Busca:   en:
Inicio > Actualidad

¿A qué edad es recomendable iniciar con la educación de los niños?

Por esta época del año muchos padres con hijos pequeños se preguntan si ya es hora de ingresar a sus niños al colegio o a un jardín infantil. Y es que ese es sin duda un importante paso que todo padre y toda madre debe tomar en algún momento y que suele generar todo tipo de dudas.

¿Estará mi hijo en la edad adecuada para ir al jardín o al colegio? ¿No es demasiado pronto? ¿Lo van a cuidar tan bien como en casa? ¿No es mejor que pase uno o dos años más en casa? ¿No sería este un gasto innecesario a tan temprana edad? Estas son algunas de las principales dudas que surgen muy a menudo.

De acuerdo con la psicopedagoga Mónica Morales, los primeros años de vida son vitales para el desarrollo de los niños: “En los primeros tres años de vida tenemos una etapa en la que es muy importante generar un vínculo de amor al interior de la familia. Es en esta época cuando se generan lazos entre al pequeño con sus padres, abuelos, hermanos, entre otros”.

“Sin embargo, existe la posibilidad de que la vida laboral de los padres los lleve a considerar la opción de escolarizar a sus hijos. Otros también pueden pensar en dar el paso porque quieren desarrollar en ellos una serie de habilidades motoras o de lenguaje que se refieran de manera más sencilla en un jardín infantil”, añadió la experta.

De cualquier forma, para Morales no existe una edad exacta en la que es mejor que los niños entren a estudiar. Sin embargo, sí considera que sea cual sea la decisión, hay cosas que solo se pueden dar en el hogar:

“La educación inicial puede comenzar antes de cumplir el año,o a los dos o tres años de edad. Lo importante es elegir un buen jardín infantil que funcione más que como una guardería, que trabajen en el desarrollo de los menores de acuerdo con su edad. Eso sí, como sucede en cualquier momento de la infancia, hay cosas que solamente se aprenden desde casa”.

Opinión similar es la de Andrea Jaramillo, psicóloga infantil y terapeuta de lenguaje: “Los padres siempre preguntan si a los dos o tres años deben ingresar a sus hijos al colegio. Mi respuesta es que en cualquier momento lo pueden hacer. Lo que sí se advierte es que entre más demore el proceso, más fuerte será el choque para el niño. Pero a esto debemos sumar que retrasar el ingreso al jardín puede causar problemas en los procesos de aprendizaje. Tenemos, por ejemplo, niños con problemas de lenguaje porque en casa no tienen la necesidad de comunicarse hablando, o pueden surgir problemas de socializar, menores bruscos o que simplemente no juegan con otros porque no saben hacerlo”.

Así las cosas, las expertas destacan las siguientes ventajas de una escolarización temprana:

Fortalecer procesos de lenguaje

Expertos concuerdan en que en los tres primeros años de vida el cerebro pasa por un periodo intensivo en el desarrollo del habla. Sin embargo, muchos padres se muestran preocupados porque a esa edad sus hijos todavía no hablan

Según Jaramillo, si bien estos casos pueden requerir terapia de lenguaje, el hecho de estar en un jardín infantil puede ayudar de manera significativa el desarrollo de habilidades comunicativas.

“Un error común es creer que en algún momento, sin los estímulos correctos, los niños ‘sueltan la lengua’. Eso no es verdad. Es una habilidad que solo se desarrolla mediante la ejercitación, y esas condiciones a veces no se dan en el hogar, porque las familias entienden al niño sin que hable. El menor no ve la necesidad de hablar”.

Y añadió: “Pero en entornos escolares, donde se estimula el lenguaje, y al mismo tiempo el menor tiene contacto con otros de su misma edad y con habilidades de habla más avanzada, es más sencillo que aprenda a hablar en menor tiempo”.

Habilidades sociales

De acuerdo con Morales, los primeros cinco años de vida son vitales para desarrollar habilidades sociales. Aprender a compartir o a no pelear, dice la experta, son acciones que solamente se aprenden al tener contacto con otros niños, preferiblemente de la misma edad.

El paso por el jardín les ayuda a “lidiar con los sentimientos de frustración, el enfado, entre otras. Todas estas habilidades emocionales muy importantes que no reciben los estímulos suficientes en casa”.

Mayor autonomía

Las dos expertas concuerdan en que pasar todo el tiempo en casa, en compañía de papá, mamá o un cuidador puede llevar a los pequeños a limitarse. Es necesario que desde casa y desde el jardín puedan desarrollar una mayor autonomía mediante el juego.

En el jardín aprenden, entre otras, a cuidar de sus objetos personales, a hacer las cosas por sí mismos en especial en temas como la higiene, la alimentación o el desarrollo de actividades manuales.

El tiempo
27/12/2020

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2021 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada