Busca:   en:
Inicio > Actualidad

El ejército de los sensibles

Son el 20% de la Humanidad y "algunas de las mejores personas de cada sociedad" porque "tienen madera de líderes, reflexionan antes de hablar, perciben las sutilezas y son capaces de llorar"

Como si estuviera lleno de vacío, el ejército de lo sensible lo recoge todo: lo bueno, lo malo, lo nimio, lo grave, lo que emana el panadero, el conductor del autobús, el vecino del cuarto y, cómo no, también lo que se desprende del entorno más cercano y de los escenarios en que las personas juegan: el ruido de la calle o el de ciertos lugares, los olores, las imágenes y lo que acontece en un nivel de percepción más profundo que aquel al que accede cualquiera .

Si la sensibilidad -no confundir con vulnerabilidad- sirve para seguir siendo seres humanos, ¿para qué sirve y cómo se manifiesta la vivencia de quienes pasean el mundo en carne viva?Lloran a menudo, a veces sin razón aparente -para quien no mira profundo-, empatizan rápido con las personas de su alrededor, saben escuchar, desean ayudar casi constantemente, tienen un marcado sentido de la justicia y una tendencia natural a la observación, a reflexionar antes de hablar, a percibir hasta la información más sutil y relacionar, a gran velocidad, unos datos con otros hasta formarse una imagen global.

No es que quieran hacerlo, es que les brota de manera innata. Seguro que se ha encontrado con uno de ellos, o ha llegado a amarlo o se ha visto sobrepasado por su hipermotivación.

"¿Te estreso? Lo único que quiero es un poco de paciencia. ¿Te desgasto? Me frustra tu apatía. Sólo quiero un poco de paz, una tierra común, comodidad; lo que quiero es justicia". Así cantaba, en 1995, Alanis Morrissette All I really want y, sin saberlo, describía algunas de las características que albergan quienes se reconocen como personas altamente sensibles. No es una enfermedad, tampoco un trastorno ni un síndrome; ni siquiera es una condición. Tener una sensibilidad extrema es un rasgo de la personalidad que posee un 20% de la Humanidad y más de otras 100 especies, según los estudios que inició la psicóloga norteamericana Elaine Aron en la década de los 90 y que, en la actualidad, se siguen desarrollando en distintos lugares del mundo tanto en Asia, como en Europa y Estados Unidos.

Por ejemplo, en una investigación de 2014, El cerebro altamente sensible, proceso sensorial y respuesta a las emociones de los demás se destaca que "se han identificado marcadores genéticos asociados a la sensibilidad en el proceso sensorial", y también "patrones de actividad cerebral, reacciones psicológicas y comportamientos". "La sensibilidad en el procesamiento sensorial es una estrategia evolutiva. Como son más receptivos a los entornos, estos organismos más sensibles tienen mayores oportunidades y mayores amenazas y, por tanto, pueden estar más preparados para situaciones emergentes, siempre que los beneficios de una mayor sensibilidad superen los costos". Hoy, Aron y Morrissete cantan juntas su sensibilidad en el documental Sensibles, la historia no contada, junto a otras personas altamente sensibles (PAS), como ellas.

En España, este ejército de personas sensibles también marcha. Más de 1.000 personas han participado de los encuentros que organiza, desde 2015, la Asociación Madrid PAS a través de la plataforma online MeetUp.

El Mundo
25/06/2017

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2021 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada