Busca:   en:
Inicio > Revista

Abordaje del vértigo en población infantil: Una revisión de la literatura (Parte II)

En relación con el propósito de esta revisión fue posible conocer el proceder médico en cuanto a la evaluación y diagnóstico del vértigo infantil, sin embargo, existe poca información respecto al tratamiento y aún más sobre el seguimiento de los niños que lo padecen. Aunque es importante recalcar la importancia del trabajo interdisciplinario de las diferentes especialidades involucradas para evaluar y realizar las pruebas pertinentes de los diferentes sistemas que se ven afectados principalmente, no se habla de ningún tratamiento farmacológico, solo se menciona tratamiento ambulatorio y terapéutico con la intención de mejorar su calidad de vida y desarrollo en un entorno óptimo, como en el estudio de Niță, Roza, & Teleanu (2019).

Table 1. Artículos fase 3

ESTUDIOS SOBRE VÉRTIGO EN POBLACIÓN INFANTIL

Síntomas

Autores

Evaluación

Diagnóstico

Tratamiento

Población

Tipo de estudio

VPPB

Vincenzo Marcelli y cols.

2014

Evaluación de la migraña ICHD-1

VNG y RMN cerebral

Interpretación clínica de las pruebas

Sin documentar

n=15

Edad: 4 y 11 años

Prospectivo observacional

VPPB

Doettl Steven y cols.

2015

VNG

Análisis de resultados

Sin documentar

n=29

Edad: 4 y 6 años

Prospectivo y de medidas repetidas

VPPB

Qingxiu Yao y cols.

2015

Dix-Hallpike y Test Supine Roll

Criterio de nistagmo posicional

Maniobra Epley y Lempert

n=6

Edad: 7 y 14 años

Análisis retrospectivo de casos

VPPB

Ewa Szczerkik y cols.

2019

Posturografía

Análisis de resultados

Sin documentar

n=77

Edad: 3 y 18 años

Análisis retrospectivo de casos

Mareos / vértigo

Filipp M. Filippopulos, et al. 2017

Cuestionario sobre diferentes tipos de vértigo y factores de riesgo potenciales relacionados

Análisis de resultados

Sin documentar

n= 1482

Edad: 12 y 19 años

Transversal

Mareos / vértigo

Thyra Langhagen et. Al

2015

Cuestionario sobre mareos, vértigo y dolor de cabeza

Análisis de resultados

Sin documentar

n= 1661

Edad: 12 y 19 años

Transversal

VPPB Y Migraña Vestibular

Marisa Klancnik y cols. 2018

VHIT, VNG y Audiometría básica

Criterios de Lempert et al., y (ICHD)  VPPB

Sin documentar

n=57

Edad: 6 y 12 años

Análisis retrospectivo

VPPB

S.A. Ni?a y cols. 2019

RMN Cerebral, prueba de Romberg, Fukuda, VNG y electroencefalograma

Análisis de resultados y criterios ICHD

Sin documentar

n=3

Edad: 2 y 4 años

Análisis retrospectivo de casos

VPPB

Kuei-You Lin y cols. 2010

oVemps

cVemps

Análisis de resultados y criterio ICHD

Sin documentar

n=15

Edad: 4 y 14 años

Transversal

VPPB

Yoshiyuki Ozono et. Al

2016

Examen neurológico, TAC y RMN cerebral, audiometría y VNG

Análisis de resultados y criterio ICHD

Sin documentar

n= 2

Edad: 4 y 11 años

Análisis retrospectivo de casos

VPPB

Umberto Raucci y cols. 2015

TAC y RMN cerebral, examen neurológico y cardiovascular

Análisis de resultados y criterios ICHD

Sin documentar

n=616

Edad: 3 y 18 años

Análisis retrospectivo de casos

VPPB

Jennifer L. Fay, et al

2016

Dix-Hallpike (DH)

Interpretación del nistagmo

Maniobra de reposicionamiento de otolitos

n=2

Edad: 9 y 11 años

Análisis retrospectivo de casos

Migraña vestibular

Agessi & Villa 2018

RMN Cerebral y Electroencefalograma

Análisis de resultados y criterios ICHD

Farmacológico (Topiramato e ibuprofeno)

n=2

Edad: 13 y 11 años

Análisis retrospectivo de casos

VPPB Y Migraña Vestibular

Jong Dae Lee y cols. 2017

VNG, VHIT, cVemps, Audiología básica

Criterios de Lempert et al., y (ICHD) 

Sin documentar

n=411

Edad: <6 y 18 años

Análisis retrospectivo

VPPB Y Migraña Vestibular

Vincenzo Marcelli et. al 2014

VNG Y audiometría de tonos puros

Análisis de resultados y criterios ICHD

Sin documentar

n= 15

Edad: 4 y 11 años

Prospectivo

Vértigo

Anna Deissler 2016

Cuestionario KDISCREEN

Calidad de vida relacionada con la salud (HrQoL)

Sin documentar

Edad: 12 y 18 años

Retrospectivo

Desorden aprendizaje

Denise de Fátima et al 2009

Pruebas de movimiento sacádico fijas, aleatorias y pendulares.

Análisis de resultados

Sin documentar

n=28

Edad: 8 y 12 años

Prospectivo

 

En cuanto al VPPB en infantes, Szczerkik y cols.  (2018) evaluaron a 29 niños entre 4 y 6 años con posturografía, el estudio arrojó   que no es tan útil en la práctica clínica cuando se debe evaluar la razón de los episodios de vértigo, pero verifica el proceso de compensación y mide objetivamente el progreso de la recuperación y el estado funcional real del paciente.

 

En las investigaciones de Qingxiu Yao y cols. (2015) y  Dae Lee y cols. (2017) los niños fueron evaluados usando la maniobra de Dix-Hallpike, diagnosticados mediante la interpretación del nistagmo y tratados con la maniobra de reposicionamiento de partículas Epley o Lempert con una tasa de éxito de 83,3%, estas maniobras fueron realizadas en una o dos sesiones.

Otros autores (Raucci, y otros, 2015) evaluaron a los niños con VPPB utilizando Tomografía axial computarizada (TAC) y Resonancia magnética nuclear (RMN) cerebral, a estas pruebas Yoshiyuki Ozono et.al (2016)  adicionaron videonistragmografía (VNG) y audiometría; sumado a esto Vincenzo Marcelli y cols (2014) añadieron a su evaluación los criterios ICHD.  En estos estudios se diagnosticó VPPB a los niños mediante la interpretación clínica de las pruebas y la Clasificación Internacional de Cefaleas (ICHD) por sus siglas en inglés: International Classification of Headache Disorders, con el fin de descartar migraña vestibular.  En los estudios mencionados no se documentó algún tipo de tratamiento.

Los criterios ICHD también fueron tenidos en cuenta por Agessi & Villa (2018) en la evaluación de dos casos de niños con migraña vestibular que presentaron aura visual y alucinación olfativa, el tratamiento instaurado fue farmacológico (Topiramato e ibuprofeno).

Otras pruebas vestibulares fueron tenidas en cuenta por Jong Dae Lee & cols.  (2017)     Marisa Klancnik & cols. (2018), en ambos estudios evaluaron a los niños en edad escolar con Video Test de Impulso Cefálico (vHIT), videonistragmografía (VNG) y Audiometría básica, el diagnóstico se basó en los Criterios de Lempert y el ICHD; el tratamiento no fue descrito.  Los resultados de los estudios mostraron que, en el grupo de edad escolar, BPVC por sus siglas en inglés Benign paroxysmal vertigo of childhood y la migraña vestibular (VM) fueron los más comunes, seguidos por vértigo psicógeno y vértigo posicional paroxístico benigno (BPPV). En los adolescentes, la VM fue el más común.

Por otra parte, en el estudio de Lin, Hsu y Young (2010) se utilizó una prueba combinada de potencial miogénico evocado vestibular ocular (oVemps) y cervical (cVemps) en niños con BPPV para investigar si el tronco encefálico superior o inferior se ve afectado con mayor frecuencia en estos niños. Los resultados mostraron que los cVemps retrasados ??en niños con BPPV reflejan una lesión retrolaberintina a lo largo de la vía del reflejo sacular, que desciende a través del tronco encefálico inferior, siendo esta vía la más afectada en niños con BPPV.

Para finalizar, autores como Filipopulos (2017) y Deissler (2016) indagaron a los niños y adolescentes mediante cuestionarios, los posibles factores de riesgo de vértigo y mareos, su variabilidad por diferentes tipos de vértigo y su relevancia poblacional para diseñar estrategias preventivas, así como evaluar el impacto del vértigo en la calidad de vida relacionada con la salud (HrQoL) de niños/adolescentes. Los resultados mostraron que el riesgo atribuible a la población fue del 26%, y el dolor muscular, el estrés y la migraña representaron el 11%, 4% y 3%, respectivamente, así como con otras afecciones crónicas, por ejemplo, asma, diabetes, cáncer, enfermedades gastrointestinales, trastornos psiquiátricos crónicos o reumatología.

 

DISCUSIÓN

Se observó una dificultad en la búsqueda de los artículos que documentan esta patología en relación con la población objeto de estudio. Esto puede sugerir una excesiva caracterización de la patología como tal, y no reporte de casos clínicos que den cuenta del proceso detallado de síntomas, signos, evaluación, diagnóstico, resultados de estudios, tratamiento, complicaciones y seguimiento de los pacientes. 

Sin embargo, es necesario ampliar en un futuro la búsqueda en otras bases de datos que permitan indagar dichas investigaciones o, por el contrario, realizar otros estudios de casos clínicos que reporten concretamente los aspectos anteriormente mencionados, ya que “cada reporte de caso presenta una condición única que tiene un valor educativo para el lector y que sirve para el planteamiento de hipótesis o la aparición de nuevas inquietudes que posteriormente puedan ser estudiadas mediante métodos más complejos” (Romaní Romaní, 2010, pág. 46). Esto permitirá ilustrar con mayor precisión el diagnóstico diferencial de los síntomas del vértigo en niños y mostrar los estudios necesarios para un diagnóstico completo y correcto, sin dejar de lado la necesidad de un equipo multidisciplinario, tanto en la fase de diagnóstico como en el enfoque terapéutico (Ni?a, Roza, & Teleanu, 2019).

En este sentido, los artículos encontrados en reportes de casos como el de Akcan (2018) han permitido vislumbrar tanto la complejidad del vértigo infantil, como el universo de posibilidades de evaluación que se pueden aplicar en estos pacientes. No obstante, una anamnesis detallada y un examen físico siguen siendo el método de diagnóstico más efectivo en niños con vértigo.

Es de anotar que, en los artículos se refleja que durante la exploración clínica es necesario tener en cuenta que los resultados normales deben ser considerados de acuerdo a: 1) la edad del niño, 2) el estado de maduración de los reflejos vestíbulo-oculomotores (RVO) y vestíbulo-espinal (RVE), y 3) el control postural. (Femia, González del Pino, & Pérez-Fernández, 2011). Además, las pruebas vestibulares permiten descartar discapacidad vestibular periférica y, por lo tanto, buscar otras causas de trastornos de equilibrio, como migraña y trastornos oftalmológicos, y también ayudan a reducir el riesgo de inducir pérdida vestibular bilateral completa en los protocolos de implante coclear (Wiener-Vacher, Quarez, & Priol, 2018).

 

Finalmente, en relación con el propósito de esta revisión fue posible conocer el proceder médico en cuanto a la evaluación y diagnóstico del vértigo infantil, sin embargo, existe poca información respecto al tratamiento y aún más sobre el seguimiento de los niños que lo padecen. No cabe duda que los actores involucrados en abordar esta patología incluyen un equipo multidisciplinar y aquellos involucrados en su tratamiento y rehabilitación están invisibilizados en dichas investigaciones. Aunque es importante recalcar la importancia del trabajo interdisciplinario de las diferentes especialidades involucradas para evaluar y realizar las pruebas pertinentes de los diferentes sistemas que se ven afectados principalmente, no se habla de ningún tratamiento farmacológico, solo se menciona tratamiento ambulatorio y terapéutico con la intención de mejorar su calidad de vida y desarrollo en un entorno óptimo, como en el estudio de Ni?a, Roza, & Teleanu (2019).

Pese a que concordamos con Wiener-Vacher (2017) quien refiere lo complicado del concepto, el lenguaje y la comunicación con dicha población, es importante no descartar que la discapacidad visual, la dificultad en la lectura, la falta de coordinación, los trastornos de concentración y comportamiento en los niños, pueden ser causados por trastornos vestibulares periféricos como lo menciona Klancnik en su estudio (2018).

 

CONCLUSIÓN

Los resultados obtenidos en los estudios anteriormente descritos muestran que, si bien no hay un consenso establecido sobre el abordaje del vértigo en población infantil que marque la pauta para definir los criterios que cumplan con caracterizar el vértigo en dichos pacientes, hay unanimidad en aseverar que el desarrollo de una buena anamnesis, así como la habilidad del médico para tener empatía con el paciente y realizar un buen trabajo exploratorio puede conllevar al diagnóstico. En este sentido, el conducto regular a seguir con un paciente pediátrico que consulta por vértigo es iniciar con un interrogatorio bien profundo y detallado en ayuda de los signos y síntomas que refiere el paciente y su acudiente, que en la mayoría de casos son sus padres, buscando algún tipo de alteración en los sistemas comprometidos para tener el origen y una etiología clara sobre la patología como lo refiere Akcan & al (2018). Luego, concordando con los autores Femia, González del Pino, & Pérez-Fernández (2011) poder realizar un examen físico minucioso de los sistemas comprometidos que lo llevan a consulta, con sus respectivos equipos médicos, solicitando la ayuda interdisciplinaria de aquellas especialidades encargadas de registrar con más precisión cambios importantes, relevantes y de importancia en su examen correspondiente apoyándose de imagenología, tablas, escalas de puntuación y maniobras ya referenciadas anteriormente que permiten una evaluación bajo criterios independientes el estado de su vértigo y síntomas acompañantes; una vez establecido este proceso se determina un tratamiento terapéutico no farmacológico, y finalmente realizar controles médicos periódicos para hacer seguimiento de la adaptabilidad y de la maduración de sus diferentes sistemas para ver su evolución a través del tiempo.

Estas investigaciones proporcionan un precedente importante para determinar de acuerdo con los diferentes síntomas y signos pediátricos un enfoque médico/ terapéutico y ahondar estos tópicos con futuras investigaciones.

 

 

 

CONFLICTO DE INTERÉS

Las autoras de este estudio declaran no tener conflictos de interés.

 

Referencias

Agessi, L., & Villa, T. (2018). Vestibular Migraine with Visual Aura and Olfactory Hallucination in Children: Two Case Reports.

Akcan, F. A., & al, e. (2018). Çocuklarda Vertigo; Ayırıcı Tanı.

Alonso Sánchez, M. F. (2010). Rehabilitación vestibular para el vértigo: Una revisión bibliográfica. Medicina Naturista, Vol. 4 - N.º 1: 2-8.

Alyono, J. C. (2018). Vertigo and Dizziness. Understanding and Managing Fall Risk. Elsevier, vol. 51, 725-740.

Carlos Manterola, C. A. (2014). Jerarquización de la evidencia. Niveles de evidencia y grados. Revista Chilena de Infectología, 705-718.

Deissler, A., Albers, L., Von Kries, R., Weinberger, R., Langhagen, T., Gerstl, L., . . . Schröder, S. (2016). Health-Related Quality of Life of Children/ Adolescents with Vertigo: Retrospective Study from the German Center of Vertigo and Balance Disorders.

Devaraja, K. (2018). Vertigo in children; a narrative review of the various causes and their management. Elsevier, Vol. 111, 32-38.

Femia, P., González del Pino, B., & Pérez-Fernández, N. (2011). Exploración vestibular de niños con alteraciones del equilibrio (I): métodos de la exploración clínica e instrumental. Elsevier, 62(4):311—317.

Filippopulos, F. M., Albers, L., Straube, A., Gerstl, L., Blum, B., Langhagen, T., . . . Landgra, M. N. (2017). Vertigo and dizziness in adolescents: Risk factors and their population attributable risk.

Jong Dae Lee, C.-H. K.-W.-B.-y. (2017). Prevalence of vestibular and balance disorders in children and adolescents according to age: A multi-center study.

Lee, J. D., Kim, C.-H., S. M., Kim, S. H., Suh, M.-W., Kim, M.-B., . . . Seo, J.-H. (2017). Prevalence of vestibular and balance disorders in children and adolescents according to age: A multi-center study.

Lin, K.-Y., Hsu, Y.-S., & Young, Y.-H. (2010). Brainstemlesion in benign paroxysmal vertigo children: Evaluated by a combined ocular and cervical vestibular-evoked myogenic potential test.

Marcelli, V., Russo, A., Cristiano, E., & Tessitore, &. (2014). Benign paroxysmal vertigo of childhood: A 10-year observational follow-up. cephalalgia.

Marisa Klančnik, M. G. (2018). Predominantni tipovii kliničke karakteristike vestibularnih poremećaja u djece školske dobi.

Meirelles, R. (2014). Vertigem na infância.

Niță, S., Roza, E., & Teleanu, R. (2019). Managementul integrat al vertijului la pacientul pediatric de la patologie ORL.

Pertusa Martínez, S., Gomis Ferraz, J., & Pérez Garrigues, H. (s.f.). VERTIGO, Guía de Actuación Clínica en A. P. Obtenido de http://www.san.gva.es/documents/246911/251004/guiasap037vertigo.pdf

Pires Ventura, D. d., Ganato, L., Mitre, E. I., & Mor, R. (2009). Parâmetros de oculomotricidade à nistagmografia digital em crianças com e sem distúrbios de aprendizagem.

Primo, J. (2003). Niveles de evidencia y grados de recomendación (I/II). Enfermedad Inflamatoria Intestinal al día , Vol. 2.

Raucci, U., Vanacore, N., Paolino, M. C., Silenzi, R., Mariani, R., Urbano, A., . . . Parisi, P. (2015). Vertigo/dizziness in pediatric emergency.

Rodas Méndez, E. R., & Cárdenas, M. I. (2012). Vértigo en niños y adolescentes. Rev Hospital Juarez Mexico, 5-8.

Romaní Romaní, F. (2010). Reporte de caso y serie de casos: una aproximación para el pregrado. . Revista CIMEL, 46-51.

Syed, M. R. (2014). The ‘dizzy child’: a 12-minute consultation.

SZCZERBIK, E., IWANICKA-PRONICKA, K., SYCZEWSKA, M., KALINOWSKA, M., & GRAFF, K. (2018). Balance control of children and adolescents suffering from vertigo symptoms: in what way posturography is helpful in clinical evaluation of vestibular system pathology? Acta of Bioengineering and Biomechanics, vol. 21, 73-78.

Wiener-Vacher, l. (2017). Trastornos del equilibrio y vértigo en la infancia.

Wiener-Vacher, S., Quarez, J., & Priol, A. (2018). Epidemiology of vestibular impairments in a pediatric population. Thieme Medical Publishers, 229-242.

Yao, Q., Q. S., Wang, H., Shi, H., & Yu, D. (2015). Benign Paroxysmal Positional Vertigo in Children.

Yoshiyuki, O., Okumura, T., Imai, T., Higashi-Shingai, K., & Ohta, Y. (2016). Paroxysmal vertigo with nystagmus in children.

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 29,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

ARTÍCULOS RELACIONADOS

OTROS TEMAS

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2020 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada