Busca:   en:
Inicio > Revista >

¿Qué es la logopedia? ¿Por qué mi hijo/a necesita un logopeda? ¿mi hijo/a podrá hablar bien? No me escucha cuando le hablo. ¿Qué hago?...

¿Qué es la logopedia? ¿Por qué mi hijo/a necesita un logopeda? ¿mi hijo/a podrá hablar bien? No me escucha cuando le hablo. ¿Qué hago?...
Éstas son algunas de las primeras preguntas que surgen ante el desconcierto de un trastorno y/o retardo del lenguaje o del habla.
La logopedia tiene como finalidad: la prevención, el diagnóstico, el pronóstico, el tratamiento y la evaluación integral de los trastornos de la comunicación humana: ya sean éstos trastornos del habla o del lenguaje.

El área de actuación de la logopedia y el ejercicio de la profesión se desarrolla en varios entornos: el educativo, el lingüístico, el conductual, el clínico, etc.

La logopedia inicialmente estaba delimitada en el marco de los Centros Escolares de Educación Especial. Poco a poco, la logopedia, se va abriendo camino y haciendo extensible a las Escuelas Ordinarias.
Con motivo de la Ley de Integración Escolar de niños con necesidades especiales, (sordos e hipoacúsicos, síndrome de Down, Paralíticos Cerebrales, etc.) se abre una brecha importante, en donde se realiza un soporte de prevención, diagnóstico, estimulación, intervención y mantenimiento del área del lenguaje.

Actualmente, existen diferentes equipos que ofrecen tratamientos logopédicos a través de la Seguridad Social y también por intermedio de gabinetes privados.

La logopedia, frecuentemente, tiene a su disposición aportaciones sustanciales de numerosas teorías Lingüísticas, de la Psicología, de la Neurología, de la Pedagogía, de la Sociolingüística, etc. A modo de ejemplo, podemos citar varios autores, que le han dado forma y contenido a la Logopedia como disciplina, y sus teorías son la columna vertebral de nuestra profesión, entre ellos podemos nombrar a: La Teorías del aprendizaje (Skinner, Osgood, Dollard y Miller), Teoría Innatista (Chomsky), Teoría Biologista (Lenneberg), Teoría Sociolingüística (Halliday), Teoría Cognitivista (Piaget), Teorías de la Escuela Soviética (Vigotsky), Teoría Contextuales (Bruner) y Teoría Modulares (Rondal).

¿En qué situaciones sería conveniente hacer una consulta a un/una logopeda?

Siempre que los padres, el/la pediatra o profesor/a lo encuentren conveniente, ya que son los primeros observadores directos del niño/a.


Existen muchos indicadores y síntomas a tener en cuenta, entre ellos podemos nombrar:
- Que no se comprenda cuando habla el niño/a.
- Que con frecuencia el/la niño/a “se coma sonidos”, o que agregue otros sonidos.
- Que respire con la boca abierta.
- Que tenga dificultades para pronunciar algún sonido.
- Que se encuentre afónico con frecuencia.
- Que manifieste que no escucha bien.
- Que no discrimina ruidos de sonidos.
- Que no hable o hable muy poco.
- Que presente cambio muy drásticos en la voz.
- Que presenta alteraciones físicas, por ejemplo: Parálisis cerebral, espina bífida, etc.
- Que presenta alteraciones sensoriales.
- Que presenta retraso general en el desarrollo y el lenguaje.
- Que se descentra con facilidad ante cualquier situación de la vida diaria.
- Que no logra seguir consignas lingüísticas simples.
- Que presente dificultades a la hora de escribir o leer correctamente.

¿Cómo pueden ayudar los padres en nuestra intervención?

- Cultivando la comunicación con su hijo/a en un amplio sentido de la palabra.
- No utilizar disminutivos cuando hablan con el niño/a.
- Escuchar atentamente todas las aportaciones, tanto gestuales como verbales que el niño/a exprese.
- Potenciar y reforzar la riqueza de vocabulario del niño/a, ofreciéndoles variedad de ejemplos y diferentes contextos en donde incluir el inventario de palabras.
- Promover situaciones en los que el niño/a se comunique con más miembros de su familia y si es posible, con toda la gente que le circunda.
- No imitarlo cuando habla, ni tampoco deformar sus palabras.
- Hacer de las situaciones cotidianas (la comida, el baño, la vestimenta, etc) momentos de aprendizaje.
- No llevarlos a situaciones de stress ante la insistente repetición de fonemas.
- Estimular los progresos con efusividad. Aplaudir sus logros.

 

Referencias

Aimard, P. Morgon, A. Aproximación metodológica a los trastornos del lenguaje del niño. Ed. Masson. Barcelona, 1986. España.
Bosch, L. Identificación del proceso fonológico de simplificación en el habla infantil. Revista de logopedia y fonoaudiología. Volumen 3, nº1. 1983
Bustos, C. Manual de logopedia escolar. Ed. CEPE, Madrid, España. 1995.
Monfort M. Juárez Sánchez, A. Modelos de intervención en logopedia. Revista de Logopedia y Fonoaudiología, vol. X, nº4. 1990.

OTROS TEMAS

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Google+

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

Regístrate para recibir nuestro boletín quincenal con novedades, actualizaciones y más...


RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2014 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada