Busca:   en:
Inicio > Actualidad

La asimetría del cerebro mantiene la memoria

El cerebro de la Drosophila es asimétrico, al contrario de lo que ocurre en la mayor parte de los invertebrados. No se conoce bien el papel de la asimetría estructural del cerebro y determinadas funciones cerebrales, como puede ser la lateralización de la actividad cerebral o en el lenguaje.

Alberto Pascual, del Laboratorio de Investigaciones Biomédicas del Hospital Universitario Virgen del Rocío, de Sevilla, ha descubierto que algunas moscas silvestres sí que presentan asimetría cerebral. Los resultados del trabajo se publican hoy en Nature.

El investigador ha recordado que el cerebro humano es asimétrico y la asimetría varía de un individuo a otro, dependiendo de la información genética y de los factores ambientales. Por eso, el descubrimiento de Pascual sirve para disponer de un modelo para estudiar las alteraciones cerebrales en el humano, "aunque salvando las distancias".

En el modelo analizado existen unos tipos de memoria muy básicos, "pero son de gran utilidad para el estudio de procesos elementales que no se podrían valorar en otros modelos de experimentación, como el ratón o el hombre".

Se ha descubierto que el cerebro de la Drosophila es asimétrico y que existe una pequeña proporción de moscas que presentan simetría cerebral. "La presencia del cuerpo asimétrico es la que confiere esa diferencia estructural del cerebro".

Se ha establecido una comparación entre ambos grupos de moscas y se ha constatado que las que presentan simetría cerebral carecen de memoria a largo plazo. Pascual ha indicado que el cerebro de la mosca y el humano son demasiado lejanos como para establecer analogías. Por eso, no se puede decir que el cuerpo asimétrico está presente en el hombre. "Lo que sí podemos afirmar es que, por ejemplo, en la esquizofrenia el cerebro pierde asimetría estructural y la pérdida de asimetría se correlaciona con el deterioro de la memoria".

Parece ser que en los sujetos añosos el cerebro trata de compensar la pérdida de neuronas eliminando la especialización de las regiones y convirtiéndolas en redundantes, lo que provoca todo tipo de enfermedades degenerativas con déficit de memoria.

Lo que pretende el equipo de Pascual es saber si la asimetría es imprescindible para generar la memoria. El trabajo ya se ha iniciado en el Laboratorio de Desarrollo, Evolución y Plasticidad del Sistema Nervioso, en Gif-sur-Yvette, en Francia, en el que trabajó Pascual, quien ha afirmado que "la ventaja de disponer de la estructura cerebral de la Drosophila es que nos permite expresar genes para ver cómo afectan a la memoria y esos resultados sí son extrapolables al humano".

Fuente: Nature 2004; 427: 605


10/03/2004

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada