Busca:   en:
Inicio > Revista >

Áreas del proceso lingüísticos y sus componentes. (Parte I)

La articulación constituye la última etapa del desarrollo del lenguaje y se considera como la habilidad para emitir sonidos, fusionarlos y producir sílabas, palabras, frases y oraciones que expresan ideas. Así mismo, la articulación se relaciona con el adecuado funcionamiento de los órganos del aparato fonoarticulador.
Áreas del proceso lingüístico y sus componentes.

Es importante enumerar y describir tres grandes aspectos o áreas dentro del proceso de adquisición lingüística, como son el lenguaje receptivo, el lenguaje expresivo y el lenguaje articulado; así como algunos indicadores de cada uno de ellos que permiten conocer el grado de dominio que los (las) niños (as) tienen en esas áreas.

Lenguaje receptivo:

Permite comprender el lenguaje y adquirir el significado de las palabras, o sea lo que el niño almacena, y va formando la base para el desarrollo de la semántica en el lenguaje oral.

Son indicadores del lenguaje receptivo:

·Percepción y discriminación auditiva de palabras, frases y oraciones.
·Memoria auditiva.
·Ejecución de órdenes.
·Seguimiento de instrucciones.
·Entiende el significado del lenguaje que escucha y sus respuestas son adecuadas.

El niño (a) presenta dificultades en el lenguaje receptivo cuando se observa dificultad para entender el lenguaje hablado, pudiendo presentar alguna de las siguientes características:

·Pregunta constantemente ¿Ah? ¿Qué?
·No logra comprender el significado de oraciones largas.
·Le es difícil seguir instrucciones complejas y sencillas
·Por lo general imita o sigue conductas de comunicación que presentan sus compañeros de clase.

Lenguaje expresivo:

El lenguaje expresivo es el que le permite al niño expresarse por medio de gestos, señas o palabras.

El lenguaje expresivo verbal está determinado por los siguientes indicadores:

·Vocabulario adecuado y preciso.
·Combinación de palabras en frases y oraciones.
·Construcción gramatical de oraciones.
·Ordenamiento lógico y secuencial del mensaje.
·Evita la repetición innecesaria de fonemas, palabras y/o ideas.

Lenguaje articulado:

La articulación constituye la última etapa del desarrollo del lenguaje y se considera como la habilidad para emitir sonidos, fusionarlos y producir sílabas, palabras, frases y oraciones que expresan ideas. Así mismo, la articulación se relaciona con el adecuado funcionamiento de los órganos del aparato fonoarticulador.

Algunos indicadores del lenguaje articulado:

·Pronunciación correcta de los fonemas.
·Capacidad articulatoria para unir y enlazar fonemas para formar sílabas y palabras.
·Fusiona los fonemas en palabras, frases u oraciones que expresan ideas.


Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Google+

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

Regístrate para recibir nuestro boletín quincenal con novedades, actualizaciones y más...


RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2014 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada