Busca:   en:
Inicio > Revista

Perfil del profesorado. (Parte II)

Las capacidades son elementos clave en el estudio de las competencias y ambas son las que permiten hablar de perfiles, pero resulta evidente que siendo ambas complementarias se deberá priorizar las competencias ya que son generadoras de capacidades.
Gaspar Ferrer Soria | 15/04/2008
¿QUÉ BUSCAMOS EXACTAMENTE?

Podríamos decir que el perfil no es más que:

La descripción de una serie de competencias que son precisas para realizar un trabajo bajo las exigencias de calidad total. El perfil sería lo que hace a una persona competente para poder competir.

Pero eso, sin ser falso, sería simplificar las cosas al ámbito de la competitividad y no creo que sea el aspecto que más nos interesa.

Más bien creo que para poder establecer claramente de qué hablamos al intentar establecer un perfil del profesorado deberíamos empezar por distinguir los conceptos de capacidad y competencia que lo condicionarán y lo determinarán
Capacidad: Indica el final de un proceso en el que se han puesto en juego los conocimientos, procedimientos, actitudes y valores para realizar una tarea.
Competencia: Es un proceso flexible y polivalente que va enriqueciéndose en un camino sin descanso, generando nuevas capacidades y logrando competencias de otro signo. (ya los distinguía la psicología de los años 60 cuando se refería a inteligencia cristalizada e inteligencia fluída).

Las capacidades son elementos clave en el estudio de las competencias y ambas son las que permiten hablar de perfiles, pero resulta evidente que siendo ambas complementarias se deberá priorizar las competencias ya que son generadoras de capacidades.

Las competencias tendrán valor si se construyen desde el aprendizaje significativo y además se apoyan en un constructivismo que anuncie un plan inacabado; las competencias se revisan, desaparecen, se renuevan de acuerdo a las exigencias individuales convertidas en necesidades personales. En estos logros, es el sujeto quien va construyendo el edificio de los conocimientos, ayudado por la acción orientadora, incentivadora, evaluadora, etc. de los formadores. Tal competencia hay que contemplarla como una espiral centrífuga y de desplazamiento ascendente ya que si la situación lo requiere y existe el esfuerzo se conseguirá la competencia necesaria para alcanzar el éxito en el desarrollo de un trabajo profesional. Pero el sujeto no se queda aquí, ni debe hacerlo si se piensa en el cambio constante del mundo y, lo que es más importante, si se admite como imprescindible la Formación Permanente.
A b i e r t o
Colaborando con el YoMeQuedoenCasa ofrecemos:

5% de descuento en todos los libros digitales (Ayuda eBooks)

Gastos de envío GRATIS en compras superiores a 19,90€ (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2020 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada