Busca:   en:
Inicio > Revista

La educación inclusiva

Cada persona es única, por tanto, los profesores no deberían tratar a todos por igual. Cada persona tiene un ritmo de aprendizaje distinto, un contexto familiar, motivaciones e intereses diferentes y el diseño curricular debe ser accesible para todos y cada uno de los estudiantes y no que el alumno se ajuste al diseño curricular.

Un sistema educativo de calidad pone atención en aquellos alumnos o grupos que pueden ser marginados o que son vulnerables para que puedan desarrollar su potencial.

La educación inclusiva pretende atender las necesidades de todos los niños, jóvenes y adultos considerando especialmente a aquellos en los que puede existir un riesgo de exclusión social. No sólo es prestar atención a los alumnos con alguna discapacidad, la educación inclusiva no distingue razas, condición social, cultura o religión entre otros aspectos.

Se basa en el principio de que cada niño tiene características, intereses, capacidades y necesidades de aprendizaje distintas, por lo que la educación debe ser una aproximación estratégica diseñada para facilitar el aprendizaje exitoso para todos los niños.

 

Educación Inclusiva

Educación Tradicional

Se analizan las características de cada estudiante para determinar los apoyos que serán necesarios

Se diagnostica a cada alumno para determinar una categoría y solucionar el déficit de aprendizaje

Se centra en la clase

Se centra en el estudiante

No utiliza programas especiales para determinados estudiantes

Su programa no considera adaptaciones

Dentro del aula se responde a las necesidades de cada alumno

Predomina la autoridad del profesor

Impulsa la igualdad de oportunidades en base a la solidaridad y al fomento de la participación

Su prioridad es el desempeño académico

Promueve la inclusión en todos los ámbitos laborales y sociales

Busca la educación integral

Los profesores plantean objetivos que signifiquen un reto para los alumnos pero que no sean imposibles

El alumno tiene un papel pasivo donde el maestro habla y los estudiantes escuchan

 

Algunas escuelas no están preparadas para que los alumnos con discapacidad accedan a las instalaciones. Hay profesores que no tienen la preparación suficiente para resolver la diversidad que se pueda dar en el aula. En otras ocasiones las escuelas no se pueden adaptar a las necesidades de los estudiantes por falta de financiamiento.

Para que la educación sea de calidad es necesario conocer a los alumnos, considerando a cada persona como un individuo con sus particularidades y fomentar el pensamiento crítico, logrando que todos los alumnos se planteen problemas y soluciones. En la evaluación los profesores también deberán considerar las particularidades de cada alumno. Los papás tienen participación en la educación, por lo que se debe de establecer una relación positiva de colaboración donde exista el respeto, la reflexión, la empatía, la escucha activa y proactiva.

Cada persona es única, por tanto, los profesores no deberían tratar a todos por igual. Cada persona tiene un ritmo de aprendizaje distinto, un contexto familiar, motivaciones e intereses diferentes y el diseño curricular debe ser accesible para todos y cada uno de los estudiantes y no que el alumno se ajuste al diseño curricular.

La finalidad de la educación inclusiva es brindar educación a todos de una manera armoniosa, sin conflictos significativos y que extraiga el máximo potencial de cada persona.

El resultado será individuos con sentido democrático, con un espíritu crítico y de cooperación

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2021 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada