Busca:   en:
Inicio > Revista

El estrés en los niños durante el confinamiento

El confinamiento puede generar estrés en los niños, pues también para ellos cambió de un momento a otro su ritmo de vida. Hay algunos signos que nos pueden alertar sobre el estrés que pueden sentir los pequeños. El tiempo de calidad y explicarles con palabras que entiendan cómo es la situación por la que estamos pasando en todo el mundo es importante para ellos.

La pandemia que nos ha obligado a permanecer en casa ha traído consigo cambios en nuestro ritmo de vida. Este cambio no solo ha afectado nuestra vida laboral, nuestras relaciones sociales y nuestro entorno familiar, también ha afectado a los niños.

Quizás ellos no alcanzan a comprender que es el COVID-19, pero de un momento a otro han tenido que dejar de ir a la escuela, ya no pueden jugar con sus amigos, salir a las calles, han tenido que dejar los paseos y las visitas familiares y han tenido que aprender a lavarse las manos constantemente. Para muchos pequeños representa una situación de estrés. ¿Qué es para ellos el COVID-19? ¿Qué sentimientos les provoca saber que existe? ¿Qué significa para ellos este cambio de vida? ¿Cómo va a ser el regreso a la escuela? ¿Sabe usted que significa la pandemia para sus hijos? ¿Han tenido cambios en su comportamiento?

Conversando con un pequeño respecto al tema, me comentaba que “sabe que es un virus o una bacteria mortal que le hace sentir miedo, pues no quiere enfermarse o que se enferme su familia. Sabe que no puede ir a la escuela ni ver a sus amigos, que hay que mantener la calma, guardar distancia, usar cubrebocas, no tocarse la cara y lavarnos las manos constantemente, pero no le gusta estar encerrado; extraña sus actividades y sabe que cuando regrese a la escuela tendrá que mantener una distancia mayor con sus compañeros de clase y que posiblemente no puedan jugar como antes. Se siente nervioso y preocupado porque en algún momento a todos nos va a dar”.

No siempre es fácil reconocer el estrés en los niños; algunos indicadores pueden ser los cambios de humor, cambios en la conducta, el mal comportamiento, cambio en los patrones de sueño e incluso mojar la cama. También puede haber síntomas físicos como dolor de cabeza, de estómago o problemas para concentrarse. Algunos niños quizás presenten regresiones como chuparse el dedo.

El estrés también puede llevar al niño a mentir o a agredir a otras personas o a desafiar a la autoridad.

Brindarles información que puedan entender acerca de por qué están en confinamiento, conocer sus preocupaciones y responder a sus preguntas puede disminuir el estrés. El tiempo de calidad es muy importante para sus hijos, hacer que expresen sus sentimientos ayudará a que juntos encuentren soluciones; llevar un diario también es de utilidad. Recuerde que está bien sentir miedo, soledad, enojo o ansiedad. La actividad física también es de gran importancia, así como una alimentación sana. Es importante que sus hijos no estén todo el tiempo expuestos a noticias y crear distracciones como permitirles ver películas o leerles un cuento.

La tensión que puedan experimentar los niños y como la manifiestan dependerá de la edad de los pequeños y de las experiencias que hayan tenido antes de la pandemia. Los niños confían en que sus padres les brinden seguridad y protección. La comunicación y la calma son fundamentales para hacer más llevadero el confinamiento. La pandemia es algo que los niños recordarán para siempre. Si considera necesario busque ayuda profesional. Hay muchos psicólogos que brindan terapia en línea.

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2020 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada