Busca:   en:
Inicio > Actualidad

Se identificó neurotransmisor que puede ser responsable del efecto del yoga en el estado de ánimo

Un nuevo estudio explica cómo el yoga mejoraría el estado de ánimo. El paper sugiere que lo hace aumentando la actividad de neurotransmisor de aminoácidos llamado ácido gamma-aminobutírico (GABA) en las personas con depresión. También se observó que el efecto es de tiempo limitado.

¿Por qué es importante?

Muchas personas que sufren de depresión no alcanzan la remisión de los síntomas y por eso requieren un tratamiento complementario. Aunque no se conoce bien su mecanismo, el yoga ha demostrado ser efectivo en reducir los síntomas de la depresión.

Según el autor del estudio Chris C. Streeter, profesor asociado de psiquiatría y neurología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston, el yoga puede ayudar en muchas enfermedades, sobre todo en aquellas relacionadas con el estilo de vida.

La integración del yoga al tratamiento médico convencional puede aumentar el bienestar y disminuir los síntomas. En el estudio, Streeter y su equipo tenían como objetivo explorar si la práctica de yoga produce mejoría en el estado de ánimo, dado el efecto que tiene en los transmisores GABA.

Los síntomas depresivos guardan relación con la insuficiencia en el sistema GABA. Específicamente, los niveles de GABA son bajos en personas con trastorno depresivo mayor. Las intervenciones de yoga aumentan la actividad de GABA.

¿Cómo realizaron el estudio?

En este estudio participaron 32 adultos con trastorno depresivo mayor (TDM), quienes recibieron una intervención intensiva de yoga por 12 semanas. Recibían tres sesiones de yoga a la semana o una intervención de dosis baja de dos sesiones de yoga a la semana. Las sesiones consistían de 60 minutos de yoga Iyengar, 10 minutos de relajación, 20 minutos de práctica de respiración y ejercicios de tarea.

A lo largo del estudio, los pacientes se sometieron a exploraciones de resonancia magnética (IRM) y espectroscopía por resonancia magnética (RM) antes de la intervención de 12 semanas y después. Al final de la intervención, todos los participantes tomaron una sesión de yoga adicional de 90 minutos y luego un tercer y último escáner cerebral.

¿Qué se observó?

Los resultados globales encontrados por los investigadores mostraron aumentos en los niveles de GABA entre la primera y la última exploración, y entre la segunda y tercera exploración, pero no hubo diferencias entre los grupos de yoga de dosis alta y de yoga de dosis baja.

Streeter opina que el yoga puede ser una herramienta de bajo costo y pocos efectos colaterales que ayude a mejorar el estado de ánimo de las personas y controlar los niveles de ansiedad.

También se encontró que el número de días desde la última clase de yoga de un sujeto parecía ser más importante que la cantidad de práctica de yoga. Aquellos que mostraron niveles aumentados de GABA en el segundo 2 escaneo en comparación con el primero, tuvieron un promedio de 3.93 días desde su última sesión de yoga. Por otro lado, los participantes cuyos niveles de GABA no aumentaron tuvieron un promedio de 7.83 días desde su última sesión de yoga.

Los autores del estudio explican que es probable que los efectos de las prácticas de yoga, al igual que los tratamientos farmacológicos, sean de duración limitada.

Durante la investigación se evaluaron los síntomas depresivos de los participantes. Se observó una relación inversa entre los cambios en los síntomas depresivos con los niveles GABA entre el grupo de dosis alta.Para los autores del estudio, esto indica que los síntomas depresivos disminuyeron a medida que aumentaron los niveles de GABA.

Limitaciones y recomendaciones

Es necesario que en el futuro se estudie este tema con una muestra más grande debido a que el tamaño de la muestra en este estudio es muy pequeño. Sin embargo, estos resultados son alentadores.

“El uso del yoga para la depresión debe compararse con los antidepresivos en un ensayo controlado aleatorio y en combinación con antidepresivos”, dijo Streeter. Con todo esto, los datos encontrados sugieren que el sistema GABA puede ser un mecanismo a través del cual el yoga mejora el estado de ánimo y practicar yoga al menos una vez a la semana puede ser la clave para ver estos beneficios.

A pesar de su potencial para ayudar a las personas con depresión, no debemos olvidar que el yoga es solo otra herramienta disponible. Además, los autores agregan lo siguiente con respecto a la forma en que trabajaría la práctica de yoga en la salud del paciente: “Muchos trastornos relacionados con el estrés se asocian con un desequilibrio en el sistema nervioso autónomo con demasiado del simpático (lucha o huida) y poco del parasimpático (descanso, renovación y compromiso social). El yoga ayuda a corregir este desequilibrio.”

Referencia del estudio: Streeter, C., Gerbarg, P. Brown, R., Scott, T., Nielsen, G. Owen, L. Osamu Sakai, Sneider, J. Nyer, M. and Silveri, M. (2020). Thalamic Gamma Aminobutyric Acid Level Changes in Major Depressive Disorder After a 12-Week Iyengar Yoga and Coherent Breathing Intervention.The Journal of Alternative and Complementary Medicine Vol. 26, No. 3 DOI: https://doi.org/10.1089/acm.2019.0234

Psyciencia
4/03/2021

Día del libro
10% DESCUENTO
Máximo permitido en libros*

* Válido pedidos del 21 al 23 de abril. Las reservas se harán efectivas el 23 de abril. Sujeto a existencias. Productos marcados. Aplican restricciones.
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2021 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada