Busca:   en:
Inicio > Actualidad

Favorecer el lenguaje oral.

Tras las largas vacaciones, la vuelta siempre es dura. Si ya lo es para nosotros, cuánto más para los pequeños, que vuelven a la rutina tras tres largos meses de descanso. Lo es también para los que realizan el gran paso de entrar en el aula por primera vez. 

En el colegio aprenderán y evolucionarán de manera intra e interpersonal, pero el crecimiento de nuestros niños depende de todo el entorno que los rodea. Por ello, la estimulación  en el hogar es un factor de gran necesidad e importancia.

PAUTAS ESTIMULACIÓN LENGUAJE DE 2 A 7 AÑOS:

Hablad con el niño sin gritar, despacio, con frases comprensibles y directas, bien ordenadas.

Hablarle pronunciando adecuadamente las palabras, sin dejarlas a medias.

Exigidle que hable con oraciones, no con palabras sueltas. Si no es capaz de hacerlo repetid por él, correctamente lo que quiere decir.

Traducid su habla. Si vuestro hijo no pronuncia bien o no construye oraciones correctamente, debéis repetirle despacio y de forma adecuada lo que os quiere decir: así escuchará de vosotros cómo se hace con corrección.

Intentad que repita una vez cuando traducís su habla: si lo hace bien le elogiáis y si no lo hace, ya no le volvéis a insistir hasta otra ocasión.

En los niños que tienen dificultades para pronunciar o comunicarse es bueno que, aunque entendáis su habla, hagáis como que no comprendéis para reforzarle a comunicarse mejor.

Leedle cuentos o historias, ya que es una forma muy eficaz de enseñarles un modelo correcto de cómo se construyen oraciones y diferentes formas verbales.

Haced juegos al terminar las frases.

Escuchad con atención lo que os cuenta de sus experiencias.

No tratéis de imitar su habla infantil, esto le perjudicará. Habladle siempre como adultos.

Enseñad el nombre correcto de los objetos, comenzando por los más familiares: nombrar los cubiertos, las habitaciones, prendas de vestir, alimentos, electródomesticos de la casa, etc.

No le enseñéis nombres infantiles: el guau-guau, la chicha, el pio-pio… Enseñadles desde el primer dia los nombres correctos: perro, carne, pájaro…

Repasar de manera lúdica el vocabulario que va aprendiendo: ¿Cuál es el tenedor? ¿Cómo se llama esto?

Aprovechad todas las ocasiones para enseñarle el nombre de las cosas. La visita al supermercado es una buena ocasión para aprender nombres de frutas, verduras y demás productos. Haced lo mismo con cuentos, libros, con ilustraciones, páginas de internet, programas de TV en los viajes…

Dadle el tiempo que necesite para expresarse cuando pregunte o diga algo.

Prestad atención a sus intereses y gustos, haciéndole preguntas sobre ellos.

Reforzad y valorad positivamente su iniciativa conversacional.

Colocaros cara a cara con vuestros hijos para que puedan percibir vuestro interés por lo que hace o dice.

Ampliar y añadir información a lo que el niño dice, favorece el que escuche un lenguaje más ampliado acerca de ese tema, relacione objetos y acontecimientos y aprenda nuevas ideas.

Aprovechad las rutinas diarias (la hora del baño, la cena…) para hablar de lo que hacemos o describir lo que vemos, aprovechando que el lenguaje surge de manera natural, donde se producen repeticiones, turnos de palabra, adquisición de roles y mucha riqueza léxica. No podemos olvidar que aprendemos, en primer lugar a través de la experiencia, después viene la comprensión y finalmente el lenguaje en su forma expresiva más compleja.

El chupete y el biberón dificultan los movimientos de la lengua, necesarios para el habla. Cuanto antes los retiremos ,mejor. Procurad también dar alimentos que supongan un poco de esfuerzo para masticar (evitar triturados, pan blando, etc.), ya que así reforzamos la tonicidad muscular.

Es importante la forma que le damos a nuestro lenguaje, ni muy infantil (diminutivos), ni muy superior a sus capacidades. Debemos utilizar vocabulario apropiado y frases sencillas, cortas y claras.

El niño tiene que construir su lenguaje, procurad que se esfuerce y evitad que las respuestas sean siempre: si o no. Haced preguntas abiertas, ¿Qué quieres para merendar? en lugar de ¿Quieres una manzana?

Todos estos consejos son de utilidad para facilitar el proceso de aprendizaje y adquisición del lenguaje de nuestros niños.

La región.
1/11/2016

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada