Busca:   en:
Inicio > Actualidad

La escuela española triplica el ruido aconsejado

Según las conclusiones de «Una recuperación sólida para las escuelas», estudio realizado por Ecophon mediante un cuestionario online a nivel europeo a más de 1017 estudiantes de entre 12 y 19 años, la escuela española experimenta un problema acústico y mala infraestructura física debido a la cual pueden generarse altos niveles de ruido y, por extensión, interferir con la enseñanza y el aprendizaje.

Varios son los focos de los que se queja el alumnado: mucho ruido de fondo en el centro, ruido que entorpece en las clases, desconcentración debido a la acústica del aula y dificultad para escuchar al profesor desde algunas zonas, dependiendo de dónde se coloque el pupitre.

Atendiendo a las cifras, avaladas también por los últimos estudios PISA de la OCDE, en España, los resultados son preocupantes:

El 40,6% de los estudiantes españoles dice que hay ruido y desorden en la mayoría o en todas las lecciones.

El 39,2% reconoce que les lleva mucho tiempo calmarse en la mayoría o todas las lecciones, mientras que más del 65% de los profesores confiesa haber sufrido problemas de voz alguna vez en su carrera.

El 39,0% de los alumnos españoles van a escuelas donde la enseñanza se ve obstaculizada por una infraestructura física de mala calidad (incluida la acústica).

Los niños son más sensibles al ruido que los adultos. Cuanto más joven es el estudiante, más vulnerable es. Para que un aula esté en condiciones favorables a nivel acústico, debería haber una clara diferencia en la relación señal/ruido (S/R) (es decir, entre el ruido de fondo y el sonido “útil”, como, por ejemplo, la explicación del docente) de al menos 15-20 dB con una reverberación de entre 0.3 y 0.6 segundos. Tan solo con un techo absorbente, mejoraría hasta un 35% la comprensión de las palabras, rebajando hasta en 10 decibelios el ruido del aula.

Relación con el aprendizaje

Los nuevos resultados de las encuestas escolares de Ecophon en tres países europeos, Francia, Holanda y Suecia, revelan el inmenso impacto que tiene el ruido en las habilidades de aprendizaje, la salud e incluso el apetito de los estudiantes.

Aprendizaje: el ruido impide que los estudiantes escuchen correctamente la voz de su maestro, dice más de la mitad de los estudiantes en los países encuestados. «La presencia de niveles de ruido de fondo “silenciosos” (bajos), hacen que los alumnos procesen información con más rapidez y respondan con mayor precisión. Por desgracia los niveles de ruido en las aulas suelen ser elevados y esto se nota, por ejemplo, como en el caso de España, en el nivel de los estudiantes en las distintas materias, tal como han venido mostrando los últimos baremos de PISA» explican desde Ecophon.

Salud: El ruido provoca dolores de cabeza a los estudiantes al menos una vez por semana, según afirma aproximadamente la mitad de los estudiantes de los países encuestados.

Apetito: El ruido hace que los estudiantes acorten el almuerzo al menos una vez a la semana. De hecho, son algunos los que prefieren saltarse el almuerzo por completo debido al ruido.

Pero no todo es negativo. España se ha esforzado mucho en revertir las pérdidas de aprendizaje durante la pandemia al dar el salto a la digitalización en tiempo récord para no dejar a los estudiantes atrás. Esta iniciativa debería replicarse también para resolver los problemas escolares que existen desde hace décadas en las aulas físicas.

«Mejorar el entorno acústico es un buen punto de partida, proporcionando mejores e igualdad de oportunidades para que todos los niños tengan éxito en la escuela», dicen desde Ecophon.

Estrella
6/05/2022

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2021 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada