Busca:   en:
Inicio > Actualidad

Videojuego para tratar los problemas de la dislexia

Un equipo de investigadores de la Universidad de La Laguna (ULL), dirigido por Juan Eugenio Jiménez, ha creado un videojuego orientado al tratamiento de la dislexia. Jiménez, que resalta "la ventaja que aportan las nuevas tecnologías en el campo de las necesidades educativas", explica que este juego tridimensional sirve para "entrenar los procesos cognitivos deficientes".

La dislexia es un déficit a nivel cognitivo que se relaciona con dificultades de acceso al léxico, es decir, que dificulta a quienes lo padecen el reconocimiento de las palabras escritas. Para tratar este trastorno del aprendizaje un equipo multidisciplinar de la Universidad de La Laguna (ULL) -dirigido por el catedrático de Psicología Evolutiva y de la Educación, Juan Eugenio Jiménez- ha diseñado Tradislexia, un videojuego interactivo en tres dimensiones que posibilita "un entrenamiento individualizado" para niños y adolescentes disléxicos.
Muchas veces en las escuelas, señala Jiménez, no se cubren todas las necesidades que estos alumnos requieren, de ahí que "las nuevas tecnologías pueden aportar grandes ventajas a los estudiantes que tienen dificultades de aprendizaje". Por tanto, a través de este videojuego -en el que se lleva trabajando unos dos años gracias al Plan Nacional I+D+I y que se prevé salga a la luz en el mes de octubre -se pretenden corregir o atenuar los síntomas de la dislexia. "Tradislexia está fundamentado en toda la investigación que venimos realizando sobre este trastorno en los últimos 10 años", subraya el psicólogo.

Diagnosticar las mejoras
Junto a este videojuego el equipo de investigación de la Universidad lagunera ha elaborado también una serie de herramientas informáticas "orientadas a diagnosticar la dislexia en los estudiantes" y que permiten además "comprobar si se han producido mejoras con los procesos que se entrenan en Tradislexia". Sicole-R es el nombre de este programa, financiado por la dirección General de Universidades del Gobierno de Canarias. Tras la presentación de este videojuego, que será una novedad internacional, Jiménez adelanta que se probará su eficacia en niños y adolescentes y no descarta que pueda distribuirse en el futuro en otros países.
Juan Eugenio Jiménez recuerda a su vez que un disléxico es "una persona normal que tiene intactas sus capacidades de razonamiento y que puede adquirir perfectamente los conocimientos a través del lenguaje oral" pero su principal problema es que "no pueden acceder al conocimiento a través de la lengua escrita". En este sentido, el profesor de la ULL aclara que un disléxico "tiene problemas a la hora de traducir las grafías a los sonidos" y matiza que existen dos tipos de dislexia, una de superficie y otra fonológica.

La detención precoz
La dislexia, un problema de causa "intrínseca" y no motivado por ningún factor ambiental -aunque hay estudios que demuestran la presencia de factores hereditarios-, se puede mejorar "si se detecta a tiempo". Sin embargo, Jiménez denuncia el vacío legal que existe en España respecto a este trastorno del lenguaje y alega que "la legislación actual no regula medidas especiales para los niños disléxicos".
"Tampoco hay en el país ningún mecanismo orientado a la detención temprana de este problema", añade el psicólogo, que sostiene que "si la dislexia no se atiende desde la escuela, si quienes la padecen no reciben un tratamiento precoz, entonces este problema se cronificará".

Creencias "erróneas" sobre la dislexia

El profesor de la Universidad de La Laguna y director de la investigación de Tradislexia, Juan Eugenio Jiménez, reconoce que por lo general la población tiene "una gran confusión y muchas creencias erróneas sobre la dislexia". Por eso, y para evitar más confusiones Jiménez aclara que el hecho de que una persona confunda la derecha con la izquierda no es un problema disléxico sino que ello se debe a simples "trastornos de orientación espacial". Así como tampoco es dislexia el que alguien trastoque el orden de las letras en una palabra, ya que a este hecho se le conoce realmente como "disgrafía". "La creencia popular es asociar los problemas de psicomotricidad o de disgrafía con la dislexia", matiza el psicólogo, que indica que por el momento desconoce la cifra de niños y adolescentes disléxicos que hay en Canarias.

La opinión de Tenerife
1/07/2005

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada