Busca:   en:
Inicio > Actualidad

Detectado el primer riesgo previsible para Alzheimer

Ayer se hizo público un estudio español que demuestra que es necesario un virus para que se desarrolle la enfermedad. La información permite desarrollar medidas preventivas.

“Te borraré los recuerdos”, dice una amenazadora y burlona voz en un anuncio televisivo sobre la enfermedad de Alzheimer, que avanza de forma implacable hasta aniquilar las capacidades mentales de sus víctimas. El mal se conoce desde hace un siglo, pero cada vez es más frecuente en todo el mundo. En España hay 800.000 afectados, y más de 5.000 mueren cada año. De momento, no existe curación ni se puede prevenir.

Las soluciones llegarán de la mano del conocimiento de todas las causas que confluyen para que se desarrolle el Alzheimer. Desde hace unos años se sabe que hay que tener unos genes de predisposición y que debe acumularse una proteína en determinadas zonas del cerebro. Además intervienen factores medioambientales, aunque son poco conocidos. Sin embargo, ayer se hicieron públicos los resultados de una investigación española que demuestra que el virus del herpes es necesario para que se desarrolle la enfermedad. “La presencia de determinados genes y proteínas, estar infectado por el virus del herpes y ser anciano son los factores que confluyen en los enfermos de Alzheimer”, explicó el director del estudio, Fernando Valdivieso, del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, de Madrid.

Casi un tercio de las personas con 80 años tiene Alzheimer y el 40 por ciento a partir de los 90 años, y hay más mujeres con la enfermedad que hombres. La mayor esperanza de vida de la sociedad actual hace presagiar un aumento progresivo de afectados. Si a esto se une que el 90 por ciento de la población está infectada por el virus del herpes, aparece un panorama poco halagüeño. Por ello, “es muy importante que la investigación básica descubra todos los mecanismos de la enfermedad”, subrayó Jaime Conde, director de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Madrid (AFAL),

Efecto del estrés
El estrés también es negativo para la enfermedad porque hace que se multiplique el virus del herpes, que se queda de forma permanente en la sangre una vez que se ha contraído. “Cuanta más proteína y virus hay en el cerebro, mayor es el riesgo de desarrollar Alzheimer”, según Valdivieso.

Y como para otras tantas enfermedades, la edad materna puede tener un efecto negativo. Está comprobado que la posibilidad de padecer Alzheimer se multiplica por tres en los hijos de madres de más de 40 años, entre otras cosas porque han tenido más oportunidades de infectarse por el virus del herpes a lo largo de su vida, infección que transmite a su hijo a través de la sangre.

Con toda esta información es factible desarrollar estrategias preventivas. En primer lugar se pueden dar a las mujeres embarazadas que tengan el virus (se puede saber con un análisis de sangre) unos medicamentos que lo anulen (antirretrovirales). Otra alternativa es vacunar, aunque todavía no existe una vacuna que prevenga el herpes. Con estas dos medidas se interrumpe la cadena de transmisión del virus del herpes.

El tipo de alimentación puede contribuir a retrasar el envejecimiento cerebral a través de una dieta abundante en ciertas vitaminas, como la A, C y E que tienen propiedades antioxidantes y anulan unas sustancias nocivas (radicales libres).

Finalmente, a las personas portadoras de los genes que predisponen al Alzheimer se les pueden administrar fármacos neuroprotectores, para evitar la destrucción de las células nerviosas que se produce con la enfermedad.

No cabe duda que, a corto plazo, no se pueden esperar milagros. Pero cada pieza nueva que se descubre ayuda a desentrañar el puzzle de la enfermedad de Alzheimer.

Fernando Valdivieso resaltó la importancia de que las instituciones contribuyan económicamente al desarrollo de este tipo de trabajos. Concretamente, el suyo ha recibido la financiación de la Obra Social Caja Madrid, entidad que en los últimos tres ejercicios ha dedicado siete millones de euros a la lucha contra el Alzheimer repartidos en proyectos de investigación y atención a los enfermos y familiares.

Saber para actuar
El enorme avance técnico que se ha producido en las últimas décadas ha revolucionado la medicina, en el sentido de que actualmente es posible conocer las causas que provocan la aparición de muchas enfermedades. A partir de este punto es posible el desarrollo de medidas encaminadas a la prevención y de nuevos medicamentos más eficaces. Así se logra, como poco, mejorar las expectativas de vida en un buen número de enfermedades muy habituales en las sociedades desarrolladas, como son el cáncer, la diabetes y la hipertensión, por citar algunas.

Casi todas las enfermedades están provocadas por una interacción entre el medioambiente y una base genética que “se dispara” ante agresiones externas. Al igual que se ha comprobado en el Alzheimer, algunos tipos de cáncer se desarrollan por la acción de virus (el de cuello de útero por el virus del papiloma humano), y del estrés, que altera el sistema inmunológico y favorece el desarrollo de tumores.

La genética también posibilita la prevención, ya que si una persona pertenece a una familia en la que existen varios casos de una enfermedad puede someterse a estudios genéticos para saber si tiene posibilidad de enfermar. Si el resultado es positivo, la estrecha vigilancia por parte del médico permitirá, si no evitar la patología, sí diagnosticarla y tratarla cuando todavía es incipiente.

Fuente expansion.com


18/05/2004

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada