Busca:   en:
Inicio > Revista

Rehabilitación vocal en las disfonías funcionales.

En este artículo presentamos los lineamientos general de una rehabilitación vocal en lo que llamamos disfonía funcional, pero siempre teniendo en cuenta la influencia emocional que emerge en cualquier desequilibrio que afecta al ser humano.
Laura Neira | 14/03/2006
Día a día nos convencemos un poco más que la llamada disfonía funcional tiene una incidencia emocional fundamental la que, en oportunidades, es tan o más importante que el mal uso o abuso de la función vocal en sí.

En toda disfunción aparece una alteración del tono muscular general del individuo cuya magnitud dependerá de factores internos y externos que traban el libre paso de la energía respiratoria y muscular. A esto no están exentos la laringe y todo el aparato fonador, sufriendo por ende sus consecuencias, llegando así a una DISTONIA.

Recordemos que toda distonía de la musculatura respiratoria y emisora altera consecuentemente la función vocal trayendo aparejado una DISFONIA.


DISTONIA = DISFONIA



Entendemos por disfonía cualquier alteración o desequilibrio de algunas de las cualidades vocales básicas de la voz las cuales son: - altura o tono; - intensidad o potencia y -timbre.

Al ser los repliegues vocales dos músculos del cuerpo humano cuyo contacto entre sí produce música, todas las cualidades parten de este concepto. No nos olvidemos que hablar es también emitir música y una voz equilibrada (EUFONICA) canta mientras habla. La voz disfónica, en cambio, ha perdido ese delicado equilibrio que altera el Producto Vocal Audible (P.V.A.) o sea lo que sale y lo que se escucha.



OBJETIVOS DE LA REHABILITACIÓN

Nos proponemos cumplir estos objetivos con un programa que abarque las necesidades globales de una rehabilitación vocal y, por otro lado, con un entrenamiento individualizado que cubra los requerimientos propios de cada sujeto en cuanto a modificación del hábito fonatorio y a pautas vocales higiénicas a tener en cuenta en situaciones de extremo uso o abuso de la voz. Agregamos a esto conciencia de aquellas situaciones de tensión muscular, no sólo externa (contracturas, nudos y demás) sino internas que bloquean el libre discurrir de las energías respiratoria y por ende fono-resonancial.



PROGRAMA BÁSICO DE TERAPEUTICA VOCAL

1- Optimización respiratoria.
2- Emisión despejada.
3- Configuración del tracto.
4- Resonancia adecuada.
5- Concientización y automatización del mecanismo.
6- Cuidados posteriores .


1- Optimización respiratoria: Ya es conocido el cambio que el paciente debe tener, no sólo, del tipo respiratorio sino de la actitud ventilatoria. Esto significa que, ante ciertas situaciones conflictivas o de tensión una de las cosas que primero se bloquean es la respiración. No olvidemos que el "angostamiento" que produce la angustia (angosto) estrecha caminos y quiebra la voz, la diplofoniza, la vela. Al respirar desde la base de los pulmones (tipo costodiafragmático ántero-posterior) la emisión adquiere un colchón de aire en donde apoyarse y así funcionar como la base de la colocación vocal en la máscara de resonancia.

2- Emisión despejada: Este cambio de actitud respiratoria integra en su mecanismo al órgano de doble función (respiratoria y fonatoria) que es la laringe (generador de la voz). Abrir el tubo respiratorio es abrir el tubo vocal el cual, en definitiva, es su continuación. Esta apertura de la zona logra una eutonía de los músculos de la laringe dando la posibilidad a los repliegues vocales de obtener una emisión despejada de tensiones asociadas en la estructura muscular laríngea cuya única función en la emisión del sonido debe ser acompañar al delicado mecanismo cordal y no interferir en la fonación desde estas tensiones no deseadas.

3- Configuración del tracto: Al configurar un tracto vocal (desde labios hasta base pulmonar) muscularmente en equilibrio, no sólo los repliegues vocales tendrán la posibilidad de obtener una óptima vibración, sino que este tracto contribuirá a la eufonía con una adecuada articulación de la palabra la cual brinda claridad al mensaje y posibilita el logro del camino resonancial hacia la zona de Mauran, el paladar y la máscara.

4- Resonancia adecuada: Este es el último escalón en esta escalera sonora. Los
resonadores son los amplificadores naturales del sonido. Cuando éste es
disfónico aquellos prácticamente no trabajan. Un sonido esencial debe
localizarse en ellos (impostación vocal) para poder proyectarse hacia el exterior
con toda la belleza sonora de una buena voz (eufónica) que conserve su brillo y
permita fluidez de mensaje.
El uso de los resonadores se logra con un adecuado envío de la columna
aérea hacia arriba, la que primero generará la vibración cordal para luego
permitir este ascenso a los resonadores.


5- Concientización y automatización del mecanismo: A medida que el paciente sienta las mejorías y el placer que causa una emisión eufónica tendrá mayor conciencia de los caminos a seguir para mantener estas pautas vocales, para, con el tiempo, llegar a automatizar el mecanismo vocal correcto.

6- Cuidados posteriores: Se seguirán las pautas de higiene vocal que el logopeda aconseje. Estas serán generales e individuales de acuerdo a cada paciente.

 

Referencias

- Chung-Tao-Cheng, S., "El tao de la voz", Gaia, Madrid, 1991

- Morrison, M. Rammage, L. "Tratamiento de los trastornos de la voz", Masson,1996.

- Neira, Laura "La voz hablada y cantada" Puma Bs. As. 1996/8.

Venta especial

hasta
50% de descuento

en libros y juguetes seleccionados*
Pedidos del 20 al 24 de noviembre . Sujeto a existencias. Aplican restricciones. Ver ofertas
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Imprimir Imprimir

Compartir en:

compartir FaceBook

OTROS TEMAS

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2018 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada