Busca:   en:
Inicio > Actualidad

No te rindas.

Hoy esperaba las noticias de un chaval que se juega, en un trozo de papel, pasar a un nuevo curso y seguir remando con la ayuda de un verdadero enseñante. Si finalmente sucumbe a las inhabilidades que le generan su TDAH (trastorno por déficit de atención con hiperactividad) es posible que pierda su billete de tren con destino a un mundo de posibilidades. Hoy esperaba además que una lesión de un padre fuera respetada y se le aportase la correspondiente aportación económica por causa de una larga y delicada baja laboral, pero parece ser que la empresa es insolvente. Por tanto, difícilmente cobrará su deuda, a pesar de los muchos años que ese padre ha cotizado y pagado a tantos políticos que manejan los recursos del Estado con impuestos no consultados y que han despilfarrado el sudor de este trabajador y el de muchos otros en erigir nefastas políticas de empresa y engordar a la maloliente y cínica banca. Hoy esperaba que una amiga, madre de ese niño perdido y esposa de ese buen hombre sencillo e inocente me llamase para contarme que todo iba bien. Al final de la jornada leí su e-mail. Las esperanzas fueron rotas, silenciadas, ahogadas y tumbadas a la fuerza, pues una vez más la maldita crisis ni siquiera respetó las ganas que esa madre ponía en su día a día en un trabajo hallado hace un año y por el que regalaba sonrisas a diestro y siniestro, ayudaba con mucho esmero a sus compañeras de trabajo y, sobre todo, ofrecía mucho amor a gente cansada, enferma y desgastada por los muchos años de galopar en esta España nuestra y que finalmente por unas circunstancias u otras cayeron en la granjerización del rebaño viejo de una residencia cualquiera. El Dios inmisericorde empresarial ha conseguido que se le rescinda el contrato. En consecuencia, ninguna aportación económica recibe esa familia que, como tantas otras, además de intentar llenar la despensa tiene que hacer frente a la hipoteca. Demasiadas esperanzas rotas en un único día. Espero amiga que esa tormenta oscura y pesada se aleje pronto y deje tras de si un arco iris de esperanza. No te rindas jamás amiga del alma. «No te rindas que la vida es eso, / Continuar el viaje, / Perseguir tus sueños, / Destrabar el tiempo, / Correr los escombros, / Y destapar el cielo». (Benedetti)

http://www.hoy.es
13/09/2010

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2021 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada