Busca:   en:
Inicio > Actualidad

La labor de las madres con hijos discapacitados

Su parto fue normal. Las hijas de Angélica y Patricia nacieron sanas, las complicaciones vinieron después.

“Cuando estuvo internada le dio temperatura, le dieron convulsiones y a causa de eso quedó así”, comentó Patricia.

Ana Karen, de once años tiene parálisis cerebral.

“Es bien difícil, al principio era más, porque las ausencias eran casi a diario, eran todo el día cuando la niña estuvo hospitalizada”, dijo Angélica

Abril, tiene hipoacusia profunda, no escucha. En México, cerca de 236 mil niños de 0 a 14 años presentan algún tipo de discapacidad ya sea motriz, mental, visual, auditiva o de lenguaje.

Cada estadística es una historia distinta. Para ellas, tener un hijo con discapacidad es ver más allá de sus limitaciones y descubrir el potencial que tienen para desarrollarse.

Educar y guiar como mamá a niños en estas condiciones es una ardua labor en la que va de por medio el desarrollo personal y profesional de las mujeres.

“Hay muchos problemas que todavía se enfrentan en el ámbito laboral, sí además tú estás queriendo incorporarte cuando tienes que atender a una criatura en estas condiciones y tienes que llevarla al médico, tienes que llevarla a rehabilitación, pues es mucho más difícil. El tener los permisos, el tener la seguridad social que es otro factor bien importante”, expresó Margarita Durán González, subdirectora de Desarrollo Social del Inmujeres.

Renuncian a ellas mismas para ser madres de tiempo completo.

“Se descuida uno, no comes a tus horas, prefieres a tus hijos antes que nada, que ellos coman y uno al último. Yo sí decaí dos veces por lo mismo”, agregó Angélica.

El apoyo del resto de los miembros de la familia para atender al menor con discapacidad se convierte en un alivio para las mamás. Saber que no están solas en esta tarea les da mayor fortaleza para seguir adelante.

“De esto que llamamos la democratización de la vida familiar, de tal manera que todos y cada uno de los integrantes de la familia participen y en esa medida las mujeres tendrán más oportunidad para proyectarse profesionalmente, en el ámbito académico, en el deporte, en cualquier actividad en que se muevan”, indicó Durán.

Pero al final del día todo vale por una sonrisa.

Los desvelos, las malpasadas y los problemas se olvidan cuando sus hijos participan en la celebración de un día tan especial como el 10 de mayo.

“Un día especial, porque en el DIF festejaban el Día de la Madre y para mis pues era muy emocionante de ver a mi hija bailar para mi”, afirmó Patricia.

Este fue el mejor regalo para patricia y para todas aquellas mujeres que llevan las riendas de un hogar donde todos sus hijos son iguales a pesar de sus diferencias.

Once Tv
1/10/2007

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2023 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada