópticos y optometristas en sus revisiones. "Por buena visión entendemos no sólo buena agudeza visual, sino que además hay que analizar la amplitud y flexibilidad acomodativa del ojo, su buena capacidad de enfoque, unas correctas vergencias (convergencia y divergencia), su motricidad, su estereópsis y la capacidad de percepción. Si alguno de estos procesos no se realizará correctamente estaríamos hablando de disfunciones visuales", afirma Xavier Vivas, presidente del Instituto Federópticos.

Las recomendaciones sobre prevención visual no sólo proceden de ópticos y optometristas. Otros profesionales que trabajan con niños y que se enfrentan al problema del fracaso escolar, también son conscientes de la importancia de un diagnóstico visual precoz. "Aunque el fracaso escolar se considera a partir de la Educación Secundaria Obligatoria, proviene de un fracaso previo en Educación Primaria y en Educación Infantil. Retrasos en el desarrollo motor y sensoperceptivo, que dificultan el aprendizaje de la lectoescritura y de las matemáticas, son predictores casi seguros del fracaso escolar", explica María García, psicopedagoga de la Unidad de Neurología Infanto-Juvenil de la Clínica Universidad de Navarra en Madrid.

Las disfunciones habituales tienen solución

En el rendimiento escolar de un alumno, una buena visión es un factor determinante. Así, entre las principales disfunciones visuales que pueden derivarse en fracaso escolar figuran: las refractivas, las acomodativas y las que afectan a la motricidad ocular. "Todas ellas pueden solucionarse, bien utilizando elementos de corrección visual, bien entrenando el ojo", explica Xavier Vivas.

Refractivas: además del astigmatismo, la miopía y la hipermetropía, también figura la ambliopía, u ojo vago, que afecta a los órganos de la visión que no presentan una buena agudeza visual (AV). Según el estudio realizado por Visión y Vida, el 17,8% de la población infantil y adolescente tiene una AV nferior o igual a 0,6, lo que se traduce en problemas para ver la pizarra con claridad.

Acomodativas: para garantizar un buen aprendizaje, nuestros ojos deben realizar correctamente el movimiento de convergencia y divergencia, es decir, una buena acomodación, o poder de enfoque del ojo para ver nítidamente a cualquier distancia. "El niño ve bien la pizarra, pero al pasar al cuaderno le cuesta enfocar o viceversa. Para acomodarse, el niño parpadea reduciéndose a largo plazo su rendimiento escolar", explica el presidente del Instituto Federópticos.

Motricidad ocular: los ojos deben tener un tono muscular adecuado para moverlos correctamente al leer. Durante la lectura, realizan pequeños movimientos, denominados sacádicos, que nos permiten pasar de una palabra a otra o cambiar de renglón. Si los ojos no realizan estos movimientos de forma rápida y precisa, se reducirá la eficacia en la lectura y el estudio.

Distribución del fracaso escolar por autonomías

Según datos del Informe PISA (Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes, en sus siglas en inglés) del año 2006, España fue el país en el que más descendió el nivel de lectura de entre los 62 analizados. Los alumnos españoles alcanzaron una puntación media de 461 puntos, lo que supone 15 puntos más que la media de todos los países, pero 24 puntos menos que la media de la OCDE. Este descenso en la comprensión lectora es una de las principales causas del fracaso escolar y los problemas de visión son uno de los factores que influyen en el aprendizaje de la lectoescritura y las matemáticas, dos de los aspectos que analiza el informe PISA.

Para el curso 2009/2010, las previsiones que maneja el Ministerio de Educación sobre abandono educativo temprano sitúan a España en una media del 31% , cuatro puntos por debajo de la media europea. Por comunidades autónomas, Ceuta y Melilla, con un índice de abandono educativo temprano del 54,8% , Baleares (44,2% ), Murcia (38,4% ), Andalucía (38% ) y Canarias (36,9% ) se sitúan en los primeros lugares, mientras que en el extremo opuesto se encuentran País Vasco (15,3% ), Navarra (16,8% ), Asturias (21,6% ) y Galicia (22,1% ).

http://www.cope.es
7/05/2010

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Google+

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

Regístrate para recibir nuestro boletín quincenal con novedades, actualizaciones y más...


RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2014 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada