Busca:   en:
Inicio > Actualidad

Déficit de Atención, un trastorno infantil.

Tiene descuidos frecuentes, le cuesta mantener la concentración y la atención en una tarea o conversación determinada, no termina una actividad antes de empezar otra, pierde cosas frecuentemente, evita realizar aquellas cosas que requieren esfuerzo mental, se olvida de hacer algo aunque se lo recuerde constantemente y hasta las distracciones más pequeñas le hacen abandonar la tarea. Si su hijo responde a estos síntomas puede que padezca Trastorno de Déficit de Atención, con o sin hiperactividad.

Conocida bajo las siglas TDAH, diez familias linarenses han recurrido a la asociación jienense Ajadah para obtener apoyo y asesoramiento sobre esta enfermedad, «para la que el diagnóstico rápido y temprano es una de nuestras necesidades más importantes», ha declarado María del Carmen Infantes Ruiz, linarense y presidenta del colectivo al que pertenecen medio centenar de familias de toda la provincia que asistieron el pasado sábado a una conferencia impartida por Maite Ferrín Erdozain, médico especialista en Psiquiatría e investigadora del Servicio de Psiquiatría infanto-juvenil del Instituto de Psiquiatría de Maudsley (Kings College, Londres).

«Cuando mi hija mayor nació, desde que tenía meses sabíamos que pasaba algo. Era arriesgada e impulsiva. Con seis o siete años conseguimos que la derivaran a Jaén desde el centro de salud. Tenía problemas de atención, era nerviosa, hiperactiva, tenía tics, se subía a las mesas y los muebles, salía corriendo en cualquier dirección sin mirar a ningún lado y no recordaba las órdenes, entre otros muchos síntomas. Cuando llegamos al neuropediatra y vimos un cartel que decía 'Si su hijo cumple seis de los diez síntomas aquí expuestos.' nos dimos cuenta de que ella cumplía los diez», cuenta María del Carmen Infantes.

El trastorno por déficit de atención puede ser de tres tipos: hiperactivo-impulsivo, inatento o combinado. Este último tipo es el más habitual cuando se diagnostica este trastorno, en el que aparecen síntomas de hiperactividad, impulsividad e inatención.

Entre el cinco y el diez por ciento de los niños en edad escolar padecen este trastorno, «lo que significa uno o dos por clase», según ha explicado Maite Ferrín en su ponencia.

Además de los síntomas de esta enfermedad, los padres tienen que enfrentarse a las patologías que muchas veces aparecen asociada a ella en uno de cada tres casos (trastorno oposicionista-desafiante, ansiedad, alteración del ánimo y de la conducta, tics o depresión, entre otras). Y si esto fuera poco, «tenemos que luchar para que la enfermedad sea reconocida y atendida por todo el entorno del niño, desde la escuela -donde decían que mi hija solo era inmadura- hasta la sanidad», explica María del Carmen Infantes. Creada por cuatro familias en 2005, la asociación comienza a obtener sus frutos, «consiguiendo que nos escuchen, tanto en los centros educativos como en los sanitarios, pero aún queda mucho camino por recorrer», dicen.

De momento, al tener los enfermos de TDAH reconocida una discapacidad del treinta y tres por ciento, los padres reciben por parte de la Junta una prestación económica de mil euros al año para tratamiento psicológico, clases de apoyo, de orientación o concentración.

http://www.ideal.es
2/05/2010

Día Alzheimer 2019
[Libros alzheimer con descuento]

 
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada