Busca:   en:
Inicio > Actualidad

Daño sensorial, secuelas de derrame cerebral atípico

Zumbido de oídos, visión doble, pérdida del olfato o dificultades para hablar son síntomas de que algo funciona mal en el cerebro. Sin embargo, estas señales suelen asociarse poco con derrame cerebral explica el neuropsiquiatra, Eddy Monge.

A través de estudios, como tomografía o angioresonancias nucleares magnéticas cerebrales, se puede determinar que esta sintomatología se manifiesta a causa de un daño atípico en el órgano, afirma el especialista.



“El derrame cerebral típico que conocemos es el que ocurre a pacientes con hipertensión. Cuando uno escucha el término, rápido piensa alguien con presión alta, obesa, con diabetes o dislipidemia (triglicéridos y colesterol elevado), o con los cuatro cuadros clínicos. Este casi siempre es motor, porque daña alguna parte de los hemisferios”, menciona.

Si el ataque afecta el lado derecho del cerebro de una persona, los síntomas se manifiestan del lado izquierdo y viceversa. “Porque tenemos un quiasma cerebral. Un hemisferio conecta con el lado opuesto del sistema motor”, añade.

Es por esta causa que quienes sobreviven a esta enfermedad sufren parálisis facial o de las extremidades, hormigueo en la cara y otros problemas de motricidad.

El derrame cerebral atípico, en tanto, no paraliza el cuerpo señala Monge. “Hay pacientes que luego de sufrir un ataque de estos pierden el sentido de la vista, del olfato, el oído y el gusto. También se les dificulta pronunciar palabras”, agrega.

En las últimas semanas, el neuropsiquiatra atendió dos casos de pacientes con dislalia. “Creían que hablaban pero no se les entendía lo que querían expresar, era como si hablaran en otro idioma. Esto se debe a daño en la corteza frontal, que es el área del lenguaje”, indica.

En otros casos, los pacientes se quejan de sordera parcial o de tinnitus (zumbido en los oídos) como consecuencia de esta enfermedad. “No saben que sufrieron un derrame”, dice



Por qué suceden



Monge explica que la causa de un derrame cerebral común es el rompimiento de un vaso (arteria) cerebral a causa de la presión alta. En el atípico es por falta de riego. “Sucede como cuando un río se seca, el vaso se cierra deja de circular oxígeno y por ello la circulación de la sangre. Es lo que se conoce como isquemia cerebral”, menciona.

La recuperación de una isquemia cerebral depende el grado de muerte celular del cerebro. “En muchos casos se puede curar y todo depende con la brevedad que el paciente reciba cuidados médicos. Si lo tardan una semana o meses en ser atendidos la lesión es irreversible”, afirma.

Monge pertenece a la Asociación Guatemalteca de Neurología y Psiquiatría Biológica, que promueve el uso de medicina homeopática o alternativa para tratar a los pacientes.

En su clínica, el especialista utiliza el tratamiento de reactivación neuronal, con fármacos biológicos, y células madres a personas con este cuadro clínico. “A los 30 días comienzan a observarse los primeros resultados”, afirma.

Considera, sin embargo, que mientras más rápido un enfermo reciba los medicamentos, mayor probabilidad tiene de curarse.

Monge ha utilizado este procedimiento en 123 pacientes, con una tasa de recuperación del 85 por ciento.

http://www.elperiodico.com.gt
12/04/2013

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada