Busca:   en:
Inicio > Revista

Protocolo de Logopedia en la enfermedad de Parkinson

La atención que se le brinda a una persona con enfermedad de Parkinson es un trabajo interdisciplinario, por lo que es importante y necesario que el logopeda conozca los aspectos generales de otras áreas para interpretar la información, comunicarse eficazmente con otros profesionales y transmitir en los informes clínicos los datos más relevantes que favorezcan la eficacia del tratamiento propuesto.

Las asociaciones de Parkinson brindan atención integral al paciente, pero dicha atención se da de manera individual, pues cada persona es diferente; por ello, en el 2018, la Federación Española de Parkinson (FEP) puso en marcha los foros profesionales, una actividad del proyecto AMÁS: Apoyo al Movimiento Asociativo Parkinson con el objetivo de fomentar el contacto y la transferencia de conocimiento entre profesionales de las principales áreas de las asociaciones.

Después de dos años de funcionamiento de los foros, a principios del 2020, se planteó la necesidad de que cada una de estas áreas pudiera contar con un Protocolo que unificara el abordaje de la EP y guiara a los profesionales de cada disciplina. Un documento de referencia hecho por profesionales para profesionales que contribuirá a mejorar la vida de muchos pacientes con Parkinson y sus familiares.

Protocolo de logopedia en la Enfermedad de Parkinson

Este protocolo pretende dar a conocer la labor de los logopedas a las diferentes disciplinas que integran el equipo multidisciplinario en las asociaciones de EP.

Al ser un trabajo interdisciplinario, es importante y necesario que el logopeda conozca los aspectos generales de otras áreas para interpretar la información, comunicarse eficazmente con otros profesionales y transmitir en los informes clínicos los datos más relevantes que favorezcan la eficacia del tratamiento propuesto.

El logopeda debe comprometerse a velar por el bienestar biopsicosocial, favorecer el desarrollo y garantizar una mejor calidad de vida de los pacientes. El diseño, la ejecución, el control y la dirección de programas de prevención, la evaluación, diagnóstico, rehabilitación, habilitación e investigación de las alteraciones de la comunicación humana son acciones que implican la consideración de diversos principios bioéticos, salvaguardando un acceso equitativo a los usuarios, una adecuada observación de los constructos de cuidar y una efectiva presencia de los valores éticos involucrados en las acciones dirigidas a ofrecer instancias u oportunidades reales para el desarrollo de la autonomía y la autodeterminación 1

Con el fin de garantizar calidad de vida, el logopeda busca satisfacer la necesidad de mantener una comunicación interpersonal efectiva y una correcta alimentación.

Síntomas Logopédicos en la Enfermedad de Parkinson

Respiración

Ciclos respiratorios superficiales e irregulares

Aumento de la frecuencia de los ciclos respiratorios

Reducción de los flujos respiratorios máximos

Descenso de la musculatura respiratoria

Voz

Hipofonía (descenso en el volumen de la voz)

Dificultades en el inicio de la fonación

Reducción del tono vocal y monotonía

Hiponasalidad y resonancia gutural posterior (voz de caverna)

Habla

Reducción del control muscular de las estructuras articulatorias

Articulación imprecisa de consonantes y vocales

Disprosodia (habla monótona. Deterioro para producir prosodia emocional, así como para identificarla en otros)

Trastorno de la velocidad y el ritmo del habla (bradilalia, taquilalia o ritmo irregular)

Palilalia

Pausas involuntarias e inapropiadas

Reducción de la inteligibilidad del habla

Expresión facial

Hipomimia

Bradicinesia

Movimientos orofaciales voluntarios más pequeños en amplitud y más lentos en velocidad

Lenguaje

Déficits en control de turnos en conversación

Intercambiios en la conversación

Limitación en la expresión de contenidos, opiniones o emociones

Dificultades en la comprensión

Escritura

Micrografía

Bradicinesia en tareas de escritura

Cambio en las inclinaciones de los alógrafos

Paragrafias

Omisión de letras

Disminución de la legibilidad

Deglución/Disfagia

Hiposalivación o babeo

Xerostomía

Preparación anormal del bolo alimenticio

Pérdida del contenido oral

Fuga posterior del bolo alimenticio

Déficit en la propulsión del bolo

Deglución fragmentada

Aumento del tiempo del tránsito oral

Aumento del tránsito faríngeo

Inflamación o enrojecimiento de los aritenoides, cuerdas vocales y pared faríngea

Acalasia

 

En cada etapa de la EP algunos síntomas se intensifican o emergen otros.

Zanzur et al. Afirman que el 90% de las personas con EP tienen alteraciones de la comunicación oral y puden variar o intensificarse dependiendo del estado de la EP.

Dentro de las asociaciones, el logopeda debe encargarse de la prevención, el diagnóstico y la rehabilitación de las alteraciones en la voz, el habla, el lenguaje y la deglución que pueden aparecer en la EP. Esta rehabilitación debe ser constante y dinámica, ajustándose a los cambios progresivos que se producen en cada estadio de la enfermedad.

Para un diagnóstico adecuado es recomendable realizar un informe detallado de las alteraciones encontradas y compararlo con los resultados de evaluaciones previas. Se aconseja también informar al paciente y a la familia los objetivos del tratamiento.

  • Entrevista inicial: puede aportar al logopeda datos clínicos que aclaren la situación previa y actual de la persona con EP; autopercepción de los trastornos logopédicos; tratamientos no farmacológicos previos; signos indirectos (apoyo familiar, contexto social contexto laboral) y datos personales
  • Evaluación de aspectos diferenciados

Para un tratamiento adecuado se deben tener en cuenta las características individuales de cada persona con EP para poder llevar a cabo una intervención lo más adecuada a sus necesidades.

Las terapias individuales se centran exclusivamente en las necesidades de cada paciente y permiten realizar el seguimiento de los progresos; sin embargo, las terapias grupales ofrecen una comunicación más natural, lo que favorece las interacciones con el resto de los integrantes del grupo; las personas con EP pueden aprender que cada miembro del grupo tiene fortalezas y debilidades y se fomenta la generalización de las habilidades trabajadas.

 

Durante la evolución de la EP pueden aparecer dificultades en la comunicación verbal y no verbal, por lo que se sugiere a los familiares:

  • Hablar uno frente a otro, preferiblemente en ambientes no ruidosos
  • Mantener contacto visual
  • Mantener la atención hasta el final del discurso
  • No anticiparse a su discurso
  • No gritar ni subir el volumen de voz
  • Dar señales de comprensión (sí, mmm)

 

Ante las dificultades para mantener un nivel nutricional adecuado:

  • Mantener las medidas posturales adecuadas
  • En caso de utilizar prótesis dentales, asegurarse de que estas estén colocadas correctamente
  • Procurar que la alimentación se de en un ambiente tranquilo y sin prisas
  • No alimentar si la persona está adormilada
  • Poner poca cantidad de comida en la parte media de la lengua con la cuchara
  • Hacer una pausa entre cada cucharada
  • Es importante que la persona esté acompañada por si hay algún atragantamiento.

 

 

 

Referencias

  1. MacKay AP, Valles-González B. Discapacidad y derechos humanos: una mirada desde la práctica fonoaudiológica. En: Morales Aguilera P, Rodríguez Llona MA, compiladoras. Los derechos humanos hoy: reflexiones, desafíos y proyecciones a 70 años de la declaración universal (1948-2018). Santiago de Chile: RIL editores; 2018. p. 359-381.
  2. https://www.esparkinson.es/wp-content/uploads/2022/02/2_PROTOCOLO-LOGOPEDIA_WEB_FINAL.pdf

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2022 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada