Busca:   en:
Inicio > Actualidad

Un fallo en la teoría de la mente explica la aparición de enfermedades como el autismo

Durante el periodo de desarrollo de la teoría de la mente, normalmente en los primeros cuatro años de vida, domina el hemisferio derecho cerebral y las experiencias del entorno impactan directamente en el desarrollo del sistema límbico de esta zona, ha explicado Miri Keren, de la Universidad de Tel Aviv (Israel), durante el simposio “Los límites entre normalidad y patología en la infancia” del Congreso Centenario Juan José López Ibor, celebrado en Madrid.

Keren ha abundado en cómo los circuitos básicos del cerebro evolucionan hasta convertirse en el sustrato de los procesos mentales, tales como memoria, emociones, conducta y relaciones interpersonales. "Las experiencias afectivas interpersonales precoces tienen un efecto crítico en la organización temprana del sistema límbico derecho, donde residen los procesos de la emoción, la organización del aprendizaje y la capacidad para adaptarse a los cambios rápidos del entorno. Los niños pequeños culminan la evolución de la teoría de la mente cuando los padres utilizan expresiones para referirse a los estados mentales".

Pero la teoría de la mente no es suficiente para explicar ciertos trastornos psiquiátricos. La investigadora opina que también influyen las neuronas espejo. En 1996, el equipo de neurocientíficos de Giacomo Rizzolatti, de la Universidad de Parma (Italia), halló en cerebros de mono un grupo de células en el córtex premotor que se activaban cuando los animales obserbaban las acciones de otros monos. En experimentos posteriores se confirmó la existencia de estas neuronas, a las que gráficamente, se denominaron espejo, en el cerebro humano. "Además de las acciones de imitación, las neuronas espejo reflejan sensaciones y emociones. Los defectos de estas células pueden explicar por qué los niños que desarrollan teoría de la mente pueden sufrir trastornos de empatía, como autismo, trastorno de personalidad narcisista y borderline".

Por otro lado, John Cox, de la Universidad de Keele (Reino Unido), ha abordado en esta mesa el problema de la depresión postparto. En un estudio realizado sobre población inglesa se halló que el riesgo de depresión en las madres se duplica cuando los niños no crecen conforme a los índices de desarrollo estandarizados. "El patrón alimentario es clave en la evolución psicológica del niño y aún queda mucho por investigar". Cox ha instado a los especialistas a que indaguen en este patrón de forma cualitativa, utilizando grabaciones de las relaciones madre e hijo y entrevistas.

Diario Médico
26/04/2006

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada