Busca:   en:
Inicio > Actualidad

El Hospital de Elche usa de forma experimental la música como tratamiento para morir mejor.

Unos acordes para hacer más llevadero el tránsito al otro mundo. Se trata de la musicoterapia, una innovadora técnica que ha comenzado a aplicarse en contados hospitales españoles, sobre todo en unidades de cuidados paliativos, en las que se atiende a enfermos terminales.

Este curioso tratamiento ha empezado a hacerse hueco en el hosco mundo de la medicina, al permitir la comunicación con los pacientes, incluso con aquellos que no pueden hablar o están en coma. En el Hospital General de Elche ya se ha celebrado una sesión experimental de musicoterapia y se va a estudiar la posibilidad de que la iniciativa pueda repetirse en el futuro.

La Unidad de Cuidados Intensivos fue el lugar elegido por el centro ilicitano para poner en marcha este método terapéutico. El resultado, según uno de los médicos de la UCI, Vicente Arráez, fue «impresionante, sorprendente».

El facultativo es el organizador principal de las jornadas sobre La muerte y el morir -www.lamuerteyelmorir.org-, que se han celebrado estos días con el objetivo de evitar que continúe siendo un tema tabú en la sociedad y para unir los aspectos científicos y humanos en estas sesiones, abiertas al público en general.

Precisamente una de las ponentes invitadas fue la psicóloga Mireia Serra, que trabaja en el Hospital La Paz de Madrid como musicoterapeuta. En su intervención sobre La música como herramienta para el bien morir, se refirió a cómo usar este tipo de tratamiento en beneficio de un paciente en un momento en que la salud es frágil.

Un lenguaje universal

«La intensidad de la música se puede comparar con la del dolor y conectar con el enfermo tanto a nivel físico como emocional», comentó la psicóloga, quien agregó que «es un lenguaje universal, que va más allá de las palabras y en todas direcciones».

Considera que es imprescindible que la familia esté delante cuando se interpreta este tipo de música, cuyos ritmos y canciones se van adaptando dependiendo de los enfermos y el tipo de patología.

Desde que se dedica a este tipo de terapia, Serra ha tenido muchas buenas experiencias; ha visto llorar a pacientes en coma, cómo bajan las pulsaciones de un enfermo al oir la música e incluso un cambio positivo de actitud en niños autistas que no respondían a otros estímulos.

La musicoterapeuta ofreció un taller práctico en el marco de estas jornadas para dar a conocer de qué manera se aplica el tratamiento. Habitualmente ella toca el arpa mientras otros dos colegas le acompañan con una guitarra española y un violonchelo.

Su ponencia fue una de las tres que se celebraron ayer, como parte de una mesa redonda moderada por la jefe de sección de Medicina Interna y coordinadora de calidad Antonia Mora. Comunicación en la agonía fue otra de las charlas que se impartió, a cargo de la coordinadora nacional del Programa Comunicación y Salud de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, Ana Sobrino.

Al final de la vida

Sobrino resaltó la necesidad de determinar lo que esperan los pacientes de los profesionales, sobre todo en la atención al final de su vida, y declaró que está comprobado que una buena comunicación mejora los resultados incluso físicos en los enfermos. También quiso puntualizar que estas herramientas comunicativas «no son innatas» en los profesionales sanitarios, por lo que consideró la importancia de que se les ofrezca una formación en este sentido.

También habló de formación, pero a otro nivel, el tercero de los ponentes, el catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid Agustín de la Herrán. «La educación pretende el enriquecimiento profundo de la persona y los centros educativos deberían ocuparse de las necesidades profundas de la persona, una de ellas es la formación sobre la muerte», declaró. A su juicio, los tutores y profesores de las escuelas deberían formarse en este sentido para poder abordar situaciones de pérdida.

«La muerte es un tabú educativo, pero ésta golpea también en las escuelas....Mueren abuelos, profesores, padres e incluso niños», agregó y los maestros deben estar preparados para que se afronte de la mejor manera este tipo de trance.

http://www.laverdad.es
10/01/2010

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada