Busca:   en:
Inicio > Revista

Psicóloga sorda peruna lanza paradigmas a las personas sordas adultas para formarse de acuerdo a la incidencia política de la inclusión social.

Buscamos condiciones de igualdad de oportunidades y trato digno para que las personas sordas adultas tengan avances; por lo que hago un llamado para que se cumpla esta incidencia política.
Cecilia Silva Flores | 15/09/2008
Psicóloga sorda peruna lanza paradigmas a las personas sordas adultas para formarse de acuerdo a la incidencia política de la inclusión social.

Las personas sordas adultas son un grupo minoritario dentro de otra mayor y el problema de comunicación con otras personas oyentes, se da en los ámbitos educativos y sociales; lo que tiende a impedir que se realice completamente, condenándola a la inadaptación y otras formas sutiles de incapacidad.

Por tal motivo, los gremios de personas sordas adultas que exigen derechos, tienen que complementarse con los deberes para si, buscando cambios de paradigmas que en particular están relacionadas con las políticas educativas que orientan en la formación, y estas conducirían a:

. Nivelarse académicamente con estudios no escolarizados de secundaria apoyados por los equipos SAANEE que integran los especialistas.

. Ser capaces de cultivar valores espirituales y estéticos, que procure una sana promoción de salud fisica,mental y emocional.

.Comprometerse a ser productoras para si mismas desde el punto de sus habilidades, aprendizajes y destrezas, con búsqueda permanente de conocimiento.

.Ser personas solidarias que indaguen nuevas formas de cooperación donde apoyen la calidad de vida, a partir de un desarrollo humano sostenible y social.

Sin duda , la tarea empieza porque pedimos a la sociedad civil que se le de importancia a la persona y no a la discapacidad, tratando que no se sienta limitada debido a su handicap y su forma de comunicarse, para así evitar la burla, la exclusión; dado que se dan expectativas extremas donde las altas provocan frustración y las bajas generan pesimismo.

Buscamos condiciones de igualdad de oportunidades y trato digno para que las personas sordas adultas tengan avances; por lo que hago un llamado para que se cumpla esta incidencia política.

El gremio de personas sordas jóvenes y adultas tiene la obligación moral es hacer factible estos puntos mencionados, dado que la incidencia política requiere de una visualización global con claridad sobre la misión a articular derechos y deberes que son casi “obligatorios” a cambios de comportamiento, actitudes y tradiciones que resolverán los problemas conceptuales de las mismas, con relación a la inclusión social

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2021 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada