Busca:   en:
Inicio > Actualidad

Fundación ACE pone a disposición de cuidadores de personas con Alzheimer una línea telefónica de información

Con el objetivo de ayudar a descongestionar las líneas oficiales como el 061, así como facilitar a los cuidadores información ante la situación generada a raíz del COVID-19, desde Fundación ACE se ha puesto a disposición de la sociedad una línea telefónica de información y asesoramiento para cuidadores y cuidadoras de personas con Alzheimer.

Profesionales de Fundación ACE de varias disciplinas (neurología, geriatría, neuropsicología, psicología y enfermería), cuya práctica clínica habitual es el trato con personas con demencia, atienden las llamadas que se realicen a través del teléfono 934 304 720, de lunes a viernes de 9h a 18h. Esta la línea de apoyo telefónico está abierta a cualquier persona del estado que tenga a cargo a una persona con Alzheimer o demencia por si necesita información general sobre manejo de situaciones de crisis, sobre actividades a realizar en casa, sobre síntomas de la demencia o si desea apoyo y contención emocional.

Además, Fundación ACE ha habilitado una línea telefónica exclusiva para profesionales de la salud que ha puesto a disposición de Salut y del Consorcio Sanitario de Barcelona. Esta línea directa, que estará abierta de lunes a domingo de 9 a 20 h, atenderá las demandas específicas de profesional a profesional, desde neurología y trabajo social.

Las personas con demencia o Alzheimer requieren una especial protección

Tal y como recuerdan desde Fundación ACE, entidad especiaizada en el diagnóstico, tratamiento e investigación de Alzheimer, las personas mayores de 65 años son un colectivo de riesgo y, por lo tanto, las medidas de prevención y protección específicas son fundamentales para garantizar su salud y seguridad. En este contexto, en que el confinamiento es de obligado cumplimiento, es relevante prestar atención a las personas con demencia o Alzheimer, ya que habitualmente tienen configurada una rutina que les permite funcionar con cierta autonomía el máximo tiempo, pero, de repente, se ha interrumpido. Por ello, la elaboración de un horario propio es fundamental.

“Los pacientes con demencia tienen menos recursos intelectuales y emocionales para gestionar la falta de movilidad y el cese de actividades habituales derivadas del estado de alarma”, advierte la Dra. Silvia Gil, neuróloga en Fundación ACE, quien destaca que “para minimizar el impacto cognitivo y psicológico en esta situación, recomendamos mantener un horario de rutinas en el domicilio”.

El confinamiento en el domicilio puede generar situaciones en las que las emociones sean incontrolables, según explican los cuidadores y cuidadoras que se están poniendo en contacto estos días con el equipo de Fundación ACE. Los consejos son unánimes en este sentido: cambiar de actividad, no entrar en discusión y mantener la calma y, si no funciona, contactar con el médico de referencia.

Geriatrica
10/04/2020

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2023 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada