Master universitario de dificultades del aprendizaje y trastornos del lenguaje - UOC
Busca:   en:
Inicio > Revista >

Perfil profesional del logopeda: ayer, hoy y mañana.

La Logopedia, es una disciplina científica del área de la salud que se encarga de estudiar la comunicación humana y sus desórdenes a nivel de lenguaje, habla-voz y audición, realizando actividades de promoción, prevención, evaluación, diagnóstico e intervención del proceso comunicativo tanto en niños, adultos y ancianos.
Marita Broquetas | 1/09/2003
Introducción


Podría comenzar refiriéndome a qué hablamos cuando decimos “Perfil” y si recurrimos al diccionario sostendremos que significa lado o costado referido a alguna cosa. y si a esto le sumáramos Profesional, comprenderíamos que ese lado o arista se refiere a una disciplina o profesión u oficio respectivo. Es por ello que hoy nos toca y nos mira de frente , y hablo de él porque me gustaría señalar algo acerca de esta tópica: Perfil Profesional del Logopeda.

La Logopedia, es una disciplina científica del área de la salud que se encarga de estudiar La comunicación humana y sus desórdenes a nivel de lenguaje, habla-voz y audición, realizando actividades de promoción, prevención, evaluación, diagnóstico e intervención del proceso comunicativo tanto en niños, adultos y ancianos.

A partir de dicha definición y en consecuencia, el logopeda es un profesional con conocimientos que lo habilitan para desempeñarse en el diagnóstico y la prevención de las deficiencias de la comunicación en las áreas de la voz, la audición y el lenguaje.

Por qué creen ustedes que este tema tenga alguna utilidad? Pues bien, yo creo que resulta de gran interés su discusión, ya que justamente en estos momentos es cuando debemos tener claridad, firmeza y entusiasmo para forjarnos nuestro perfil profesional, el del logopeda.


Contenido

Frente a la multipluralidad del origen que poseemos, todos los que hoy nos hacemos presente nos da una particularidad, que es la de venir de diferentes orígenes, ya sea de índole educativa o sanitaria tales como el de los maestros especializados en la diplomatura de la logopedia, o aquellos especializados en audición y lenguaje y demás. A todo esto no podemos ni debemos soslayar la gran oleada inmigratoria profesional que procede debido a los tiempos que corren y con todo el devenir social, económico, político que nos llega principalmente del cono iberoamericano. Justamente quien les habla procede de allí.

Es debido a esto y por esto que debemos circunscribir nuestro perfil e idearlo lo mejor posible. He escuchado por los pasillos, como bien se dice, “por qué la opinión de un logopeda no posee la validez de otro profesional tal como un médico o sin llegar tan lejos a nuestro compañero de tantas interconsultas el señor odontólogo?

Considero y afirmo categóricamente que esto no se debe a una falta de conocimientos o a una carencia de compromiso frente a la gran tarea que asumimos , sino creo yo que es exclusivamente a la labor de todos en la que podemos y debemos aunar nuestras fuerzas en pos de forjar y establecer nuestro lugar en lo que se refiere a nuestra inserción en todos nuestros ámbitos de actuación profesional con su correspondiente campo de acción. A los que seguidamente haré una breve referencia:

a. Prevención, recuperación y rehabilitación de los trastornos de la comunicación humana conectadas a las áreas de voz, habla, lenguaje, dificultades en el aprendizaje sistemático relacionado con las alteraciones del lenguaje y la audición.

b. Detección y diagnóstico logopédico.

c. Reeducación de Patologías vocales, previo diagnóstico y control médico periódico.

d. Asesoramiento a docentes sobre trastornos de voz, habla, audición y lenguaje.

e. Rehabilitación de problemas articulatorios en cuadros específicos y relacionados a trastornos neurológicos.

f. Prevención en deficiencias anátomo-funcionales que generan discapacidades en la comunicación.

g. Cooperar mancomunadamente con otras disciplinas en dificultades respiratorias por vicios o malos hábitos tales como la respiración bucal, deglución atípica, corregir posición bucal y automatización de praxias linguales y labiales.

Es por esto que debemos hacer confluir todos nuestros conocimientos adquiridos, habilidades y destrezas en elaborar nuestro perfil, circunscribiendo todo nuestro actuar, no solamente contemplando nuestra actividad considerándose dentro del ejercicio profesional de la Logopedia en cuanto a la detección y diagnóstico, la prevención, la recuperación y rehabilitación de los trastornos de la comunicación humana en relación con las áreas de: voz, habla, lenguaje y aprendizaje pedagógico relacionado con las alteraciones del lenguaje y la audición. Sino también poder elaborar y saber a conciencia en qué ámbitos podemos incluirnos, y conocer así de esta manera nuestros derechos y deberes como profesionales dentro de un Código de ética y disciplina justo como también el sentirnos respaldados a través de Reglamentaciones legales, además debemos poder contar inexorablemente con el Colegio de logopedas, como centro representativo nuestro por excelencia y poner bajo su control y responsabilidad la matrícula con su gobierno, actuando de esta manera tal como contralor de la misma. En consecuencia, se podrá establecer quienes pueden ejercer la profesión: estableciendo puntos de partida y puntos de llegada hacia aquellas personas que tengan en su poder titulación logopédica por excelencia y / o qué título afín poder incluir, a nivel nacional. Y que el Colegio a su vez, posea la facultad de valorar toda titulación procedente del extranjero, para su correspondiente inclusión. De esta manera se podrá ejercer el control sobre todo el accionar jurídico de nuestra profesión, para defendernos y ser justos a la hora de responder por nosotros.


Conclusiones

Lo que se pretende con esta exposición es poder tener una idea más clara acerca de nuestros derechos y obligaciones como profesionales que somos y empezar a delimitar nuestro accionar en cuanto a su sustento legal.

El profesional , así de esta manera se constituye en un agente de salud, cuya formación se delimita en un marco eminentemente humanístico puesto al servicio de la comunidad mediante una sólida formación intelectual y académica que le permita recuperar, con verdadero espíritu solidario y solvencia profesional, a aquellos que así lo demanden.

Por consiguiente nuestro accionar debe estar regulado exclusivamente por el Colegio, quien se constituye en representante máximo de sus colegiados, ya que cuenta con el poder suficiente, a través de reglamentaciones y disposiciones legales que permiten el ejercicio de su derecho. Pero no debemos olvidarnos que este poder es conferido por sus representados y son ellos mismos quienes deben velar por su correcto funcionamiento. Por esta causa, y una vez más se dice que somos nosotros los mayores responsables por forjarnos nuestro perfil y camino con más fuerza que nunca.

No me puedo despedir sin resaltar que sobre todo y más allá de todo nuestro desempeño no podemos ni debemos olvidarnos que trabajamos con personas y no con diagnósticos rotulados, es por ello que lo más importante de la clínica logopédica brega indispensablemente el poder establecer y enlazar una relación basada en un vínculo que respete y dignifique a la persona más allá de su patología y que tienda indispensablemente a su desenvolvimiento autónomo de su vida diaria. Es por ello que este respeto junto a estas actitudes éticas, críticas y creativas deben primar y transferirse a nuestros pares, con el fin de sentirnos verdaderos profesionales.

Abierto en agosto

Nuestra tienda permanecerá abierta durante todo el mes

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Google+

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

Regístrate para recibir nuestro boletín quincenal con novedades, actualizaciones y más...


RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2014 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada