Busca:   en:
Inicio > Revista

Intervención Temprana en Necesidades Educativas Especiales de Trastornos del Espectro Autista de niveles Severos y moderados. (Parte IV)

No te angusties conmigo, porque me angustio. Respeta mi ritmo. Siempre podrás relacionarte conmigo si comprendes mis necesidades y mi modo especial de entender la realidad. No te deprimas, lo normal es que avance y me desarrolle cada vez más.
Lili Ortega López | 1/08/2007
V. ¿Qué nos pediría a un/a niño/a con autismo?

De esta manera, pareciera que el I.D.E.A. viene a responder el catálogo de las necesidades expuestas por APNA, Asociación Española de Padres de Niños Autistas, a través de los siguientes puntos:

Ayúdame a comprender. Organiza mi mundo y facilítame que anticipe lo que va a suceder. Dame orden, estructura, y no caos.

Referida a la dificultad que tienen los niños de poder anticipar lo que va a ocurrir, dificultad de proyectarse en el tiempo. Por lo tanto, es importante ayudarlos de diferentes modos, a través de Agendas, Pictogramas. Estos sistemas alternativos de comunicación les facilitan conocer que cosas van a suceder luego de otra. La anticipación que podamos hacer a los niños de las situaciones cotidianas es lo que los organiza en un tiempo y espacio.

No te angusties conmigo, porque me angustio. Respeta mi ritmo. Siempre podrás relacionarte conmigo si comprendes mis necesidades y mi modo especial de entender la realidad. No te deprimas, lo normal es que avance y me desarrolle cada vez más.

El mostrarse aislados, que están como en otro mundo, no significa que no estén en este mundo. Si les demostramos angustia, desconcierto se desesperan. Si les demostramos que no encontramos la forma de relacionarnos con ellos se desorganizan.

Todos los niños/as necesitan recibir, la certeza de ser comprendidos, contenidos, que les provee de cierto borde, de cierto límite, a la desorganización interna a la que se ven expuestos por su corta edad.

No me hables demasiado, ni demasiado deprisa. Las palabras son "aire"que no pesa para ti, pero pueden ser una carga muy pesada para mí. Muchas veces no son la mejor manera de relacionarte conmigo.

La necesidad de comprender las cosas a través de situaciones concretas que presentan los niños con autismo están relacionadas con la dificultad que presentan en la comprensión del lenguaje, requerirán que las cosas les sean explicitadas de forma simple y con apoyatura visual. Suelen registrar mejor las imágenes que las palabras.

Como otros niños, como otros adultos, necesito compartir el placer y me gusta hacer las cosas bien, aunque no siempre lo consiga. Hazme saber, de algún modo, cuándo he hecho las cosas bien y ayúdame a hacerlas sin fallos. Cuando tengo demasiados fallos me sucede lo que a ti: me irrito y termino por negarme a hacer las cosas.

La baja tolerancia a la frustración, está relacionada entre cosas con la imposibilidad que tienen de anticipar las situaciones. Imposibilitados de darse cuenta que las cosas no siempre resultan del mismo modo. Con la inflexibilidad que los caracteriza, con la dificultad de tener en cuenta otros puntos de vista; sin embargo poder atravesar situaciones de frustración es lo que nos permite ser tolerantes y convivir con los demás. Si bien es cierto que los niños con autismo requieren de que se vean intensificadas las situaciones de satisfacción frente a los aprendizajes, como todos los niños, también deben conocer el límite, el borde, regulando la frustración para facilitar los procesos de aprendizaje, pero presente dicha frustración en los procesos de aprendizaje, como un aprendizaje más de las relaciones sociales.

Necesito más orden del que tú necesitas, más predictibilidad en el medio que la que tú requieres. Tenemos que negociar mis rituales para convivir.

Los rituales son aquellos que les dan en la repetición placer y seguridad, hablamos de esas cosas que preferiríamos que no estuviesen presentes en ellos a cambios de momentos de mayor conexión.

Sin embargo todos los niños requieren de esos momentos de privacidad, de estar ensimismados en un juego, con un juguete, en una situación. Dejarles a los niños con autismo tener sus momentos de rituales, movimientos estereotipados, etc, y poder esperar el después para que nos acompañen en lo que le queremos proponer. En otras palabras, son los mismos pedidos y las mismas respuestas. Negociar para convivir mejor.

Me resulta difícil comprender el sentido de muchas de las cosas que me piden que haga. Ayúdame a entenderlo. Trata de pedirme cosas que puedan tener un sentido concreto y descifrable para mí. No permitas que me aburra o permanezca inactivo.

Todas las actividades planteadas deben ser graduadas de menor a mayor complejidad, evaluando los aprendizajes, mediando entre lo ya aprendido y lo que potencialmente es capaz de hacer, la graduación de los contenidos provoca eliminar las conductas impacientes y de frustración y así, tener un escenario en que se comprendan con sentido los quehaceres de la vida.

No me invadas excesivamente. A veces, las personas son demasiado imprevisibles, demasiado ruidosas, demasiado estimulantes. Respeta las distancias que necesito, pero sin dejarme solo.

En el mundo de las personas autistas se necesita claridad y tranquilidad para entender nuestro mundo, debemos dosificar los estímulos, muchos de nuestros pequeños autistas, presentan aversión a ciertos estímulos sensoriales, por lo tanto necesitan que respetemos y conozcamos sus demandas para mejorar su calidad de vida.
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2020 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada