Busca:   en:
Inicio > Actualidad

Más precisión en el diagnóstico auditivo

Francisco Murueta-Goyena y Francisco Valcárcel Martín, miembros del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital de Cruces, en colaboración con Felipe Rodríguez Adrados, miembro del departamento de Cirugía de la misma especialidad en la Universidad de Sevilla, han diseñado un miniaudiómetro digital con estudio de vía aérea y ósea que, en palabras de Murueta-Goyena, "tiene una capacidad topográfica de la visión del problema auditivo y permite la localización de la lesión en el oído medio o interno.

Esta cualidad amplía el espectro diagnóstico, toda vez que permite localizar con exactitud la lesión. Se trata de un audiómetro de diseño pequeño –14 centímetros de largo por 8 de ancho y 3,5 centímetros de altura- lo que favorece la disponibilidad del aparato en todo momento y su introducción en los servicios de urgencia, con el fin de poder realizar audiometrías en un lugar como éste, donde el tiempo es oro".

El origen
El origen de su desarrollo hay que buscarlo en el diapasón eléctrico de Hartman, del siglo XIX. Los autores reconocen que han adaptado aquella idea a las posibilidades tecnológicas del siglo XXI bajo los conceptos de movilidad e inmediatez.

El miniaudiómetro digital lleva un oscilador controlado por un cristal de cuarzo que da una señal patrón de una frecuencia de 18.843 Hz., un selector de frecuencia y otro para regular el sonido y "está indicado para todo tipo de enfermo hipoacústico, sobre todo para sorderas súbitas y agudas que requieren un diagnóstico precoz para realizar un tratamiento adecuado".

Murueta-Goyena ha explicado que también está indicado para aquellos enfermos encamados que no se pueden trasladar a los audiómetros y precisan un diagnóstico rápido para una pronta aplicación de los tratamientos. Recuerda que "las características técnicas del miniaudiómetro digital permiten detectar hasta 100 decibelios de pérdida, manejando las frecuencias habituales, graves y agudas". Esta posibilidad eleva el rango diagnóstico del aparato, aunque no lo suficiente -tampoco es la intención de sus creadores- como para sustituir al aparataje diagnóstico convencional del que disponen los hospitales.

Inconvenientes
El único pero que se le puede reprochar a este ingenio es que su capacidad no alcanza para ofrecer toda la información que un especialista podría desear. "De su aplicación quizá no se obtengan todas las pruebas supraliminares. Por ejemplo, puede detectar una sordera de oído interno pero tal vez no se obtenga la información suficiente para conocer de qué tipo de sordera de oído interno se trata, si es un Menière o si se trata de una lesión de las células del órgano de Corti. Esos ya son diagnósticos de precisión a largo plazo. Lo que ocurre es que el especialista, en los casos de urgencias, a menudo necesita conocer a plazo inmediato si se trata de una lesión de oído interno u oído medio".

Murueta-Goyena considera que "su utilidad a nivel de cribaje hospitalario y en las consultas de ORL, así como en las consultas que realizan los médicos pediatras, puede ser muy eficaz, dado que estudia el topodiagnóstico, diferenciando si la hipoacusia es neurosensorial o de transmisión". Hasta la fecha se han estudiado cerca de 300 casos con unos resultados excelentes.

Fuente: Diario Médico


17/05/2004

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada