Busca:   en:
Inicio > Actualidad

Estudio de Universidad de Chile demuestra que solventes dañan el oído

Así como el cristal no sólo se rompe por el efecto de un golpe, el oído no sólo se daña por causa del ruido. Solventes orgánicos como el xileno, tolueno o estireno pueden afectar la vía auditiva central así como la cóclea: son las conclusiones comprobadas por Adrián Fuente, académico de la Escuela de Fonoaudiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, quien ha estudiado a un centenar de trabajadores expuestos a estas sustancias, verificando que perjudican algunas de las funciones auditivas.

"La audición no solo se relaciona con la detección de los sonidos, sino que además está involucrada con la localización y lateralización de éstos, así como también con la discriminación del habla. Una persona puede tener audición normal y no ser capaz de entender lo que le dice otro en una sala con más personas hablando, por ejemplo, o no distinguir de dónde proviene una voz. Estas son las quejas auditivas que podrían ser causadas por exposición a solventes orgánicos, como es la que presentan los trabajadores de fábricas de zapatos, pinturas, plásticos o muebles", dice el profesor Fuente.

Estos resultados son parte de una investigación que realiza para presentar en la Universidad de Hong Kong, mediante la cual ya ha evaluado a 100 trabajadores chilenos seleccionados de empresas de los rubros mencionados: "Para conformar la muestra, realicé audiometrías y timpanometrías, que sirven para descartar algún patrón de alteración auditiva no relacionada con la exposición a solventes. Así entonces, y descartadas todas las personas que pudieran tener problemas no causados por solventes, apliqué una batería de pruebas, como son la Hearing-in-Noise Test, o HINT, que mide la discriminación del habla en condiciones normales y con ruido; la de dígitos dicóticos, que ve alteraciones en vía auditiva central; o la de habla filtrada, que estudia la capacidad de distinguir palabras a las que se les ha alterado su espectro frecuencial, porque aunque se pierda información acústica, uno tiene que poder "completar" lo que falta para reconocer la palabra, entre otras", explica el docente.

Resultados

Del grupo de trabajadores estudiados, detectó a dos con pérdidas auditivas por las que incluso consultaron a especialistas sin encontrar los factores causales de su hipoacusia, "y que estaban en contacto diario con xileno", explica Fuente. Asimismo, halló a 10 personas con problemas de procesamiento auditivo central, "con dificultad en las habilidades mencionadas, y que estaban expuestos a N-hexano, xileno y tolueno en la fábrica de muebles donde se desempeñaban, por los barnices y pegamentos". A ello, añade que un alto número de integrantes de la muestra presentó un bajo rendimiento en las pruebas mencionadas.

-¿Cómo daña el solvente al oído?

Estudios realizados en animales revelan que los solventes afectan las células ciliadas externas del oído. Por otra parte, debido a que los solventes orgánicos son estructuras altamente lipofílicas, tendrían la capacidad de penetrar fácilmente a través de las fibras nerviosas, entre ellas las auditivas, y de ahí el daño auditivo central que provocan. Asimismo, hay un problema paralelo: Quienes están expuestos a solventes, la mayoría de las veces también lo están a altos niveles de ruido, y se ha demostrado en investigaciones internacionales que existe una sinergia entre ambos, siendo el daño que provocan mucho más que su suma. En la actualidad, existe consenso entre quienes investigan en el tema que el daño auditivo que provocan los solventes se debe a una combinación de oto y neurotoxicidad.

-¿Cómo puede evitar un trabajador estas consecuencias?

Con varias medidas: Que en su empresa se regulen las fuentes de emisión y los tiempos de exposición según la normativa internacional. Que la misma industria estudie el usar solventes a base de agua, como lo hacen en algunos países de Europa, lo cual es muy difícil de aplicar porque significa un cambio en la tecnología. El personal debe usar elementos de protección, como ropa especial, mascarillas, guantes, la cual debe ser lavada en la misma empresa, para que no se contamine a las familias de los operarios. También, haciendo exámenes preventivos periódicamente, supervisando a las empresas que usan estos solventes y cambiando de puesto de trabajo a aquellas personas a las cuales se ha identificado algún daño auditivo inducido por ellos.

Universidad de Chile
12/09/2006

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada