Busca:   en:
Inicio > Actualidad

La Esclerosis Múltiple tendrá su propia unidad en Valdecilla

El hospital Valdecilla comenzará en breve a administrar 'Fampridina' a los pacientes con Esclerosis Múltiple (EM), un nuevo fármaco de última generación que, tomado en pastillas dos veces al día, actúa sobre los axones del nervio facilitando la transmisión neuronal y mejorando un 30% importantes funciones como la de la marcha -alterada en la mayoría de estos enfermos- en todas las formas en las que se manifiesta esta patología. Otra de las ventajas del medicamento es que el paciente ofrece una respuesta rápida al tratamiento (en apenas 15 días) y «se sospecha que mejora la velocidad de procesamiento mental».



Además, el hospital cántabro tiene previsto crear una unidad de Esclerosis Múltiple que podría estar en funcionamiento este año.



Así lo explicó el neurólogo del hospital Valdecilla Agustín Oterino durante la VI Reunión 'Camino de Santiago' sobre Esclerosis Múltiple celebrada en Santander, en la que participaron noventa de los mayores expertos en esta enfermedad crónica del sistema nervioso central que afecta al cerebro, al tronco del encéfalo y a la médula espinal.

El origen de esta patología se encuentra en una disfunción del sistema inmunitario que confunde las dianas que debe atacar y, por esta razón, lesiona la mielina -sustancia que recubre las fibras nerviosas-, lo que deja a los nervios sin la habilidad para conducir las órdenes del cerebro. A esto se pueden sumar problemas como la falta de vitamina D en la primera infancia, carencias vitamínicas de B12 y ácido fólico o infecciones por virus. Ello provoca problemas como pérdida del control muscular del cuerpo, de los esfínteres, dolores, dificultad para pensar y pérdida de visión.



Oterino adelantó también que Valdecilla realizará un ensayo clínico con 'Alentuzumab', un medicamento que ya se utilizaba desde 2006 para el tratamiento de la leucemia y que «ofrece resultados espectaculares porque consigue resetear el sistema inmunitario». Este fármaco, que está recomendado en los pacientes en los que la Esclerosis Múltiple tiene mucha actividad, produce una inmunodeficiencia en el individuo que persiste durante aproximadamente un año.

El neurólogo aseguró que en la actualidad no existen medicamentos que curen la enfermedad pero «sí una amplia batería de fármacos con los que la calidad de vida de los pacientes es notablemente mejor». Por ello, su prescripción se realiza en función del mayor o menor número de brotes que tiene la esclerosis en un enfermo.



En este sentido, Oterino adelantó que en 2014 saldrán al mercado nuevos y esperanzadores fármacos orales de tercera generación como 'Teriflunomida', ya conocido en el ámbito de la reumatología, 'Laquinimod' y el 'Bg-12' -o Fumarato-. Dichos medicamentos distraen al sistema inmunitario llevándolo a una situación de mayor tolerancia, son más eficaces que los interferones utilizados actualmente, tienen un manejo fácil y buena aceptación por parte de los pacientes porque son orales.



Reducción de los brotes

Igualmente, destacó la reducción de la actividad de la Esclerosis Múltiple que se consigue con fármacos como 'Fingolimod' y 'Natalizumab'. El primero, que se administra al 10% de los pacientes cántabros, consigue una disminución del 60% en los brotes y también de las lesiones que provoca la enfermedad. Se trata de un compuesto seguro cuya molécula se obtiene de un hongo pero tiene algún riesgo porque baja las defensas del cuerpo y existe más posibilidad de sufrir una infección por virus.

Por su parte, 'Natalizumab' consigue reducir los brotes un 70% pero deja el cerebro con mucha inmunosupresión. En Valdecilla se utiliza desde 2008 en unos 70 pacientes y se administra por vía endovenosa una vez al mes.



Los posibles efectos de la inmunosupresión hacen que estos fármacos «solo se empleen en enfermos en los que la esclerosis tiene mucha actividad y que no responden al tratamiento con los interferones», que son los medicamentos de primera elección, aseguró el neurólogo.

Asimismo, adelantó los «prometedores resultados» obtenidos en ensayos con tratamientos realizados mediante terapia celular, que se encuentran actualmente en fase de evaluación. «Si la técnica funciona, en Cantabria sería fácil ponerla en marcha dada la elevadísima calidad de los servicios de Hematología y Biología Celular del hospital Valdecilla, porque el centro ya ha realizado autotrasplantes de médula ósea a algún enfermo de EM que mejoró mucho durante un año».



La inclusión de toda esta batería de nuevos fármacos para el tratamiento de la Esclerosis Múltiple abre nuevas y prometedoras esperanzas para quienes padecen esta enfermedad crónica, más frecuente en adultos jóvenes, y que constituye la segunda causa de incapacidad en este grupo de población tras los accidentes. Su prevalencia se sitúa entre 80 y 100 casos por cada 100.000 habitantes -unos 500 enfermos en Cantabria-. Además, explicó Oterino, su incidencia está aumentando sobre todo en mujeres.

http://www.eldiariomontanes.es
11/04/2014

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2023 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada