Busca:   en:
Inicio > Revista

¿Cómo prevenir la espina bífida?

La espina bífida se puede detectar precozmente durante el embarazo. Se puede establecer un diagnóstico mediante la determinación de los niveles de una proteína llamada alfafetoproteina en la sangre de la madre. Si ésta es elevada se recomienda una amniocentesis.

El sistema nervioso humano se forma a partir de una placa de células a lo largo de la espalda del embrión; dicha placa va formando el tubo neural que más tarde dará lugar al cerebro y la médula espinal, pero si en el transcurso de este proceso ocurre algún problema puede dar como resultado algún trastorno del tubo neural, incluida la espina bífida.

La espina bífida se caracteriza por el desarrollo incompleto del cerebro, la médula espinal o las meninges. Pruebas de detección durante el embarazo pueden diagnosticar la espina bífida. Un diagnóstico positivo debe confirmarse con una ecografía. Estos estudios deben realizarse antes de la 20ª. Semana de gestación.

Consumir ácido fólico de 3 a 6 meses antes del embarazo y durante los 3 primeros meses de gestación, además de evitar la ingesta de tóxicos y fármacos teratógenos en el período periconcepcional y llevar una dieta equilibrada ayudan a prevenir esta malformación.

El nacimiento de un hijo con espina bífida crea angustia en los padres. El niño a primera vista presenta un bulto en la espalda, con posibles parálisis en las extremidades y otras malformaciones asociadas (espina bífida abierta o quística), o bien, presenta una abertura en una o más vértebras, algunas tienen un lipoma (espina bífida oculta).

Lo más recomendable es que el pediatra de la familia valore, oriente y asesore a la familia sobre las pautas terapéuticas más indicadas para el caso.

Secuelas

  • Hidrocefalia: acumulación del líquido céfalo-raquídeo en el interior de la cabeza, lo que provoca un aumento de tamaño. Se debe intervenir colocándose una válvula de Holter para favorecer la salida del líquido.
  • Alteraciones ortopédicas: las más frecuentes son luxación de cadera, pie equinovaros, desviación de la columna. La ausencia de motilidad ósea ocasiona fracturas.
  • Alteración de la función urológica e intestinal.
  • Alteraciones en el comportamiento. Se debe orientar a los padres para que faciliten una evolución psicológica adecuada, ya que hay tendencia a la sobreprotección en algunos casos.

Abordaje interdisciplinario

El equipo que acompañará el tratamiento y la rehabilitación del niño con espina bífida deberá estar constituido por: Neurocirujano, Urólogo, Cirujano Ortopédico, Rehabilitador, Oftalmólogo y Pediatra.

Deberá contar además con un Trabajador Social, ATS, Fisioterapeuta, Logopeda, Psicólogo y Terapeuta Ocupacional.

 

Referencias

Espina Bífida. Estudio integral del feto al niño, del diagnóstico prenatal a la prevención. Serie monográfica. Avances en obstetricia y ginecología. Gallo M., Miguelez C., González J.A., Herrera A., Arévalo S., Romero M. 1995.

Espina Bífida lo que quieres saber. Asociación de padres con hijos Espina Bífida de Málaga. 1993.

Día Alzheimer 2019
[Libros alzheimer con descuento]

 
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

ARTÍCULOS RELACIONADOS

OTROS TEMAS

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada