Busca:   en:
Inicio > Revista >

Papel del orientador en las aulas concebidas como comunidades de aprendizaje. (Parte I)

El desarrollo de la orientación pasa por el desarrollo de las personas: los Centros Educativos se deben de plantear como necesidad favorecer y desarrollar las relaciones de igualdad basadas en el respeto a los derechos humanos y a las responsabilidades que esos derechos conllevan en las relaciones.
Papel del orientador en las aulas concebidas como comunidades de aprendizaje.

INTRODUCCIÓN

La nueva dimensión de la orientación, así, debe abarcar a toda la Comunidad educativa, es decir, a la totalidad de los alumnos, de los profesores y a las familias, así como a todo el entorno comunitario inmediato con la intención de dotar a la orientación de una auténtica dimensión funcional y un verdadero carácter de orientación para la vida.

Se señala como prioridad facilitar orientación y asesoramiento en fases tempranas para prevenir las incorporaciones al desempleo y en particular al desempleo de larga duración.

Si realmente queremos una educación de calidad hay que tener en cuenta medidas de carácter preventivo e implementar refuerzos educativos necesarios en el momento en que se detecta cualquier dificultad. Aquí es donde juegan un papel crucial todos los agentes educativos que colaboran en el proceso de enseñanza aprendizaje: previniendo problemas y dificultades de desarrollo y aprendizaje en el alumnado a la vez que todos nos formamos, crecemos y aprendemos. En esta comunidad es donde el orientador/a juega un papel no menos importante: el de formar, orientar, asesorar a los agentes en proyectos directamente relacionados con educación de los niños y niñas, así como en la detección, diagnóstico e intervención en problemas y dificultades tanto del alumnado como de cualquier otro miembro de dicha comunidad. Es imprescindible, por tanto, una sólida red de Servicios de Orientación tanto en Educación Infantil y Primaria.

Desde la Confederación de Organizaciones de Psicopedagogía y orientación de España ( COPOE) se percibe cada vez con más nitidez la necesidad de potenciar los servicios de prevención y asesoramiento como una de las fórmulas que más coadyuvan a la calidad del sistema educativo.

Por tanto, nadie discute la importancia de profesionales que incidan directamente asesorando al profesorado, a los alumnos y a sus familias, detectando las dificultades educativas de los alumnos, colaborando en la formación del profesorado y contribuyendo a coordinar las intervenciones de otros servicios educativos, sanitarios y sociales.


DESARROLLO DE LA ORIENTACIÓN

· El desarrollo de las personas

El desarrollo de la orientación pasa por el desarrollo de las personas: los Centros Educativos se deben de plantear como necesidad favorecer y desarrollar las relaciones de igualdad basadas en el respeto a los derechos humanos y a las responsabilidades que esos derechos conllevan en las relaciones.

Para ello es un deber evaluar el entorno físico, psicoafectivo, cognitivo, político, económico, social, cultural actual y futuro de los seres humanos de la comunidad escolar.

-Construcción de los saberes

El entorno actual se ve sometido a permanentes y profundos cambios, entre otros factores, debido al incremento acelerado del conocimiento y de la tecnología, que construyen realidades más complejas. Este escenario no se puede enfrentar con actitudes y roles sólo técnicos; se hace urgente orientar la Consejería Educacional y Vocacional hacia una vía científica, con alto rigor metodológico, que visualice la orientación en el proceso educativo como una instancia de aprendizaje, de construcción de saberes centrados en la praxis y en las auténticas problematizaciones percibidas por los agentes activos de la acción pedagógica; generando conciencias críticas, autoreflexivas, centradas en la acción cotidiana, sólo así, podremos poner la Orientación Educacional al servicio del cambio y de la innovación de las estructuras.
-Dimensión afectiva de la Comunidad Educativa

Los orientadores educacionales deben tener una posición rigurosa en lo epistemológico, pero centrada y orientada por la ética. Una ética universal que condene el cinismo, la explotación de las relaciones de poder del ser humano, que condene el falsear la verdad, golpear al débil e indefenso. Los orientadores deben vivir en la práctica cotidiana, testimoniar con energía a los profesores, alumnos y familia en sus relaciones con ellos. La preparación científica de los orientadores debe coincidir con su rectitud ética.

No puede haber orientación, sino es a partir de las necesidades y actividades de los profesores, alumnos y familias.

Catalogo de juguetesCatálogo
de
Juguetes

consúltalo en

PDF o por la WEB

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Google+

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

Regístrate para recibir nuestro boletín quincenal con novedades, actualizaciones y más...


RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2014 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada