Busca:   en:
Inicio > Actualidad

Quiero ser logopeda.

Los trastornos del lenguaje actualmente afectan el 5% de población infantil, pero no es exclusivo de la niñez sino que también afecta a los adultos, y se prevé que los casos aumenten en los próximos 15 años, por lo que la Logopedia será una profesión clave para las próximas generaciones.

No obstante, no todos tenemos las cualidades para realizar este tipo de trabajo: es sumamente demandante y requiere de un alto grado de dedicación. Hay ciertas cualidades que definen a los logopedas:

Interés por el lenguaje y la ciencia

Para tratar trastornos en la expresión, es fundamental comprenderlos. Esto implica un estudio profundo en la expresión oral y escrita, y por cuestiones vinculadas con el lenguaje, así como un profundo conocimiento de la lengua con la que trabaja (gramática, fonética, pronunciación del español).

Muchos de los desórdenes que afectan a las personas son una combinación del entorno y las experiencias personales, con la genética. Conocer, investigar y comprender la cuota científica es parte de la profesión, y esto implica la Medicina, la Biología y la Psicología, entre otras.

Tener habilidades comunicativas

Como logopedas es fundamental poder comunicarse verbalmente de manera clara y sencilla a una gran varierdad de individuos. Esta cualidad no sólo es esencial para ayudar a otros con problemas de habla, sino para comunicarse efectivamente con el personal de cuidados, proveedores…Saber escuchar también es importante, ya que debes comprender las necesidades y los intereses de los pacientes. Escuchar implica que logras una mejor comunicación en menos tiempo.

Tener compasión y paciencia

Los logopedas lidian con situaciones que requieren de mucha paciencia y compasión. El tratamiento de un trastorno del lenguaje es extenso y no es inusual que los pacientes se frustren o distraigan, especialmente si son niños. Muchos provienen de situaciones familiares complejas, y el logopeda debe lidiar con el niño y con sus padres.

La empatía también es importante, ayuda al terapeuta a generar una relación de confianza con el niño y su familia. Lo principal es tener un deseo real de querer ayudar a sus pacientes.

Ser sociable (y bueno con los niños)

Es fundamental disfrutar de trabajar con personas, y si bien la mayoría de los casos suelen relacionarse con niños, hay adultos y personas de la tercera edad que requieren tratamientos del habla, así como profesionales del mundo de la música, la radiodifusión o la televisión que requieren de ayuda profesional en este aspecto.

Capacidad para resolver problemas y pensar creativamente

Al igual que los logopedas, cada cliente es diferente, y ser capaces de navegar las diferentes opciones terapéuticas y estrategias para identificar las mejores o crear un plan personalizado para el paciente.

Tener habilidades de docencia

Para poder ayudar a alguien a lidiar con trastornos de lenguaje es fundamental saber enseñar a realizar una tarea de la manera correcta. Guiarlos a través de los diferentes pasos, ya sea de forma verbal o física (como tragar) es clave.

universia.es
31/05/2015

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada