Busca:   en:
Inicio > Actualidad

Aprenda cómo volver la desventaja en su favor

Mis maestros pensaban que era simplemente flojo porque, en ese entonces, la gente no comprendía mucho sobre la dislexia como en la actualidad.

Siempre que algo sale mal o uno se encuentre en desventaja, a menudo, la mejor manera de manejarlo es convertir lo negativo en positivo.

Lo aprendí pronto, mientras luchaba con la dislexia, una discapacidad del aprendizaje que afecta la comprensión de la lectura.

Dejé la escuela cuando tenía 16 años de edad, en parte, debido a mi dislexia.

No siempre podía seguir lo que estaba ocurriendo, de manera que no encontraba las lecciones interesantes y me distraía.

Mis maestros pensaban que era simplemente flojo porque, en ese entonces, la gente no comprendía mucho sobre la dislexia como en la actualidad.

Uno de mis últimos días en la escuela, el director me dijo que terminaría en prisión o me volvería millonario. Esa fue una predicción bastante asombrosa, ¡pero en algunos aspectos tuvo razón en ambas cosas!

Lo que definitivamente resultaba cierto era que yo parecía pensar de manera diferente a mis compañeros de clase, y lo había hecho desde edad temprana.

Durante mi adolescencia, me enfoqué mucho en tratar de establecer un negocio y crear algo.

Al dejar la escuela, dediqué mi energía a convertir la revista Student en una publicación nacional y una empresa rentable.

A lo largo de los años, mi forma de pensar diferente me ayudó a construir el Virgin Group y contribuyó en gran medida a nuestro éxito.

Mi dislexia guió la manera en que nos comunicábamos con los clientes.

Cuando lanzábamos una compañía nueva, yo me aseguraba de que me mostraran los anuncios y materiales de mercadotecnia.

Pedía a quienes presentaban la campaña que leyeran todo en voz alta, para probar el fraseo y el concepto general.

Si yo lo comprendía rápidamente, entonces lo aprobaba; haríamos llegar nuestro mensaje solo si era comprensible a primera vista.

Sigo revisando nuestras campañas de anuncios actualmente, de manera que hemos seguido usando lenguaje común en lugar de la jerga de la industria.

Nuestro banco, Virgin Money, no habla sobre “servicios financieros” o “destacada información interna de la industria”; más bien, sobre crear un mejor banco para todos.

Este énfasis en la sencillez y la claridad también se extiende a nuestros valores de marca: Las compañías Virgin destacan por su buen valor, validad, innovación, diversión y grandioso servicio al cliente.

Cuando me topaba con desafíos, mi equipo y yo encontrábamos una forma de eludirlos.

Durante muchos años, dirigí el Virgin Group sin conocer la diferencia entre utilidades netas y brutas.

¡Teníamos algunas reuniones de consejo extrañas! Pese a esos problemas, fuimos capaces de trabajar juntos sin complicaciones porque yo había aprendido el arte de delegar desde mi adolescencia.

Esta no es una habilidad que surja fácilmente en algunos, pero cuando uno es disléxico, se tiene que confiar en que otros realicen las tareas en su nombre. En algunos casos, eso puede involucrar leer y escribir, y así uno aprende a delegar.

Como emprendedor, aprendí que rodearme de personas que son mejores,que yo en tareas especificas me puso en ventaja porque yo era libre de enfocarme en las cosas en que era bueno.

Contratamos a personas fantásticas en todo el Virgin Group para dirigir nuestros negocios, lo cual me dio el espacio para pensar creativa y estratégicamente sobre nuevas empresas y nuevas aventuras mientras trabajaba para hacer crecer el negocio.

No fue sino hasta que era un adulto joven que realmente reconocí que tenía dislexia. Para entonces, también sabía que los desafíos pueden ser la fuerza impulsora para el éxito.

Y, de hecho, un estudio de 2005 concluyó que uno de cada tres emprendedores estadounidenses se identifica como disléxico, mientras que otros han demostrado que las personas con esta discapacidad tienden a ser excelentes en la detección de patrones y en comprender el panorama general.

Emprendedores como Thomas Edison, Henry Ford, Ted Turner y Charles Schwab tenían dislexia.

Así que si usted es disléxico, es importante que no se permita sentirse inferior solo porque no puede deletrear todas las palabras del diccionario.

Varíe sus actividades e intereses de manera que pueda descubrir sus fortalezas; en mi caso, supe que quería crear algo para hacer escuchar la voz de los jóvenes y luego me enfoque en crear una revista y un negocio para pagar las cuentas.

Incluso se cree que Albert Einstein estaba afectado por esta discapacidad del aprendizaje.

El famoso físico dijo una vez que “es un milagro que la curiosidad sobreviva a la educación formal”, lo cual es especialmente cierto si uno tiene dislexia.

No ser excepcional académicamente no significa que no se pueda ser excepcional.

Con cualquier desafío personal que usted tenga que superar, debe tener el suficiente valor para aceptar que usted es diferente.



Debe tener el valor de confiar en sus instintos y estar dispuesto a cuestionar lo que otras personas no . Si lo hace, puede aprovechar las oportunidades que otros dejarán pasar. Crea en sí mismo y use todo lo que pueda –incluidos los obstáculos– para impulsarse a lo largo del camino hacia el éxito. ¿Quién sabe lo que podría lograr?



Richard Branson



Favor enviar sus preguntas a: richardbranson@nytimes.com Incluya nombre, país y dirección de correo electrónico. Fundador de Virgin Group y compañías como Virgin Atlantic, Virgin America, Virgin Mobile y Virgen Active.

http://www.portafolio.co
28/08/2012

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2021 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada