Busca:   en:
Inicio > Actualidad

Enfermos por el ruido

El ruido es el contaminante más común en la ciudad. Los buseros y dueños de negocios son los más denunciados en la fiscalía por este delito ambiental.

El audiometrista y jefe del área de salud metropolitana, Diógenes Chávez, señala que al menos 60 mil sampedranos tienen problemas de audición por su exposición permanente a sonidos ensordecedores.

Apuntó que la mayoría de los afectados desconoce que sufre la enfermedad porque no acostumbra a visitar el médico por este padecimiento. Los expertos aconsejan que toda persona, debe someterse a un examen de audiometría, por lo menos una vez al año.

La contaminación sonora provoca la hipoacusia o sordera inducida por el ruido.
La enfermedad comienza a manifestarse después de los 40 años pero las causas se originan en la adolescencia y niñez.

Estas lesiones o daños en el aparato auditivo son irreversibles, por eso es importante que las personas expuestas en forma prolongada a ruidos arriba de los 85 decibeles –grado o nivel del sonido- se protejan.

¿Quiénes son las víctimas?
En el campo laboral, los obreros de las maquilas corren el mayor riesgo. Le siguen los adolescentes que escuchan música con audífonos y frecuentan discotecas y los niños en cuyas casas acostumbran mantener el televisor y equipo de sonidos a alto volumen.

Como víctimas secundarias están las personas que en calles o autobuses se cruzan con altoparlantes que emanan sonidos ensordecedores, dijo Chávez.

Chávez agregó que muchas empresas han adoptado medidas de seguridad ocupacional con el objeto de proteger a sus empleados están expuestos diariamente al ruido.

Estas medidas deben ser dirigidas a prevenir la sordera inducida por el ruido, ya sea manteniendo los sonidos por debajo de los niveles que se consideran peligrosos o proporcionando al personal los protectores individuales adecuados.

No tiene cura
En pleno siglo 21 no existen pruebas evidentes de que algún medicamento o tratamiento pueda curar este padecimiento, o por lo menos detener su evolución.

El especialista explicó que quienes sufren de hipoacusia registran un daño interno en el aparato auditivo. Comienza con un zumbido leve, que con el tiempo se agudiza hasta convertirse en crónico. Es allí cuando la persona pierde el sentido y tiene que recurrir a la prótesis auditiva.
Un trauma acústico simplemente puede contraerlo una persona que reventó un cohete en Navidad o detonó una arma de fuego sin protección.

Alerta
Dada la magnitud del problema, las escuelas y colegios bilingües exigen el examen de audiometría a sus alumnos. Esta evaluación le sirve a los maestros para detectar cualquier anormalidad en el aprendizaje del menor.

La prevención de la hipoacusia forma parte de la orientación estudiantil que se hace a los que tienen la oportunidad de asistir a un centro educativo privado. No ocurre así en los públicos, donde no se exige este requisito, pese a que los problemas auditivos son más comunes. La causa: falta de conciencia de los adultos.

Las autoridades educativas argumentan que la mayoría de estos estudiantes pertenecen a familias de bajo nivel cultural y en sus casas, por lo general, no se practican los buenos hábitos.

Los jóvenes escuchan música y ven televisión sin ninguna supervisión. Hay quienes hasta duermen con los audífonos puestos y nadie se percata del grave daño que la persona se está ocasionando.

Fuente:La Prensa


13/05/2004

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada