Busca:   en:
Inicio > Revista

El Trastorno del déficit Atencional, ante la Diversidad. (Parte I)

El docente debe dar respuesta a los diferentes ritmos y estilos de aprendizaje con una atención más individualizada, con sistemas de detección y tratamiento de las particularidades de cada alumno y alumna, deberá emplear metodologías para una atención más eficaz de la diversidad. Sin lugar a duda contamos con grandes carencias y limitantes, empero, el maestro deberá ingeniárselas y buscar apoyo de los padres y madres de la familia, de la dirección y de diferentes grupos de profesionales.

Es básico plantear caminos para que las potencialidades de los estudiantes encuentren un lugar donde desarrollarse plenamente y por tanto la comunicación, el diálogo y una actitud de empatía son relevantes como bases del proceso de aprendizaje, favoreciendo en todo momento los entornos de convivencia positiva, donde los mismos estudiantes inicien reconociéndose como seres únicos e irrepetibles, y puedan desde su perspectiva también reconocer y aceptar a sus compañeros de aula y las diferencias individuales.

El aula es el espacio privilegiado donde se concretan los procesos de enseñanza y aprendizaje en las dimensiones cognitivas y de actitudes, es decir, es el aula el espacio propicio donde el estudiante desarrolla sus potencialidades intelectuales, afectivas y socializadoras mediante el trabajo facilitado por el docente y que se relaciona directamente con el grupo de compañeros y compañeras que le acompañan.

Para lograr lo anterior, el niño y la niña junto con el docente requieren necesariamente de una aula rica de estímulos, donde se le permita mirar, tocar, imitar e inventar, donde igualmente se le escuche, se le entienda y se le valore como persona; necesitan sentirse seguros y confiados y esto solo lo da un ambiente estable, planificado y sobre todo muy humanizado donde los contenidos mismos tomen valor desde la cotidianidad de ellos y ellas.

Esto sin duda alguna le permitirá al estudiante construir su propia identidad, su proyecto de vida, su desarrollo como persona, le permitirá aprender a ser y esto le llevará ha convivir, de modo tal que sea partícipe de la diversidad.

El docente debe dar respuesta a los diferentes ritmos y estilos de aprendizaje con una atención más individualizada, con sistemas de detección y tratamiento de las particularidades de cada alumno y alumna, deberá emplear metodologías para una atención más eficaz de la diversidad. Sin lugar a duda contamos con grandes carencias y limitantes, empero, el maestro deberá ingeniárselas y buscar apoyo de los padres y madres de la familia, de la dirección y de diferentes grupos de profesionales; todo esto para que le permitan flexibilizar la organización de tiempos y horarios, la relación directa con la familia y por supuesto la capacitación permanente que le permita estar renovando sus conocimientos y compartiendo con otros afines las diferentes experiencias.

El maestro de por sí se ha caracterizado por su creatividad ante la resolución de diferentes conflictos, desde siempre ha trabajado en ocasiones con grandes limitantes de recursos, materiales y demás y ha salido adelante, sobre todo por el gran sentido de responsabilidad y honestidad ante sus discentes y ha comprendido que ser maestro es más que ser un funcionario de una institución, que esta profesión encarna un sentido de humanidad y servicio social y que su fin último son los educandos.

Para atender la diversidad como debe hacerse el profesional en educación deberá tomar en cuenta los siguientes criterios:

1-Plantear un ambiente que favorezca la libertad en donde el niño y la niña puedan conocer su propia imagen, que puedan expresarse, que puedan elegir y decidir.
2-El niño y la niña necesitan ser tratados con justicia y respeto, necesitan sentirse queridos y escuchados en sus necesidades.
3-Necesitan aprender a vivir valores básicos y universales que facilitan la convivencia humana, tales como: igualdad, libertad, justicia y yo diría ante todo que tolerancia, aceptación y respeto.
4-Romper con la idea de que lo diverso son aquellos casos que hay que diagnosticar ante una situación particular, más bien, entender la diversidad como lo natural.
5-Es de gran importancia crear un clima afectivo (recordemos que lo afectivo es lo efectivo). La diversidad afectiva y emocional es el primer ámbito en que somos diversos.
6-Un clima afectivo propicia la posibilidad de disfrutar con el propio esfuerzo en el proceso personal del aprendizaje y le permite al estudiante accesar a sus compañeros y compañeras como personas diversas respetándolas y entendiéndolas como son.
7-La escuela lúdica, divertida debe apropiarse nuevamente del sentir de los maestros.
8-Lo lúdico, lo divertido no es incompatible con la responsabilidad, todo lo contrario, precisamente por medio del juego podemos cultivar valores importantes como la responsabilidad, la honestidad, la sinceridad. Podemos enfrentar al estudiante a la resolución de conflictos y aceptar el error o equivocación, esto preparándolo ante cualquier fracaso.

De ahí la importancia y necesidad de no etiquetar a los niños o niñas que presentan algún tipo de necesidad educativa especial, como por ejemplo el trastorno del Déficit Atencional, pues actualmente es la diversidad lo que impera, lo natural, lo cotidiano; no existen por tanto dos seres exactamente iguales.
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada