Busca:   en:
Inicio > Revista

...Y en el comienzo era la oscuridad... (Parte I)

La madre también aduce, con cierta timidez, que consulta porque alguien le dijo sobre el ADD de su hijo.

...Y en el comienzo era la oscuridad...
                                                          Génesis, cita no textual
 
 
La madre llega a la consulta con su hijo Raúl. Viene, dice, por el cuarto tratamiento. Refiere que decidió cambiarlo de escuela y que el Gabinete Psicopedagógico de la institución la citó a una entrevista con ambos, y que le informaron que aceptaban al niño bajo condición de que comenzara un tratamiento psicológico, fundando tal condición en los resultados obtenidos por Raúl en su Boletín de Calificaciones y en el Dibujo de la Familia que se le pidió que haga. La imagen muestra a Raúl junto a su madre: se ha dibujado sacando la lengua. La madre dice interpretar ello como una burla a quien lo mira.
 
La madre también aduce, con cierta timidez, que consulta porque alguien le dijo sobre el ADD de su hijo. Considero pertinente tranquilizarla planteándole que ningún dato proporcionado hasta el momento indicaría tal diagnóstico. Y recomiendo la urgencia de contener rápidamente a Raúl, tanto como proceder a la evaluación correcta de su síntoma y ubicar a cada uno.
 
Raúl tiene 9 años. Vive con su madre en casa de los abuelos maternos, padecientes uno de la enfermedad de Alzheimer y el otro de depresión crónica. Sus padres se separaron a sus dos años de edad, cuando la madre se enteró que el padre era adicto a drogas.
 
Primera Entrevista con Raúl
 
Pido un dibujo a Raúl. Mientras lo hace observo que se come mucho las uñas. Pienso en esas partes duras del cuerpo que deben ser arrancadas por él…¿qué de la consistencia en los extremos de su contorno falló?... ¿qué no pudo concluir y él debe arrancar como forma de hacer signo visible en su cuerpo ante los ojos de Otro que le hiciera significación? ¿qué arranca del Otro en él mismo?
Raúl relata que éste es su tercer Tratamiento. (Recuerdo que la madre dijo que era el cuarto). Que el primero fue a sus siete u ocho años y duró dos o tres meses. Que lo hizo porque sentía nervios en las pruebas y miedo a que le fuera mal.
Que el segundo Tratamiento fue el año en curso, porque tenía pesadillas que aún no terminaron… Y que por eso él pidió a su mamá comenzar un tratamiento. Raúl refería esto mientras mantenía las manos cerradas con forma de puño: decía: “para que me vaya más bien en la Escuela, para estar más tranquilo, para cambiar algunas cosas: no ser atolondrado..., me impaciento…en casa estoy aburrido cuando no estoy haciendo nada.” La pacificación es función de la inhibición.
Dice que anoche tuvo otra pesadilla:

Estaba en su habitación y del ropero salían unos monstruos que lo sacuden y lo quieren atacar…dice que le hacen mal y se ahoga en el sueño. 

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada