Busca:   en:
Inicio > Actualidad

Su fortaleza pudo más que el autismo y escoltó la bandera

La historia de Néstor Schroh puede confundirse con la de cualquier chico de 11 años que gracias a su promedio de notas -en su caso, de 9,25- logró cerrar el ciclo lectivo con el honor de ser escolta de la Bandera Nacional en su escuela. Sin embargo, la historia de Néstor es diferente e inspiradora, porque padece una enfermedad de espectro autista que le diagnosticaron a los dos años.

   Con esfuerzo y dedicación logró algo que sus padres creían inalcanzable hasta hace muy poco. Ahora, como dijo uno de los estimuladores, "no tiene techo".

   Con 11 años, es fanático de Coldplay -grupo británico que lidera Chris Martin- y su casa siempre es punto de reunión para sus compañeros de estudio. Pero no siempre fue así.

   "No fue fácil, pero pudimos pasar cada obstáculo que se nos puso en el camino. Néstor pasó por diferentes etapas, tuvo dificultades de integración, pero siempre las superó con el apoyo de las docentes y de la directora Alicia Patahuer. Así llegamos a este día”, dijo Mara Huertas, su mamá.

   "A los dos años le detectamos autismo, e iniciamos la integración desde el jardín. En ese momento era un nene que no se conectaba, no hablaba y tenía movimientos estereotipados", contó.

   Recién a los cinco años comenzó a hablar. Para ese entonces, sus padres pensaban que nunca iba a leer y escribir.

   En este punto de su historia, Mara recordó las palabras de un terapista, quien le dijo que el pequeño no tenía techo.

   “Y hoy creo que es así. El apoyo de todos ha hecho que pueda llegar a este día con estos resultado. Creció rodeado de amor, tanto en nuestra casa como en la escuela", señaló.

   Según Mara, la clave es amar, comprender y respetar.

   "Su maestra, por ejemplo, siempre respetó su forma de ser y se dio cuenta de que debía tranquilizarlo para que pudiera aprender”, sostuvo, al tiempo que resaltó el trabajo de los terapistas ocupacionales y fonoaudiólogos de Néstor.

   Fernando Schroh, padre del niños, agregó que la integración se dio paso a paso.

   "Fue a diario, en casa con sus compañeros. Una integración lenta pero fuerte”, comentó.

   Para la maestra, Norma Loupias, la experiencia fue un desafío porque -dijo- ella se reconoce a sí misma como una persona de mucho carácter.

   "Temía atemorizarlo, pero de a poco me lo fui ganando y él a mí. Tiene un lugar en mi corazón. Es un ser especial”, dijo.

   Mara recomendó a otros padres en su situación que fomenten el crecimiento integrado de sus hijos para mejorar su calidad de vida.

   "Y no den nunca por sentado que no pueden", remarcó.

   El salón de actos de la Escuela Nº 7 de Suárez se llenó de emoción en el cierre del ciclo lectivo. Es que la Bandera Nacional lleva como escolta a un emblema de la superación que se llama Néstor Schroh.

Contención y amor. Así lo ven docentes y profesionales

 

Maestras. La docente Norma Loupias y la maestra integradora Micaela Taboada trabajaron en conjunto con Néstor. "Supimos respetar sus tiempos y llevarlo de manera fabulosa”, enfatizó Norma. El grupo también lo integraron Ernesto Ochoa, quien trabaja en habilidades sociales, y la maestra particular Marina Herr.

De qué se trata. El trastorno del espectro autista (TEA) es una condición neurológica que afecta la forma en que la persona se comporta, interactúa con otros, se comunica y aprende. Puede tener muchos síntomas, que van desde problemas para hablar, leer o escribir, hasta un apego desmedido a rutinas repetitivas o una fuerte incapacidad para socializar.

La nueva
26/12/2016

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada