Busca:   en:
Inicio > Revista >

Dificultades en el Aprendizaje y el Retardo Mental. (Parte II)

La clasificación internacional de enfermedad define al Retardo Mental: Condición de tensión o desarrollo incompleto de la mente, caracterizado por el deterioro de las capacidades cognoscitivas, del lenguaje, motoras y sociales.
Introducción

Para poder realizar el diagnóstico diferencial en estas entidades tenemos que conocer las normas del aprendizaje del niño supuestamente normal, el niño normal presenta un funcionamiento general psíquico sin alteraciones en la esfera cognoscitiva; afectiva motivacional, senso-físico motora, lo que determina el éxito en el aprendizaje escolar. Esto no quiere decir que el niño no pueda presentar en su desarrollo general algunas funciones alteradas en algunas etapas de la vida.

Podemos definir como Diagnóstico diferencia: proceso que posibilita discriminar, discernir, diferenciar dos o más estados semejantes, explora las particularidades, indicadores que permitan esa diferenciación.

Las deficiencias de aprendizaje comprenden una categoría abiertas con variadas nomenclaturas, es por ello que tiene un carácter heterogéneo y se ve expresada al agrupar déficit de aprendizaje que pueda evidenciarse en el área cognoscitiva, afectiva - motivacional, neurodinamismo de los procesos nerviosos, se ve los trastornos en la comunicación y lenguaje, influyendo notablemente la familia, escuela y sociedad.

Existen variadas concepciones sobre el niño con dificultades en el aprendizaje:


Las perturbaciones en uno o más procesos de asimilación, afectándose el proceso de la información.


Se pueden encontrar afectaciones en la memoria a largo y corto plazo.


Tienen baja productividad en el pensamiento lógico y en la memoria lógica.


Lentitud para establecer relación entre distintos estímulos como elementos auxiliadores del proceso de memorización.


Situación frustrante provocando fracaso escolar.


Desajustes emocionales inestables hacia la actividad escolar.


Tienen tendencia al poco control de impulso.

La detección y la prevención de los niños con dificultades en el aprendizaje está en manos del maestro, ya que es el encargado de detectar las mismas, elaborando estrategias de intervención que respondan a las potencialidades y variabilidad de la individualidad de cada alumno.



Definición de Retardo Mental

La clasificación internacional de enfermedad define al Retardo Mental: Condición de tensión o desarrollo incompleto de la mente, caracterizado por el deterioro de las capacidades cognoscitivas, del lenguaje, motoras y sociales.

La clasificación norteamericana lo define como la capacidad intelectual general por debajo del promedio que se acompaña de un déficit o deterioro significativo de la capacidad adaptativa.

Retardo Mental: Funcionamiento general, subnormal de carácter irreversible, centrado en la capacidad intelectual, con alteraciones en la maduración.

Presenta una sintomatología muy variable y muy dependiente al grado de profundidad.

Aspectos característicos siempre presentes.

* Capacidad intelectual por debajo del promedio

* Sintomatología asociada (no siempre presente)

* No son capaces de procesar niveles de estimulación sensorial que exceda de determinada intensidad y adaptarse a ellos. Implica desorganización en la conducta.

* El cuadro clínico depende del grado de profundidad del trastorno y de la etapa de vida en que se encuentre la persona.

Clasificación del Retardo Mental

Retardo Mental Leve: Son educables los niños con este nivel pueden desarrollar habilidades sociales y de comunicación durante el período preescolar.

* Su avance es lento.

* Asimilan nociones y sencillos conceptos del mundo circundante.

* Pueden adquirir fácilmente habilidades sociales y profesionales que le permitan tener un grado de independencia.

* Necesitan de niveles de ayuda.

Retardo Mental Moderado: Este grupo se beneficia de los programas y curriculum educativos, pero con adecuaciones, pueden mantener una conservación y aprender habilidades de comunicación durante el período escolar.

* Pueden aprender habilidades sociales y laborales.

* Aprender a viajar de forma independiente por los lugares que le son familiares.

*En la adolescencia presentan dificultades para reconocer normas sociales e interfiere en las relaciones interpersonales.

* Como adultos: contribuye a su propio mantenimiento, realizando trabajos que no requieran de mucho esfuerzo mental bajo estrecha supervisión en talleres protegidos o en el trabajo común, necesitan orientación y supervisión en estado de stress, se adaptan bien a la vida comunitaria.

Retardo Mental Grave o Severo:

Etapa Preescolar: Desarrollo motor pobre, y el niño adquiere sencillas habilidades verbales para su comunicación.

Etapa escolar: Puede aprender elementales hábitos de conservación sencillos y recibir entrenamiento para adquirir los principales hábitos de higiene.

Pueden dominar algunas habilidades lectoras (mínimas), y entender la comprensión de algunas palabras.

En la vida adulta hacen algunas tareas sencillas bajo estrecha vigilancia, muchos se adaptan a la vida en comunidad y en familia a menos que tengan una dificultad asociada que requiera atención especial. El desarrollo de la inteligencia se queda en la etapa preconceptual.

Retraso Mental Profundo:

En los primeros años manifiesta una capacidad mínima para el funcionamiento sensoriomotriz. En su desarrollo la edad de retardo mental podemos plantear que el estudio y diagnóstico de esta entidad tiene que precisar en el grado de profundidad del déficit intelectual y en las posibilidades de compensación y corrección. Para estudiar la personalidad del retardado mental debemos considerar la diferenciación entre el defecto primario, considerado por Vigotski como las características secundarias y terciarias de su desarrollo, el conocimiento de las posibilidades de corrección y compensación, la reacción del niño ante las condiciones del medio circundante, las patologías que pueden agravar las dificultades del trastorno, así sus condiciones de vida y educación en la formación de la personalidad.

El retardado mental expresa las necesidades y motivos de manera muy peculiar, la toma de conciencia de sus necesidades aparece más tardíamente que en el niño normal, y que en el niño con dificultades en el aprendizaje.

Aparecen tardíamente las necesidades espirituales, le es difícil tener un control de las necesidades biológicas, las que le son difíciles inhibir, sus intereses aparecen por el entusiasmo de corta duración, se relacionan con las dificultades que presentan en la realización de las tareas que los lleva a perder el interés y abandonarla. La capacidad potencial de aprendizaje se obtiene con niveles de ayuda, reiteración constante y variada del contenido y una dosificación gradual de los mismos.

Podemos concluir

Niños normales: No llegan a existir síntomas o alteraciones.

Dificultades en el aprendizaje: Encontramos algunos síntomas y se afectan algunas funciones, no presentan carácter generalizador.

Las alteraciones no son profundas.

Retardo Mental: Encontramos síntomas y se afectan todas las funciones psíquicas, presentan carácter generalizador.

Para elaborar objetivamente el diagnóstico diferencial tenemos que precisar los indicadores que permiten compararlo con la norma y poder profundizar en cada una de las funciones psíquicas.

Indicadores:

1-Dificultades de aprendizaje: Presenta lentificación temporal en el ritmo de aprendizaje en su desarrollo.

* Retardo Mental: Existe un desarrollo tardío en el ritmo de aprendizaje.

* Normal: No presentan dificultades en el ritmo de aprendizaje
Agosto abierto

Nuestra tienda permanecerá abierta a su servicio.

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Google+

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

Regístrate para recibir nuestro boletín quincenal con novedades, actualizaciones y más...


RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2014 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada