Busca:   en:
Inicio > Actualidad

Equinoterapia en la Sedena

Desde hace cinco años la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) cuenta con un Centro de Rehabilitación Infantil (CRI), en donde se atiende a menores con problemas de discapacidad física o mental, en ellos, especialistas de diferentes áreas médicas atienden problemas de obesidad, bullying, estrés, depresión y otros trastornos a menores, además de que se da atención a los hijos del personal militar asignado a tareas de combate al crimen organizado.

La labor del personal militar con los hijos de soldados que resultan heridos o muertos en algún enfrentamiento, es la de atender los trastornos mentales y de personalidad que presenten a través de diagnósticos elaborados a partir de revisiones clínicas, terapias de juego, cuestionarios y entrevistas.

El centro de atención cuenta con 47 especialistas de paidosiquiatría, siquiatras de género, bariatras, neuropediatras, enfermeras, sicólogos y en terapia familiar, y de acuerdo al teniente Marco Aurelio Santiago Ávila, director de la Sala Paidós de la Sedena, en noviembre de 2012 se integró al (CRI) la sala de paidosiquiatría y hasta diciembre de 2013 se habían ofrecido diez mil 68 consultas y ha hospitalizado a 189 menores para tratamiento.

Esto, con actividades de equinoterapia, acuáticas o en equipos especiales, los menores son atendidos en este centro, donde también se capacita a personal que labora en los centros que ha establecido el Teletón.

El CRI se encuentra al interior de las instalaciones del Campo Militar número 1, en donde Santiago Ávila explicó que en el 2012 se determinó la integración de estos servicios, que anteriormente se prestaban en diferentes instituciones médicas de la dependencia.

"En el caso del Centro de Atención a Familiares, es una innovación en seguridad social; como ustedes se dan cuenta el Ejército tiene labores importantísimas en el ámbito nacional y por ende, el alto mando, preocupado por las familias del militar, se dio cuenta que en algún momento los hijos de militares pudieran quedar en vulnerabilidad, ya sea cuando fallecieran, o en su caso quedaran heridos", explicó el mando militar.

De esta forma, dice, los menores hijos de militares reciben atención contra diferentes trastornos mentales y de personalidad, a través de diagnósticos elaborados a partir de revisiones clínicas, terapias de juego, cuestionarios y entrevistas.

El CRI está a la vanguardia al contar con Sala de Terapia Virtual, con un equipo diseñado por especialistas mexicanos, en donde los menores son sometidos a condiciones de oscuridad o de contacto con arañas, para combatir esas fobias.

"Aquí a los pacientes se les colocan unos lentes especiales por donde ven escenarios, reciben un control que les ayuda a guiarse por diferentes caminos, y las condiciones de miedo, las arañas o escenarios oscuros se pueden ver en un monitor", abundó.

Uno de los objetivos, explica, es atender las secuelas sicológicas y siquiátricas de los hijos de militares muertos o heridos en operaciones de alto impacto contra la delincuencia organizada.

Santiago comentó que la clínica busca prevenir que los hijos de militares no sufran trastornos -como el estrés- resultado de la labor que desempeñan sus padres en el combate a la delincuencia o por vivir en lugares en los que predomina la delincuencia.

Desde su inauguración y hasta el año pasado, la Sedena señala que alrededor de 50 por ciento de los pacientes son jóvenes adolescentes y entre las conductas que son atendidas están intentos de suicidio, que en ocasiones exigen que el paciente sea internado en tanto pasa la crisis.

Al respecto, el teniente coronel médico cirujano Óscar Benavides Aguilar, director del CRI, dijo que el centro cuenta con equipamiento único en su tipo, como la equinoterapia, ludoteca, laboratorio de órtesis y prótesis, alojamiento para pacientes foráneos.

Con una superficie de 2 mil 800 metros cuadrados y tres mil metros cuadrados para el área de equinoterapia, el CRI dijo que será equipado en fecha próxima con un área de terapia laboral, con la que se busca que los menores desarrollen capacidades para insertarse en un futuro en el mercado productivo.

Reiteró que el CRI cuenta con una planta laboral de 139 personas y ha atendido en este lapso a nueve mil 124 menores -de un mes de nacidos a los 15 años-, ha realizado 114 mil consultas y más de 600 mil sesiones de terapia.

El Heraldo de Chihuahua
26/01/2014

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2023 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada