Busca:   en:
Inicio > Revista

¿Es la expresión corporal una alternativa para desarrollar habilidades comunicativas? (Parte I)

La estimulación del desarrollo de habilidades comunicativas a través de las técnicas de Expresión Corporal, tiene lugar precisamente porque esta última constituye en sí misma un lenguaje y una vía para la interiorización y exteriorización de sensaciones, emociones, sentimientos y pensamientos en el individuo, que tiene entre sus ventajas englobar la sensibilización y concientización de nosotros mismos para, entre otras cosas, satisfacer nuestras necesidades de expresar, comunicar, crear, compartir e interactuar con el o los otros en la sociedad en que vivimos.
Yaima Palacio Verona | 15/10/2007
¿Es la expresión corporal una alternativa para desarrollar habilidades comunicativas?

“Una maravillosa armonía enlaza las cosas creadas entre sí, y el ojo del pintor extrae del espectáculo de la vida los elementos de su arte. El batir de las alas de un pájaro nos dará el trazado de un párpado y la ola que muere en la arena, el movimiento de una sonrisa. En el cielo he hallado reflejos aplicables a la mirada, y las flores me han enseñado actitudes para las manos”.
“Extraigamos las formas de la naturaleza, y las almas de nuestra alma”.
Leonardo De Vinci.


La utilización de las terapias artísticas y corporales ha adquirido actualmente un auge enorme, tanto para la Psicología como para otras disciplinas. Estas abordan al hombre de manera holística y reconocen el cuerpo como mediador del desarrollo, promueven cambios positivos, estimulan la creatividad y la habilidad de expresarse libre y espontáneamente. La expresión corporal es una terapia corporal que tiene como instrumento: el propio cuerpo.

La estimulación del desarrollo de habilidades comunicativas a través de las técnicas de Expresión Corporal, tiene lugar precisamente porque esta última constituye en sí misma un lenguaje y una vía para la interiorización y exteriorización de sensaciones, emociones, sentimientos y pensamientos en el individuo, que tiene entre sus ventajas englobar la sensibilización y concientización de nosotros mismos para, entre otras cosas, satisfacer nuestras necesidades de expresar, comunicar, crear, compartir e interactuar con el o los otros en la sociedad en que vivimos.

Desde el enfoque Histórico- Cultural, enfoque guía de nuestra escuela psicológica actual, se le dedica atención a las cuestiones del cuerpo de manera general. Este marco nos permite aproximarnos a una concepción de cuerpo que podría constituir en sí misma un modo de superación del dualismo de la relación cuerpo-mente que aún hoy pone barreras a las investigaciones y al desarrollo actual. Constituye actualmente una demanda, en múltiples niveles: social, profesional, científico, disciplinar, etc., ampliar la noción que tenemos acerca del cuerpo en la actualidad. Es importante también la integración de las diferentes disciplinas en función de lograr una mayor atención sobre el cuerpo y sus potencialidades para promover un mejor desarrollo humano en todos los sentidos.

El hombre es un ser corporal, portador de una psique y su esencia es histórico social. Desde la ontogenia y durante su desarrollo se encuentra inmerso en diversos grupos sociales, influenciado por el medio externo: social, natural, histórico, construido. Sus estructuras biológicas y psicológicas están en constante cambio y movimiento, incluso imperceptiblemente, desde que nace hasta que muere. Por tanto somos un cuerpo y tenemos un cuerpo, y el mismo podemos definirlo como: " Sistema viviente, que se interrelaciona con el medio exterior, crece en el espacio y/o en el tiempo, que cumple diferentes funciones, y en el caso del cuerpo humano se transforma por la historia y la cultura portada otros hombres, generación tras generación, expresándose de forma particular”. Esta definición es una aproximación elaborada por la doctora Febles en: "El cuerpo como mediador de las funciones psíquicas superiores. Hacia una Terapia Corporal”.

Conocer, tomar conciencia de cómo se va construyendo durante nuestro desarrollo, explorar cómo influyen los eventos cotidianos en esta construcción, saber cómo determina el propio cuerpo, sus potencialidades o sus habilidades, en nuestra conducta diaria y conocer cómo influye nuestro cuerpo en la comunicación, son aspectos importantes e interesantes a su vez, pero también limitados por las barreras que nos imponemos a diario, por las normas establecidas o por las costumbres formadas de generación a generación. Al hacernos partícipes de estos planteamientos nos convertimos, en alguna medida, en responsables de buscar algunas vías para promover el conocimiento del cuerpo, el trabajo consciente con el mismo, para eliminar esas barreras que impiden que vayamos más allá de la palabra. Entre las vías posibles surge la técnica Expresión Corporal, la misma ha sido utilizada por un gran número de especialistas de diversas ramas y nosotros la asumimos como una terapia corporal.

La expresión Corporal constituye en sí misma un lenguaje que logra la integración de las áreas física, afectiva e intelectual. “ La Expresión Corporal entendida como movimientos, gestos del cuerpo, es uno de los medios o potencialidades esenciales del individuo para trasmitir sus ideas, sentimientos, estados de ánimo, emociones, para representar la forma en que se percibe y elabora la realidad, donde se ven movilizados todos sus afectos como sus cogniciones” (Aguirre, 2002, p. 17)

“Nuestra vivencia cotidiana es Expresión Corporal” (Cabrera, 1998). Movernos en el espacio y en el tiempo, realizar determinadas actividades cada día, improvisar, crear, sentir y percibir todo esto, interactuar con los otros, descubrir sensaciones, sentimientos, emociones, eso es expresión corporal, es cuando el cuerpo danza por la vida con un movimiento muy propio en el que se conoce y se reconoce. “Se trata especialmente de una manifestación del cuerpo que la persona no ha codificado ni elegido” y por tanto: “Adquirir conciencia del soporte corporal de cada una de estas expresiones lleva a trabajar sobre sus manifestaciones físicas, descubriendo alternativas que se correspondan cada vez más con nuestros motivos básicos y necesidades comunicativas” (Cabrera, 1998). El uso de técnicas en las que se potencie el trabajo consciente con el cuerpo, y específicamente con la expresión del mismo ofrece una posibilidad de potenciar la formación de la personalidad en el individuo.

Constituye en sí misma una técnica valiosa, resultando a su vez una manifestación propia del cuerpo, con los vocablos comunes: explotar, hacer consciente, trabajar, comunicar, expresar. La Expresión Corporal, en toda su magnitud, lenguaje del cuerpo o técnica, adquiere incalculable valor al insertarla en el trabajo terapéutico, grupal o individual, e incluso en el trabajo docente.
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada