Busca:   en:
Inicio > Revista

La imitación y el desarrollo del lenguaje

La imitación es una de las virtudes propias de los niños, que les permite: descubrir, comprender, conocer y aprender del mundo que les rodea. En el juego el niño imita situaciones de la vida cotidiana; todas aquellas cosas que ha visto, oído e interiorizado. La imitación es un medio por el cual el niño aprende observando un modelo.

Se conoce como imitación a la capacidad de observar una acción (de alguna persona, animal o juguete) y tratar de repetir esa acción de manera precisa1.

Se dice que la imitación favorece el aprendizaje, por eso es de suma importancia, el niño aprende observando y siguiendo los patrones de conductas de aquellas personas que los rodean.

 

La imitación es una de las virtudes propias de los niños1, que les permite: descubrir, comprender, conocer y aprender del mundo que les rodea. Se dice que niño tiene una necesidad por imitar; y usualmente el modelo que buscan es el del adulto. El niño no solo imita las acciones que ve hacer al adulto; también imita gestos corporales, formas de expresión verbal y actitudes ante situaciones especificas.

 

 

El juego es el campo donde el niño ejecuta la imitación:

La herramienta por excelencia del niño es el juego. En el juego el niño imita situaciones de la vida cotidiana; todas aquellas cosas que ha visto, oído e interiorizado, el niño las va a reproducir en el juego. Se dice que a través de la recreación de las situaciones cotidianas el niño llega al aprendizaje1.

 

Para que se de la imitación se necesitan 3 elementos:

 

Elementos imitación

 

La imitación como medio para el aprendizaje:

Las teorías conductista lo que plantean es que el aprendizaje; cualquiera que sea, se va dar gracias al estimulo-respuesta y los reforzadores tanto positivos como negativos1.

La imitación es aquella respuesta a un estimulo (situación) que el niño recibe; el niño seguirá imitando una acción determinada si el reforzador es positivo (una recompensa) o el su contra parte; el niño no realizará más la acción si el reforzador es negativo (un regaño).

Por ejemplo: aquel bebé sentando en la silla de comer tira la cuchara una y otra vez, pues su madre, siempre le recoge la cuchara cuando él la tira al piso.

 

Las teoría del aprendizaje social también dice que aprendemos a la hora que nos desarrollamos en diferentes contextos1.

La imitación es un medio por el cual el niño aprende observando un modelo (en su ambiente inmediato). Las acciones del modelo se verán influenciadas por el ambiente en el que se encuentre; y en consecuencia las acciones del modelo se van a ver reguladas. Todo esto el niño va observando y va copiando de manera que va aprendiendo de su entorno.

Por ejemplo: si el niño observa a su papá cada vez que llega a un lugar decir “buenos días” es muy probable que el niño diga “buenos días” cada vez que llegue a algún lugar.

 

Algunas teorías de la adquisición del lenguaje

 

La imitación y el desarrollo del lenguaje:

Como la imitación lleva al aprendizaje, es claro que parte de ese aprendizaje será el desarrollo  del lenguaje.

Al principio el niño (entre los 5 y los 6 meses) trata de imitar las vocalizaciones que realizan los adultos cuando están con ellos1. Es lo que conocemos como balbuceo: “bababababbaba”. Pero el bebé no solo escucha y aprende las vocalizaciones del adulto; sino también observa gestos faciales, observa mímicas (como aplausos), etc.

Poco a poco el bebé va siendo más preciso en sus imitaciones y es cuando aparecen las primeras palabras, las primeras oraciones y luego el lenguaje oral completo.

De ahí la importancia de usar la imitación como una herramienta para enseñar y estimular el lenguaje en la casa.

 

¿Qué actividades se pueden realizar en casa?

Consejo importante: Primero se le debe enseñar al niño a imitar movimientos (de motora gruesa; es decir movimientos grandes como marchar, saltar, etc.) y estos combinarlos con sonidos como “pum”.

Luego de que niño domine esto puede combinar movimientos con canciones, rimas o cuentos y por ultimo imitar sonidos con gestos (como vocales).

 

Actividades sugeridas:

  • Utilice canciones donde se puedan realizar con el cuerpo lo que está diciendo la canción. Por ejemplo: “la marcha del calentamiento”
  • Realice juegos como “Simón, dice” para que el niño realice diferentes acciones, y estas pueden ser de la vida cotidiana. Poe ejemplo: “Simón, dice: péinese el pelo como lo hace mami”.
  • Enséñele al niño rimas sencillas con alguna mímica.
  • Cuéntele un cuento al niño y que él vaya realizando una pequeña dramatización.
  • Realice juegos de roles: “a la casita”, “a los bomberos”, “en el supermercado”, etc. donde se realicen las acciones que en la vida cotidiana se dan en esas situaciones. Trate de entablar diálogos con el niño mientras juega.
  • Realice juegos como imitar muecas que se pueden hacer con la cara: sonreír, sacar la lenguaje, inflar los cachetes, etc. También juegue a imitar los sonido que puedo hacer con mi boca: como un carrito, como un caballo, tirar besos, etc.
  • Cante canciones con el niño y enséñele a ir repitiendo trabalenguas.

 

Referencias

Loría, M. 2015. El lenguaje: manifestación del espíritu libre. Editorial UNED. San José: Costa Rica.

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada