Busca:   en:
Inicio > Actualidad

La perdida de memoria no es algo normal de la vejez.

La pérdida de memoria nunca debe asumirse como una consecuencia normal del envejecimiento y debe ser consultada con el médico. Así lo ha recalcado Pedro Gil, geriatra del Hospital Clínico San Carlos, de Madrid, durante la V Reunión de Demencias en Geriatría, organizada en Almería por el Grupo de Demencias de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG). El experto ha insistido en la necesidad de sensibilizar a la población para que acuda al médico ante cualquier alteración de sus facultades cognitivas, pues el diagnóstico y seguimiento del deterioro cognitivo leve ayuda a evitar males mayores, como la evolución a demencia.

Precisamente el deterioro cognitivo leve ha sido el tema que ha centrado el encuentro de Almería. Este cuadro se sitúa a medio camino entre el envejecimiento normal y el anciano con demencia, pero tiene una entidad propia. "Son personas que sufren una pérdida de memoria, pero que no cumplen los criterios de demencia", ha aclarado Humberto Kessel, geriatra del Hospital Torrecárdenas, de Almería.

Aparte de la pérdida de capacidad memorística, el deterioro cognitivo leve se caracteriza por la presencia de trastornos funcionales, psicológicos y conductuales, como el olvido de actividades instrumentales o avanzadas (manejo del teléfono, tareas laborales o lúdicas, habilidades sociales o deportivas, etc.). Hipertensión, hiperlipemia, presencia del genotipo apoE4 y edad avanzada son otros de los síntomas que pueden conducir al diagnóstico de esta entidad.

Diariomedico
30/05/2005

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2021 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada