Busca:   en:
Inicio > Actualidad

Adultos desconcentrados e inquietos

Si cree que solo ocurre en niños y adolescentes, está equivocado. En Colombia, 24 mil personas entre 18 y 65 años sufren este trastorno, según el Estudio Nacional de Salud Mental Colombia 2003.

Aunque el trastorno por déficit de atención se ha reconocido y tratado en los niños por casi un siglo, apenas en décadas pasadas se llegó a la comprensión de que con frecuencia persiste en la vida adulta.

Muchas personas crecieron en una época en la que médicos, educadores y padres sabían muy poco acerca del trastorno de déficit de atención con hiperactividad. Es más, durante años se mantuvo la creencia entre los profesionales de que niños y adolescentes superarían sus síntomas al llegar a la adolescencia o, seguramente, a la vida adulta.

Sin embargo, la investigación contemporánea ha demostrado que hasta el 67 por ciento de los niños diagnosticados con el trastorno de déficit de atención con hiperactividad continuará presentando los síntomas de este mal, que interfiere significativamente con el desempeño académico, vocacional o social, durante la adultez.

Los síntomas principales -falta de atención, impulsividad e hiperactividad- aparecen en la niñez, usualmente antes de los 7 años.

En los adultos algunas veces es visto como un trastorno escondido, porque los síntomas se ocultan con frecuencia tras los problemas en las relaciones, la organización, las alteraciones del estado de ánimo, el abuso de sustancias, el empleo u otras dificultades psicológicas. Muchos adultos permanecen sin ser identificados y sin recibir tratamiento.

La investigación indica que este trastorno ocurre aproximadamente en 2 a 4 por ciento de los adultos (en Colombia, según el Estudio Nacional de Salud Mental, cerca de 24.000 personas lo padecen). Entre los niños la proporción por género es de aproximadamente tres hombres por una mujer.

Por lo general el trastorno de déficit de atención va asociado con hiperactividad, aunque las personas suelen tener un énfasis más marcado en uno que en otro.

¿Qué lo causa?

Hasta ahora no hay respuestas definitivas. Sin embargo, la investigación ha demostrado que el trastorno de déficit de atención con hiperactividad tiene una base biológica muy fuerte.

A pesar de que no se han identificado las causas precisas, existe poca duda de que la herencia tiene una gran importancia en la expresión del trastorno en la población.

En las instancias en que la herencia no parece ser un factor, se ha encontrado que las dificultades durante el embarazo, la exposición prenatal al alcohol y al tabaco, el parto prematuro, el peso muy bajo al nacer, los niveles excesivamente elevados de plomo en el cuerpo y el trauma cerebral durante los partos complicados, contribuyen en diferentes grados al riesgo de sufrir el problema.

¿Cómo se manifiesta el trastorno en la adultez?

Crecer con este problema sin diagnosticar puede tener efectos devastadores: los adultos que lo padecen con frecuencia desarrollan percepciones negativas de sí mismos, como vagos, estúpidos y hasta locos.

El diagnóstico apropiado y el tratamiento efectivo pueden ayudar a mejorar la autoestima, la ejecución y las destrezas en el trabajo, los logros académicos y las aptitudes sociales.

ElTiempo
20/04/2005

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada