Busca:   en:
Inicio > Revista >

Algunas pruebas para evaluar el lenguaje. (Parte I)

Bajo el término de afasia se engloban ciertas alteraciones del funcionamiento del lenguaje, que afecta a la producción o comprensión del habla y a la habilidad para leer o escribir. 

Ramiro Campos | 1/01/2010
1. Introducción
 
 
Bajo el término de afasia se engloban ciertas alteraciones del funcionamiento del lenguaje, que afecta a la producción o comprensión del habla y a la habilidad para leer o escribir. Pero puede afectar a algún aspecto concreto del lenguaje como la recuperación de nombres de objetos, colocar la palabra adecuada dentro de la frase o a la habilidad para leer. Según la localización de la lesión, se distinguen diferentes clases de afasia.
 
a. Afasia global, es la forma más severa y se caracteriza entre otras cosas porque la persona afectada solo puede producir unas pocas palabras reconocibles, existe una escasa o ninguna comprensión del lenguaje hablado y no puede leer ni escribir.
 
b. Afasia de conducción, se produce como consecuencia de lesiones que separan las áreas receptoras del mecanismo del lenguaje de las áreas motoras. Actualmente se habla de dos posibles localizaciones anatómicas: Por una parte, el giro supramarginal izquierdo afectando al fascículo arqueado (que es el que une las áreas de Broca y Wernicke), y por otra, el córtex auditivo e insular más sustancia blanca subyacente. También se baraja una tercera posibilidad que incluye una combinación de ambas localizaciones. En general, se caracteriza por un habla fluida y la denominación de objetos está preservada relativamente así como la compresión. Sin embargo, tienen alteradas la repetición, la lectura y la escritura. En la escritura al dictado presentan omisiones, inversiones y sustituciones de letras.
 
c. Afasia de Broca, también conocida como afasia no fluida, se puede presentar después de una lesión en el córtex frontal (izquierdo). Si el daño se limita al área de Broca la interrupción del habla puede ser transitoria, convirtiéndose en crónica o más severa si dicha lesión afecta al córtex circundante del lóbulo frontal y a estructuras tales como el tálamo o los ganglios basales. Este tipo de pacientes suele mostrar también una debilidad o parálisis de lado derecho del brazo y la pierna, por lo que el lóbulo frontal parece importante para el movimiento del cuerpo. Cuando es transitoria el problema de comunicación dura unas pocas horas o días y un gran porcentaje de los pacientes que muestran síntomas de afasia se recuperan completamente a los pocos días.   
El paciente con afasia muestra una alteración en la producción del habla y no suele decir más de unas pocas palabras. El habla que presenta es telegráfica ya que usualmente omiten las preposiciones, conjunciones y pronombres. Una lesión en el área de Broca también puede producir una interrupción del lenguaje gestual o de signos y de la escritura y su acceso al vocabulario es limitado. Sin embargo, pueden comprender y leer relativamente bien.
 
d. Afasia no fluida mixta, se caracteriza por dificultades del habla como en la afasia de Broca pero a diferencia de ésta, los pacientes tienen limitaciones en la compresión del lenguaje y su lectura o escritura se corresponde con un nivel elemental.
 
e. Afasia de Wernicke o afasia fluida, se produce por una lesión del córtex temporal y afecta principalmente a la comprensión del lenguaje hablado, mientras que una lesión del córtex parietal izquierdo produce una incapacidad para comprender el lenguaje escrito. Asimismo, una lesión en el córtex occipital, en la medida en que controla el procesamiento visual, puede causar alteraciones en el procesamiento del lenguaje escrito. En algunos estudios con PET (tomografía por emisión de positrones) se han observado activaciones del córtex occipital cuando se produce una lectura pasiva (leer para sí mismo) de las palabras, mientras que la lectura activa del nombre de un objeto o el uso del mismo produce una activación del córtex frontal, incluyendo el área de Broca. Estos pacientes no tienen excesivos problemas para producir un habla fluida pero la mayor parte del discurso carece de sentido y es confuso, siendo común la anomia y la inclusión de palabras irrelevantes (parafasia). Con frecuencia, la lectura y la escritura están dañadas. No presentan parálisis o debilidad de ninguna parte del cuerpo.
 
f. Afasia anomica o nominal, es una incapacidad persistente para encontrar la palabra adecuada tanto en el habla como en la escritura, principalmente los nombres y los verbos significativos. El habla de estos pacientes se caracteriza por circunloquios vagos y expresiones de frustración pero tienen una buena comprensión del habla y en la mayoría de los casos pueden leer adecuadamente.

 

Encuesta

¿Qué procesos consideras que deben fallar en la lectura para que se vean entorpecidos?
Proceso perceptivo
Procesamiento léxico
Procesamiento sintáctico
Procesamiento semántico.
Sólo con que uno de ellos falle.
Ver resultados

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Google+

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

Regístrate para recibir nuestro boletín quincenal con novedades, actualizaciones y más...


RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2014 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada