Busca:   en:
Inicio > Revista

La lengua y la anquiloglosia

La lengua tiene funciones motoras y sensitivas. La función principal motora es la del habla, pero también desempeña un papel importante en la succión. La lengua realiza movimientos para poder alimentarse al pecho materno. El frenillo lingual ubica, dirige y limita los movimientos de la punta de la lengua. Cuando alguno de estos movimientos está comprometido o limitado probablemente se dificulte la alimentación al pecho materno y posteriormente entorpecerá el habla.

La lengua se desarrolla en la cuarta semana de vida intrauterina, a partir del primer arco branquial (aparecen dos protuberancias linguales laterales y una medial (tubérculo impar), del tercer arco y de los somitas occipitales, (bloques o segmentos musculares asociados a la futura columna vertebral). En la porción anterior del piso y sobre la cara ventral de la lengua, la mucosa de revestimiento es delgada y, a menudo, es posible apreciar las ramas terminales de las venas sublinguales o raninas, ramas terminales de la vena lingual.

La lengua se encuentra dentro de la cavidad bucal, contacta con los paladares, las apófisis alveolares donde se encuentran alojados los dientes. Está formada por un conjunto de músculos que de acuerdo a su origen se clasifican en: a)      Intrínsecos; cuando su origen y terminación se ubica dentro de la lengua, el músculo transverso es el único musculo impar, y b) los músculos extrínsecos: tienen su origen en distintas estructuras anatómicas adyacentes y son ocho músculos pares: el geniogloso, el hiogloso, el estilogloso, el palatogloso, el faringogloso, el amigdalogloso, el lingual superior y el lingual inferior.

La lengua tiene funciones motoras y sensitiva. La principal función motora es la del habla, pues sin lengua no habría articulación, desempeña papel importante en la succión (principalmente durante la alimentación al pecho materno y en el crecimiento y posición de la mandíbula), deglución, masticación y en la articulación de los sonidos. Dentro de las sensitivas se encuentran el sentido del gusto (pues ahí se alojan las papilas gustativas) también tiene la sensación táctil de temperatura, textura, forma y profundidad.

Como parte de los reflejos natos, la lengua realiza movimientos para poder alimentarse al pecho materno y estos son:

  • Extensión o protrusión: Con el que se puede sacar la lengua hasta cubrir la encía inferior con la lengua y mantenerla en esta postura mientras dura la alimentación al pecho materno.
  • Elevación: con el cual la lengua se levanta hacia el paladar para comprimir la areola.
  • Lateralidad: con el que se mueve la lengua a ambos lados de la boca.
  • Peristaltismo: es el movimiento ondulatorio que va de la punta a la base de la lengua impulsando el líquido hacia la faringe para deglutir.

El frenillo lingual (frenulum linguae) es un pliegue perpendicular que está presente a nivel del plano mucoso y sobre la línea media y une al piso de la boca con cara ventral de la lengua que algunas veces de acuerdo a su longitud requiere de su eliminación debido a las inserciones sobre la punta de la lengua que limitan la movilidad y pueden alterar las funciones. Lateral al frenillo lingual, se ubica el conducto de Wharton de la glándula salival submandibular y de los conductos de la glándula sublingual. El frenillo lingual ubica, dirige y limita los movimientos de la punta de la lengua. Cuando alguno de estos movimientos de la lengua está comprometido o limitado, probablemente no funcione adecuadamente y se dificulte la alimentación al pecho materno y posteriormente entorpecerá el habla. Esta patología se le conoce como frenillo lingual corto o anquiloglosia. Esta patología puede causar en el recién nacido pérdida de peso, dolor a la alimentación al pecho materno y el cese prematuro de la lactancia materna. En la anquiloglosia verdadera la punta de la lengua está pegada a la apófisis alveolar y le impide todo tipo de movimiento.

Clínicamente se puede observar que el niño no puede elevar la lengua, contactar con el paladar o bien, al protruir la punta de la lengua (sacarla) se forma un corazón y obviamente la alimentación al pecho materno es deficiente. Cuando el niño ha salvado la etapa de la lactancia materna a los cuatro años de edad, se afecta la articulación de los fonemas /l/, /n/, /r/, /rr/, /t/, y /s/, ya que el mismo frenillo impide la vibración de la lengua contra el paladar en la zona de la papila incisiva o de las rugas palatinas al expulsar el aire. En algunos casos el frenillo lingual puede llegar a corregirse con el crecimiento de la lengua, en otros casos la lengua realiza movimientos articulatorios fonéticos compensatorios.

El tratamiento de la anquiloglosia en el Instituto Nacional de Pediatría (Ciudad de México) es multidisciplinario, al nacimiento participarán el pediatra el, estomatólogo pediatra, el foniatra y el cirujano maxilofacial, debiendo de reinstaurar la alimentación al pecho materno. Cuando la eliminación del frenillo se realice cerca de los 4 años de edad, forzosamente deberán haberse instaurado previamente ejercicios para la movilidad de la lengua, de esta manera al realizar la frenilectomía el niño ya tiene la retroalimentación necesaria para poder mover la lengua y deberá continuar con los ejercicios.  Para eliminar al frenillo lingual es quirúrgico (escisión quirúrgica con mioplastía del geniogloso), por lo que no es recomendable el simple corte con tijera de la membrana mucosa. Este procedimiento quirúrgico debido a la corta edad del paciente, a su poca cooperación y al posible sangrado transquirúrgico que puede poner en peligro la vía aérea del paciente se realiza bajo anestesia general. Existen varias clasificaciones o gradaciones del frenillo corto, esta es la utilizada en el Instituto Nacional de Pediatría.

 

Clasificación del frenillo lingual corto.

Leve

Moderado

Severo

La punta lingual puede tocar el paladar durante la deglución pero no con apertura máxima

La punta lingual puede tocar el paladar durante la deglución pero con apertura mínima

No es posible protruir la lengua. La punta lingual no puede tocar el paladar durante la deglución.

Frenillo corto que no interfiere con las funciones linguales. Puede conducir a afecciones discretas del lenguaje.

Frenillo corto que dificulta la alimentación pero no la impide; puede causar alteraciones en el lenguaje, en el periodonto y en la posición de los dientes.

Lengua fusionada con el piso de la boca; hay dificultad para la deglución y la succión. Se pueden observar problemas periodontales.

Tratamiento: Mioterapia funcional

Tratamiento: Mioterapia funcional, pre, trans y post quirúrgico

Tratamiento: Mioterapia funcional, pre, trans y post quirúrgico. En ocasiones es necesario realizar de manera urgente el tratamiento quirúrgico del frenillo y posteriormente establecer la mioterapia.

 

 

Referencias

De la Teja AE, López FR, Durán GLA, Cano GA, Téllez RJ. Acta Pediatr Mex 2011; 32(6):355-6

Martinelli RLC, Marchesan IQ., Gusmao RJ, Honorio HM, Berretin-Felix G. The effects of frenotomy on breastfeeding. Journal of Applied Oral Science, 2015;23(2):153-7.

Parada C, Chai Y. Mandible and tongue development. Curr Top Dev Biol 2015; 115:31-58

Piso de la boca y lengua media.axon.es/pdf/72077_3.pdf

Revuelta R. La cavidad bucal del Nacimiento a la Infancia, Desarrollo, patología y cuidados. Perinatología y Reproducción Humana 2009; 23(2):82-9

Van Eyndhoven L, Chussid S, Yoon RK. Knowledge, Attitudes, and Practices of Pediatric Dentists Regarding Speech Evaluation of Patients: Implications for dental education. J Dental Education. 2015;79(11):1279-85.

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Imprimir Imprimir

Compartir en:

compartir FaceBook

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Google+ | Instagram

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2016 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada