Busca:   en:
Inicio > Actualidad

Rizzolatti: "Hay que lograr el diagnóstico del autismo antes de que el bebé nazca"

Oviedo, Eduardo GARCÍA "El autismo no es una enfermedad extraña. El gran reto que tenemos por delante es encontrar la fórmula para un diagnóstico temprano, incluso antes de que el bebé nazca".

Giacomo Rizzolatti, premio "Príncipe de Asturias" de Investigación Científica y Técnica 2011, quiso abrir ayer una ventana a la esperanza frente a una enfermedad neurológica que, diagnosticada a tiempo, logra -dijo- unos resultados siempre positivos y a veces espectaculares. Rizzolatti abarrotó el Aula Magna de la Universidad de Oviedo para hablar no tanto del autismo, asunto que le trajo ayer de nuevo a Asturias, como de los mecanismos cerebrales activados por las llamadas neuronas espejo, aquellas que de alguna manera nos ayudan a entender el mundo no tanto por comprensión sino por efecto de copia.

"No hay nada mágico en las neuronas espejo, que solo traducen la información sensorial a nuestro sistema motor", afirmó el profesor de la Universidad de Parma, en Italia. Neuronas para compartir, activadas desde que somos bebés, capaces de poner en marcha el mecanismo de la imitación.

"Las neuronas espejo son mucho más activas cuando hay imitación. Nuestra civilización se basa en ella. Esta es nuestra historia, desde Babilonia y Egipto. Y cuando imitas, lo mejoras. No es una tarea de estúpidos. Los humanos somos los únicos capaces de imitar bien, un niño de apenas dos años lo hace muchísimo mejor que cualquier simio".

En un vídeo Giacomo Rizzolatti "enseñó" los sonidos de las neuronas espejo. Chasquidos que parecían interferencias pero que eran producto de la actividad cerebral de un mono. El chasquido de coger comida, pero también el mismo chasquido cuando el mono observaba a su cuidador hacer la misma acción. "Es como un diálogo. Escuchamos las descargas cuando hay un objetivo, cuando se produce una imagen que a su vez crea un movimiento potencial. Son pura comunicación".

Las neuronas espejo se activan cuando hay una emoción, pero también cuando vemos esa emoción en otras personas. "Comprobamos que se activan las mismas áreas cerebrales que cuando la emoción es propia. Nuestra naturaleza está diseñada para compartir emociones",

La charla de Rizzolatti fue complementada con la de Stefano Cappa, presidente de la Federación europea de Neuropsicología: "Nuestro cerebro es muy plástico, la experiencia tiene un impacto enorme en la anatomía".

http://www.lne.es/sociedad-cultura
7/01/2014

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada